El burnout del blogger

martes, 24 de mayo de 2016

Todos conocemos el término "Burnout", el famoso síndrome de estar quemado... Casi siempre relacionado con el trabajo y, que queréis que os diga, yo creo que en nuestra era digital, podemos aplicarlo tranquilamente al mundo blogger y hablar del "Burnout Bloguero". Yo, mismamente, me considero ya "quemada" después de casi 7 años de blog ( que se dice rápido ).

Ser blogger no es un trabajo, no para mí al menos, aunque si hay mucha gente que se gana la vida con el en mayor o menor medida. Aún no tener ninguna obligación para con el blog, llega un momento que si te sientes "forzada", ya sea por las estadísticas, los ranquings, las visitas,... En blog se convierte entonces en algo obligado, buscando una competencia que, si te paras a pensar fríamente, te importa una mierda... Pero el ego, ese que habita escondido, ese que siempre te obliga a escribir, porque sino, no hay visitas, no hay visibilidad, no hay interacción...





¿ Como llega uno a quemarse ?

Imagino que cada uno tendrá su historia... En mi caso, a lo largo de estos 7 años han habido muchos momentos que he querido abandonar.

Seamos sinceros, todos los que tenemos un blog, queremos que nos lean, que nos comenten, tener tráfico y ser en cierto modo populares... A partir de ahí, empiezas a autoimponerte de forma absurda la obligación de publicar de forma regular, de ver las visitas que tienes, las veces que se comparte, los comentarios que te dejan... Y si hablas con otras bloggers, que te hablan de SEO, estrategias y no se cuantas cosas más que mi tecnolerdismo no alcanza a comprender, te planteas que que coño haces con un blog. Una presión autoimpuesta, estúpida e irracional

Te paras un momento a pensar... Te das cuenta que por culpa del blog, no tienes vida, no vas al gimnasio, que no haces otras cosas más que cuidar de tus hijas, escribir en el blog y andar como alma en pena por redes sociales...


Ser blogger no es tan guay como parece

Ser blogger requiere invertir tiempo, no solo en escribir, sino también en leer, documentarse, interactuar, ser accesible, responder.... Supone un desgaste a lo lago del tiempo, y muchas veces, la vida 1.0 acaba girando entorno a la 2.0.

Muchas veces me pregunto como lo hace la gente para tener 3 o 4 blogs actualizados, redes sociales y, a la vez, ocuparse de casa e hijos y trabajar fuera de casa

Si te paras a pensar, te das cuenta que eres una bloggersauria y que no tienes nada que aportar ya. Las niñas crecen, lo que empezó siendo una inquietud para hablar de maternidad ya no tiene sentido... Toca abrir nuevos temas, explorar diferentes opciones... Y la verdad, creo que no sirvo para esto y que muchas veces mi blog es un sinsentido.


¿ Cerrar o no cerrar ? esa es la cuestión

Hace unas semanas, tomé una decisión... La de dejar el blog y el 2.0

Una decisión meditada, que lleva tiempo gestándose en mi interior y que, tarde o temprano, tenía que suceder. ¿ Cuando cerraré ? No lo se... Pero tengo claro que este blog está llegando a su final... Tal vez serán aún unos meses... Tal vez me vaya de vacaciones en agosto y ya no vuelva más a este rincón 2.0.

Tal vez tomar un poco de distancia me haga verlo de otra manera y siga publicando. Lo que será el futuro del blog aún no lo se... Tal vez me lo replantee de otra forma, tal vez aprenda a pasar de esas exigencias autoimpuestas, esas que todos esperan de los bloggers,...


#Ysidejointenet

Y después de todo este rollo, me sumo de paso al carnaval de blogs de Madresfera que nos plantea que pasaría con nuestra vida y nuestra relación con los hijos sin dejáramos Internet. Porque mucho de este post va de eso, de lo que llega a absorber el 2.0. Sin que te des cuenta, se filtra en todo los aspectos de nuestras vidas, a veces para hacerlas mejores, conociendo a gente maravillosa que te aporta equilibrio, otras, para hacer que vivamos enfadados con gente que ni conocemos, discutamos por chorradas y acabemos pasando un mal día por culpa de algo absurdo e insignificante.

Si dejo Internet, tengo claro que nadie me va a echar de menos, ni el mundo se va a parar... Pero en cambio yo si voy a añorar muchas cosas: los encuentros con amigas en eventos, la posibilidad de colaborar con marcas y ofrecer sorteos, disfrutar viendo a mis hijas crear lazos de amistad con hijas de bloggers,...

Como os decía... El tiempo dirá que será de este blog...




6 comentarios :

  1. Todo tiene su momento. Quizás ya aportaste lo que debías y toca cambiar. A mí me pasó. Mis hijas han ido creciendo y mis inquietudes han cambiado. Ya no era momento de seguir y ahí lo dejé en pausa, sin cerrarme las puertas pero inmersa en otros proyectos que tb aportan a mi vida. Yo creo que es una evolución y como todo cambio en nuestras vidas, cuesta.
    Animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rebe... A mi es que cada cierto tiempo me dan estos sirocos que quiero irme del 2.0 y dedicarme a otras cosas... De momento espero llegar a verano, tomarme vacaciones y en septiembre ya decidiré

      Eliminar
  2. Yo entiendo que haya momentos que esto es muy pesado pero te aseguro que te echaremos de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que no me gusta en lo que se ha convertido el 2.0, los mamoneos, las intrigas,...

      Eliminar
  3. Yo ya te lo dije, a mi lo mejor que me ha dado el blog sois vosotras, los encuentros, ver como valeria juega con Ona, con Ari, como las ""mayores"" cuidan a las peques, como se reconocen y como le gusta estar con todas vosotros y que os considera sus amigas.

    Y yo he cerrado muchos blogs, llegué a se "bloggersauria" en otros ámbitos de los que desaparecí, pero no era lo mismo, porque aquí realmente me he llegado a sentir en familia.

    No he visto el carnaval de blogs, pero me encanta la reflexión y el tema, yo sin intenet no concibo ahora mismo muchas coasas (hasta la relación con su abuela se basa en internet, si no la vería...)

    En fin, un abrazo, estés en este blog, en el de cocina, o te vea por el barrio para tomar algo (hay que ver que no nos encontramos nunca para lo cerca que estamos) te queremos mucho LadyA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto tiene muchas cosas buenas, como darnos una tribu... pero las exigencias, la competitividad, y otras cosas, llegan a cansar y hacen que me replantee muchas cosas

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails