Porteando con Emeibaby Toddler. Nuestra experiencia

lunes, 15 de mayo de 2017

Hace ya varias semanas, os hablaba del porteo en niños mayores, cuales son su ventajas y que tipo de "portabebés" podemos usar... Aunque como explicaba en el post, hay muchas opciones, yo sigo siendo fiel a la Emeibaby, la mochila que me tiene enamorada desde hace años por culpa de Elo, autora de Una Maternidad Diferente y dueña, junto a Elena, de la tienda Oh, La Luna

Desde que nació Ari, he estado usando la mochila "baby" o estándar, perfecta desde el nacimiento y homologada hasta los 15kg que, en nuestro caso, son ahora con 4 años. Si bien es cierto que la mochila aguanta perfectamente, yo notaba que por la altura de mi hija, necesitábamos pasar a la Toddler ( de hecho, debería haberme pasado antes!!! ).

Desde hace poco más de un mes la hemos estado usando de forma bastante intensiva y hoy quería compartir mi experiencia con vosotr@s

En Andorra, cansa mucho ir de tiendas...



PORTEANDO CON EMEIBABY TODDLER

Como os decía, hasta hace bien poco, seguíamos usando la mochila con Ari en momentos puntuales. Aún teniendo en cuenta que era la versión para bebés, la verdad es que para ratos cortos, seguía cumpliendo con su cometido... El problema era si Ari estaba muy cansada y se dormía una siesta larga...Entonces ya, el peso se notaba más y las caderas se me cargaban, aparte que la capucha no llegaba para sostenerle la cabeza y yo terminaba inclinándome hacia adelante para evitar que fuera con la cabeza colgando.

En vista que teníamos algunos viajes a los que no me apetecía nada ir cargando con cochecito, maletas y niñas, me decidí a probar la Emeibaby Toddler de Oh, La Luna y a día de hoy, no me arrepiento para nada, ya que ha supuesto un cambio cualitativo a la hora de portear con Ari.

De turistas en nuestra propia ciudad

La mochila Toddler de Emeibaby es una mochila pensada para portear a niños a partir de 1 año aproximadamente y hasta 18kg. Todo dependerá de su altura y constitución, así que, tranquilamente nos puede durar hasta los cinco años ( de hecho, yo he llevado a Alex en ella y pesa unos 27kg ). En mi caso, Ari es una niña alta, pero delgada, y con 4 años, está en 15kg aprox
                                                      
Al haber estado usando hasta ahora otra Emeibaby, no suponía un gran cambio para mi pasar a usar una toddler  y ajustarla, pero si que ha supuesto un gran cambio para mejor en comodidad a la hora de portear.

El panel más ancho me ofrece un apoyo mejor de la espalda de Ari que, unido a una capucha también más grande, me permite cubrirla cuando se duerme. Para mi, este es uno de los puntos más importantes, ya que con el modelo estándar, al quedar el panel a media espalda, me daba sensación de inseguridad que ahora no siento.

Al tener una cintura más ancha y una conexión mayor entre el panel y la cintura, la tela se ajusta mejor de corva a corva, consiguiendo ese efecto como de sillita con el culo algo más bajo. Aunque a esta edad se mueven mucho y a veces es casi imposible conseguir que quede perfectamente puesta la tela detrás de las rodillas.

 La cintura es más ancha, por lo que también me ofrece a mi un mejor punto de apoyo a la hora de cargar el peso de Ari, que se reparte entre hombros espalda y cadera.

Aunque a estas edades la posición del niño no resulte tan importante de cara a su desarrollo, para el porteador si que es práctico conseguir un pelín la forma de M entre piernas y culete, os lo digo por propia experiencia después de portear durante horas con la Emeibaby Toddler!!!

Portear en vacaciones con niña a 38 de temperatura...

Resumiendo, las mayores diferencias entre la mochila estandar y la toddler son:

  • Un panel más alto y más ancho
  • Una cintura más ancha
  • Una conexión panel y cintura más ancha
  • Una capucha más grande


Hasta ahora, mi experiencia con la mochila Emeibaby Toddler ha sido muy buena. Tiene todas las ventajas de la mochila estándar, como es el ajuste punto por punto, la versatilidad para intercambiarla entre diferentes porteadores, un tejido resistente y la capacidad de adaptarse al crecimiento del niño, a las que podemos sumar las ventajas de una mochila toddler que nos permite portear de forma relativamente cómoda a niños mayores, una mochila ligera y con muy buen soporte.

Si tenéis claro que os gusta portear, yo creo que la inversión en este tipo de mochilas vale la pena, sobre todo, porque a medida que van creciendo los niños, necesitamos un buen soporte y una buena distribución del peso entre cadera, hombros y espalda que, con esta mochila, se logra bien gracias a su diseño, al acolchado de los tirantes y al sistema de ajuste del fular.




2 comentarios :

  1. Nosotros pasamos a la toddler con unos 12 kilos y la diferencia fue brutal. Eso sí, entre los 13 y los 15 yo ya di el porteo por acabado, porque mi bichilla no quiere ir a la espalda, sino siempre delante, y con ese peso creo que ya no hay posibilidad de ir cómoda con ninguna mochila. Ahora con 17 kilos ni la cojo en brazos si puedo evitarlo que es una mole...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves, a la mía le encanta ir a la espalda...

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails