Hay Vida Después de los 6: ¿ Deberes si o no ?

lunes, 18 de abril de 2016

Un mes más volvemos a la carga con #HayVidaDespuesDeLos6, una iniciativa de Merak Luna para dar visibilidad a los problemas e inquietudes que surgen al criar a niños más allá de los seis años. Este mes, el tema propuesto no puede estar más de actualidad: La racionalización de los deberes.

Quiero empezar explicando nuestra experiencia, ya que creo que es fundamental para entender mi postura respecto a los deberes.

Desconozco como funcionan la inmensa mayoría de colegios y, desconozco a que deberíamos llamar " exceso de deberes ". En nuestro caso, Alex no ha tenido deberes hasta primaria y, como mucho, era un folio con sumas o restas, algún texto, ejercicios sencillos,... Nada que ocupe apenas media hora en hacerlo. Ahora está en segundo de primaria y, los deberes, siguen siendo pocos: una hoja de dictado los miércoles y otra los viernes con diferentes tipos de ejercicios. ¿ Acaso son estos deberes excesivos ? Desde mi punto de vista no. Son ejercicios coherentes con su nivel, sirven para preparar los temas y tareas de clase y refuerzan los conocimientos adquiridos.



Si me preguntaran sobre si estoy de acuerdo o no con los deberes, diría que sí, porque en nuestro colegio no abusan de ellos, así que, nuestra experiencia personal hasta el momento es buena. Seguramente, si mi hija viniera cargada de ejercicios cada día y necesitara dos o tres horas para hacerlos, tal vez mi visión sería diferente.

Sobre si los deberes son buenos o no hay muchas opiniones y visiones. Hay fervientes defensores del no que se apoyan en el funcionamiento de sistemas educativos como el de Finlandia, aunque entonces, lo que debería preocuparnos no son los deberes en si, sino el sistema educativo español que cojea y que, año tras año, saca una puntuación mediocre en el informe PISA comparado con Finlandia. Por otro lado, los defensores del si a los deberes, abogan por la cultura del esfuerzo, el hábito de trabajo y la superación.

Tal vez el camino correcto este en medio... Porque los deberes pueden ser un complemento ideal al aprendizaje de nuestros hijos siempre y cuando no supongan tareas repetitivas, que sean una ampliación de los conocimientos adquiridos en el aula y, si encima son divertidos de hacer, mejor que mejor!!!


¿ Son realmente necesarios ?

Muchos padres se preguntan si realmente son necesarios los deberes, si no es suficiente con 6 u 8 horas de estudio en el colegio para dar las materias.... Yo lo que me pregunto es si el problema no radicará en el exceso de materia que queremos abarcar en poco tiempo o si el modelo utilizado para el aprendizaje no es lo suficientemente efectivo. Creo en la utilidad de los deberes hasta cierto punto, para adquirir hábitos de estudio poco a poco y de cara a estudios más avanzados donde se requiere estudio fuera del colegio.


¿ Son realmente útiles ?

Supongo que dependerá de las tareas... Si se trata de preparar un tema en casa, de repasar algún concepto o de buscar información extra sobre los proyectos que se están trabajando, pueden resultar muy útiles en el aprendizaje de nuestros hijos. Las tareas mecánicas y repetitivas poco aportan al aprendizaje, aburren y desmotivan.

De todas maneras, como decía con anterioridad, el sistema educativo creo que falla al no poder abarcar todas las materias con suficiente amplitud.


¿ Cual es el papel de los padres ?

Está claro que los profesores son los que tienen que enseñar y, si nuestros hijos traen deberes a casa, ellos son los responsables de hacerlo. Lo padres deberíamos estar ahí para apoyarles y poder resolver las dudas, para ayudarles a buscar información extra si fuera necesario, pero no para hacer los ejercicios por ellos.

Los deberes suelen generar conflictos en la familia, ya que los padres no tenemos conocimientos ni metodologías educativas y podemos llegar a confundir a nuestros hijos al dar explicaciones diferentes al profesor.

Por otro lado, los deberes también pueden suponer un gran problema en familias con niveles de estudios bajos al no poder ayudar a sus hijos con determinados problemas.



En resumen, aunque estoy de acuerdo con los deberes siempre y cuando sean racionales, es decir, sin ser excesivos y adecuados a las edad del niño, creo que el problema que demuestra el abuso de ellos viene de más atrás, de problemas en el sistema educativo incapaz de dar una formación adecuada. Muchos padres y madres están luchando por la racionalización de los deberes y, tal vez deberíamos dar un paso más allá y buscar la raíz del problema, buscar la forma de cambiar un sistema educativo tradicional encorsetado y que adolece de falta de tiempo para dar las materias de forma adecuada.

Y tú, que opinas, ¿ Deberes si o no ?







1 comentario :

  1. Pues volvemos a estar totalmente de acuerdo en todo! Y creo que es porque me pasa como a tí: la experiencia con los deberes en nuestra familia no ha sido mala. Salvo un año en el que el volumen fue mayor pero no exagerado, el resto de los cursos ninguna de mis dos hijas tiene un exceso de deberes, ni la mayor que está en Cuarto. Es cierto que a esta le lleva más tiempo, por ejemplo, estudiar o hacer los ejercicios, pero radica en su naturaleza dispersa.
    Coincido en la necesidad de afianzar algunos contenidos y crear de forma progresiva un hábito de estudio. Y también lo hago en la falta de criterio que utiliza mucha gente para extrapolar situaciones concretas de otros sistemas educativos sin analizar de forma global el sistema en sí. Porque, puestos a mirar más allá de nuestras fronteras, podríamos analizar también el reconocimiento social que tienen los maestros en otras culturas y comprobar como aquí, además de un entrenador de fútbol, dentro de cada español hay un maestro ;-) Besos y gracias por seguir con nosotros en el Hay Vida

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails