Mis miedos maternales

lunes, 11 de enero de 2016

Nunca me he considerado una persona especialmente miedosa... Tal vez será por mi profesión, porque tengo muy claro que un día estás perfectamente y al siguiente puedes estar intubado en una UCI, y eso te hace afrontar la vida con suficiente realismo y sin pensar mucho en mañana.

Nunca he pensado en la muerte o la enfermedad, porque aunque las he visto a diario durante años, siempre he sabido racionalizarlo y mirarlo desde una visión profesional...

Pero fue convertirme en madre y... Plof!!! Empezaron a aparecer los miedos.



Primero los miedos propios del embarazo: En las primeras semanas el miedo a un posible aborto espontáneo, después el miedo a la eco del segundo trimestre y la posibilidad de que detecten alguna malformación y, para terminar, miedo a que surjan complicaciones en el parto o que se convierta en un parto prematuro.

Una vez has pasado todo el embarazo con sus miedos, ya has parido, todo ha ido perfecto y estás feliz con el bebé en brazos y de golpe eres consciente que eres una puta primeriza, que te dan el alta del hospital y no sabes como vas a hacerlo tu sola en casa ¿  Sabré cuidarlo ?

Va pasando el tiempo y se añaden preocupaciones varias, porque todas hemos oído hablar de la muerte súbita del lactante, verdad??? Yo me acuerdo que me despertaba por las noches y pegaba el oído a Alex para comprobar si respiraba... Será que no tenía bastante con despertarme cincuenta veces por la noche, que me despertaba 51...

Luego se añaden los comentarios de las "bienintencionadas" opinólogas que todo saben sobre lactancia, aunque nunca dieron el pecho. Sentencias como " llora porque tiene hambre, tu leche no le alimenta,... " son capaces de minar la confianza de cualquier madre y generar nuevos miedos a hacerlo mal, a matar de hambre al bebé o a perjudicarlo de alguna manera. De este miedo me libre, las lorzas de Alex confirmaban que alimentada estaba de sobras...

Y los bebés van creciendo... empiezan a comer... y un día le das un chusco de pan y en tu interior rezas para que no se le atraviese... Claro que eso me pasó con Alex ( lo del miedo a atragantarse, eh... no que se atragantara alguna vez ). Con Ari en cambio, al practicar BLG ( Baby Led Guarring ), estaba más tranquila ( vaya estupidez, pero será que la experiencia es un grado ).

Y siguen creciendo y te los vas mirando bien, no sea que tenga alguna enfermedad rara que no haya dado señales... Y a cada grano que le sale, a cada moco que le cuelga, ya te preocupas y sales corriendo a urgencias... Luego en urgencias, después de esperar 4h con el crío y que te atiendan, pues ya ves que estás un poco desquiciada y que igual no era necesario salir corriendo de casa a las tres de la mañana...

Y ya imagino que esto será así de por vida. Nuestros hijos irán creciendo y siempre tendremos ahí ese miedo a que les pueda pasar algo, a que tengan un accidente o de golpe se pongan enfermos... Creo que por ahora lo llevo todo con mucha dignidad y, aunque los miedos están siempre por ahí, acechando, procuro mantenerlos en un rincón y no dejarme llevar por ellos.

Otro de los miedos que ha surgido con la maternidad es el miedo a morirme o a tener un accidente yendo todos juntos en el coche.

Tal vez os parezca una chorrada, porque evidentemente todos nos vamos a morir un día u otro. Pero es que pensar en mis hijas, creciendo sin mí, sin verlas crecer... Vamos, que se me hace un nudo en la garganta solo de pensarlo. Lo más curioso del tema es que antes de ser madre, no había tenido miedo a la muerte, lo tenía tan asumido como algo natural, que no perdía el tiempo dándole vueltas... en cambio, con la maternidad, es una sombra que se esconde en un rincón.

Y lo del accidentes igual... Con las niñas en el coche, parezco una ancianita conduciendo!!! Como si de golpe sintiera una mayor presión y necesitara estar más alerta.

Imagino que muchos de estos miedos lo compartimos la mayoría de las madres, otros serán míos y solo míos... Os animáis a compartir vuestros miedos conmigo?

12 comentarios :

  1. Ais Anna...... miedo desde el minuto cero como tu bien compartes. Si bien es verdad que los miedos paralizan y no son buenos. Porque no te dejan avanzar según como. Yo también tengo pánico a la muerte desde que soy madre....y lo he trabajado mucho porque si no no viviría..... tengo miedo si.... pero intento no pensarlo porque es un sin vivir.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco dejo que me paralicen... aunque el de conducir es el que más me cuesta, debo reconocerlo... Prefiero que conduzca el padre de las criaturas

      Eliminar
    2. Ah! Claro... El acojone y la responsabilidad, para mi.... Muy bonito...!

      Y no, yo no lo llevo con dignidad....

      Eliminar
    3. No, claro... Como que yo no tengo miedos paternales...

      Eliminar
    4. ya sabe usted que, cuando quiera, tiene el blog a su disposición...

      Eliminar
  2. Pues yo creo que como mi marido es el que tiene más miedos he tenido que ser la más tranquila.
    Está claro que con la llegada de los hij@s lo único que te importa es que estén bien y no les pase nada y a veces asusta un montón según que cosas.
    Sobre el miedo a morirme yo, sinceramente debo ser una despreocupada o sencillamente no quiero ni pensarlo. En mi caso perdí a mi madre a los 21 años y aún me afecta un montón así que no querría por nada que mi peque pasará por algo así aún más pequeña, pero creo por eso ni me planteo esa opción porque pensarlo no me dejaría vivir y disfrutar de las cosas buenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi marido también es más miedosos, eso lo tengo claro... Como bien dices, lo importante es no pensar ;-P

      Eliminar
  3. ¡No ha que pensar en estas cosas! A mí no me ha dado nunca miedo la muerte, ni la mía ni la súbita del lactante ni ninguna. Lo mismo soy una inconsciente que no valora lo que pasaría si alguien de mi entorno cercano faltase. Pero es que no me puedo levantar a diario pensando en estas cosas, porque si no me quedaría paralizada y eso no sería vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... mejor para ti no vivir preocupada!!!

      Eliminar
  4. Pues yo te entiendo a la perfección. Y a veces no controlo mis miedos, y eso llega a ser un problema. Ayuda ver que parece algo "innato" al ser madre y que no soy unica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es un alivio siempre saber que no estamos solas y que hay otras personas que se sienten igual :-)

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails