A mi hija no le gusta leer, ¿ Qué puedo hacer ?

martes, 29 de agosto de 2017

Cuando pienso en mi infancia y adolescencia, uno de los mejores recuerdos que tengo, es el de leer cuantos libros quería... Por eso, tener una hija que no siente ese amor por la lectura, resulta algo frustrante... A mi hija no le gusta leer y, yo me planteo, que puedo hacer al respecto.



¿ Porqué es importante leer ?

Sin duda, uno de los avances más importantes para nuestros hijos, es el desarrollo de la lectoescritura. Aprender a escribir y leer es todo un reto para ellos, ya que supone un paso más en la comunicación y en la relación con otros individuos a través de canales diferentes al lenguaje.

Leer nos permite aprender cosas nuevas, fomenta la curiosidad, amplia el vocabulario, facilita la capacidad de concentración, etc. Los beneficios de la lectura son muchos, no solo a nivel cognitivo e intelectual, sino también a nivel emocional, ya que leer es uno de los pequeños placeres que todos nos podemos permitir.


Y entonces, si tan guay es leer, ¿ Porqué mi hija no quiere ?

Cada niño podrá tener sus motivos, pero en general, suele ser una falta de motivación, que muchas veces vean la lectura como una obligación más que como una opción de ocio. 

Leer, sobre todo al principio, supone un esfuerzo para los niños que, sumado a la sociedad actual, que promueve poco el esfuerzo, hace que muchos niños pasen olímpicamente de poner empeño en la lectura.

También el hecho de que existan otras opciones que requieran menos concentración, como tablets, televisión y videojuegos, va en detrimento de la lectura


¿ Como puedo fomentar el gusto por la lectura ?

El consejo que suelen dar todos los especialistas ante está pregunta, suele ser el mismo: Predicar con el ejemplo. Como consejo, no está mal, pero si esperáis que por veros leer, vuestros hijos se conviertan en avezados lectores, igual acabáis decepcionados. En nuestro caso, en casa leemos mucho y eso no ha influido para nada en nuestra hija

Cosas que podemos hacer para fomentar la lectura:
  1. Leer con ellos. Cuando Alex empezó a leer en el colegio, un truco que usábamos era la lectura conjunta: ella leía una frase ( o unas cuantas palabras ) y yo otra. Así, podemos ir reforzando el vocabulario, ayudarles con las palabras más complicadas y aprovechar para pasar un rato en familia de calidad
  2. Dejarles escoger: ¿ Hay algo más aburrido que un libro que te obligan a leer ? Si les dejamos libertad, seguramente les resultará más agradable leer. Lo único que deberemos mirar, es de ofrecerles opciones adecuadas a su edad, ya que los libros demasiado fáciles o difíciles, también puede ser desmotivadores. Una actividad perfecta, puede ser ir a la librería en familia a ojear las novedades y loas diferentes opciones de lectura.
  3. Explorar opciones menos convencionales: Leerse todos los libros de harry Potter está muy bien, pero igual no es lo que nuestro hijo/a necesita en ese momento o no es lo que más le llama la atención. Los cómics son una forma diferente de introducir a los peques en el mundo de la lectura... Y seguro que por casa tenéis más de uno de los libros de Tíntin o de Asterix y Obelix 
  4. No obligar. Si a estas alturas ya estamos concienciados en no obligar a comer, con la lectura pasa lo mismo. Si la lectura, en lugar de una actividad placentera, se convierte en obligación, seguramente no les interesará lo más mínimo
  5. No comparar: ay! Que difícil es para las madres este punto!!! A mi me da envidia los padres de niños que son ávidos lectores, pero imagino que a mi hija no le haría ninguna gracia sentirse comparada con otros niños y más, si ella es la que sale desfavorecida.

¿ Y si nada de esto funciona ?

Y si nada funciona, pues tampoco hace falta desesperarse. cada uno tenemos nuestras aficiones: leer, escuchar música, dibujar, bailar... Leer es importante, si, por supuesto, pero si nuestro/a hijo/a no acaba siendo un adicto a los libros tampoco se acaba el mundo!!! Relax... Con el tiempo, es posible que descubra la magia de los libros.

6 comentarios :

  1. Yo creo que también puede influir el tema de que hoy en día nosotros no leemos. Por ejemplo, yo he leído una barbaridad hasta que he sido madre y me he quedado sin tiempo. No tengo un minuto libre para mí y cuando lo tengo, acabo en alguna red social enredada. Poco antes de nacer la niña, cambiamos mi marido y yo los libros por el Kindle, porque era imposible seguir acumulando más páginas en casa. Pero claro, de cara a mi hija, ese cacharro es como una tablet, no como sus cuentos de papel, y creo que esto aumenta la dificultad. La mía aún no lee, va camino de los 4 años, pero muestra interés por las letras y hace como que adivina lo que ve escrito por ahí (aunque se lo esté inventando por completo). Le gustan los cuentos, va sola a buscarlos para entretenerse con ellos, pero en unos años ¡a saber si nos veremos como tú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le he propuesto leer también en el Kindle, que tiene la aplicación esa de Kindle free Time para niños, pero no le motiva tampoco :-(

      Eliminar
  2. Mi hijo anda en la edad de comenzar a leer, le han encantado siempre los libros, pero leer él directamente no le gusta nada de nada, mi intención en no forzarlo, en casa leemos muuucho y él desde que nació me ha visto con un libro en la mano. Pero no le gusta leer, aunque sí que le lean libros e incluso ya largos, no cortos, le pirra que cada noche leamos dos o tres capítulos de libro que llevamos en danza. Lo que si le encanta leer y hacemos mucho son búsquedas del tesoro, donde hay notas de dos o tres frases cada una y ha de pasar cuatro o cinco pruebas, el ratón Pérez también viene con búsquedas de este tipo al igual que los reyes magos y le gusta ir escribiendo frases de las cosas relevantes que le ocurren en una libreta, creo que sin forzar conseguirá el gusto por la lectura y si no, pues como dices, otras aficiones tendrá.
    Y te recomiendo esta entrada del blog de La bichera(http://la-bichera.blogspot.com.es/2016/09/derecho-leer-en-cualquier-posicion.html ) al respecto de tu entrada y el libro que menciona lo leí y me gustó muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros le leemos mucho, desde que nació, siempre hemos leído antes de acostarnos y, ahora con la hermana, también lo hacemos... Pero lo que es coger un libro ella y ponerse a leer, como que no le sale...

      Eliminar
  3. A mí me encantaría que les gustara leer, por ahora muestran bastante interés, pero veremos a ver si cuando aprendan sigue la cosa igual. El mayor tiene 6 y está aprendiendo ahora y está muy contento porque cuando sepa vamos a poder leer juntos, cada uno su libro, y va a poder leerle a su hermano. Ojalá siga así la cosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía al principio también estaba contenta... pero como leer supone un esfuerzo, al final pasa :-(

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails