Una casa a prueba de niños

lunes, 23 de enero de 2017

Ya hace varias semanas que he visto repetido hasta la saciedad un vídeo en Facebook donde un niño pequeño, salva a su hermano de ser aplastado por un mueble... Los accidentes domésticos en niños son demasiado frecuentes, generalmente leves, pero en ocasiones con lesiones que pueden ser graves, por eso, una casa a prueba de niños debería ser uno de nuestro objetivos como padres.


La curiosidad de los más pequeños es algo natural que les ayuda en su aprendizaje, pero a la vez también puede ser una fuente de riesgo a la hora de sufrir accidentes. Si a eso le unimos pequeños descuidos que como padres podemos tener, corremos el riesgo de que nuestros hijos se hagan daño sin querer.


¿ Como podemos prevenirlos ?

Para poder prevenir los accidentes, nos debemos anticipar. Para ello, hay que ver los posibles "puntos peligrosos" de la casa, todos aquellos que puedan resultar interesantes, pero a la vez peligrosos para nuestros pequeños exploradores.

Los enchufes donde meter los dedos, los cajones de los cuchillos, los muebles altos en los que puedan escalar, los productos de limpieza, las tijeras,... Si nos fijamos un poco, podemos encontrar muchos puntos susceptibles de causar algún daño.

En el mercado hay muchas herramientas que nos permiten proteger, por ejemplo, los enchufes con una pieza de plástico o mantener los cajones cerrados, los muebles se pueden anclar a la pared y guardar medicamentos o productos de limpieza en zonas que no sean accesibles para ellos. Como decía, es mirar la casa con ojos de niños y ver todo aquello que pudiera ser un peligro y actuar en consecuencia.



Evitar caídas y traumatismos

Uno de los accidentes más habituales son las caídas y los traumatismos. Es importante no dejar a los niños solos en sitios altos como el cambiador o la cama, aunque sean bebés, porque en un abrir y cerrar de ojos se voltean y caen al suelo ( y os lo digo por experiencia )

Importante no poner mueble debajo de las ventajas a los que puedan subirse para asomarse y, por supuesto, vigilarles si las ventanas están abiertas.

Si en la casa hay escaleras, no está de más poner barreras para evitar que puedan subir y bajar solo cuando aún son pequeños y no dominan



Quemaduras

Una buena práctica es comprobar la temperatura del agua de la bañera antes de meterlos. Se nos puede pasar de caliente y acabar escaldando a los peques. También hay que ir con cuidado al fregar platos o lavarse las manos y no dejarlas en posición de agua caliente, porque el que vaya detrás nuestro a lavarse las manos, igual acaba también escaldado!!!

Mientras cocinamos, hay que procurar girar los mangos de las ollas y sartenes para que no sean accesibles para los peques... Y si me apuráis mucho, usar los fogones de la parte de atrás antes que los de delante. También es buena idea no dejar a los peques jugando solos en la cocina cuando hay comida en el fuego.

No dejar a su alcance cerillas ni mecheros, velas encendidas, la plancha caliente, etc. Evitar que se acerquen a estufas de butano o a chimeneas encendidas.



Ahogo y asfixia

No somos conscientes de la poca cantidad de agua que es necesaria para que un niño pueda ahogarse en una bañera... Es importante no dejarlos solos en la bañera llena de agua, ya no solo por el riego de ahogamiento, sino también porque puedan resbalar y darse un golpe.

Al iniciar la alimentación complementaria, también debemos estar atentos, sobre todo, si decidimos practicar el BLW. Es importante estar con el bebé mientras va comiendo trozos y no dejarlo solo por si en algún momento necesitara un poquito de ayuda para toser.

No dejar bolsas de plástico en las puedan meter la cabeza y vigilar los juguetes que puedan contener piezas pequeñas para evitar la asfixia.



Con todo, evitar los accidentes domésticos infantiles al 100% es prácticamente imposible, aunque por suerte, la inmensa mayoría de las veces serán leves y se curarán con un beso de mamá.

No está de más tener un pequeño botiquín en casa bien surtido con algún antiséptico apto para niños, tiritas 8 de dibujitos, que curan más ), gasas estériles, suero fisiológico, etc... Pero para los casos más graves, ya sabéis, llamar al 112 donde os darán indicaciones de como actuar u os enviaran asistencia si es necesario








No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails