Cerrar o no cerrar, he ahí la cuestión

martes, 27 de enero de 2015

Ya lo comenté hace días en Facebook.... Pero llevo una temporada planteándome cerrar el blog. Y cuando digo cerrar, me refiero a dar por finalizada una etapa de mi vida que ya ha quedado un poco atrás.



Muchas veces he dicho que el blog empezó como una válvula de escape, una forma de sacar lo que llevaba dentro y que necesitaba compartir... Pero los niños crecen y, llega un punto, en que el blog pierde su sentido... Esa necesidad que me llevó a abrirlo, ha desaparecido con mi segunda hija... Con ella ha llegado una paz interior, sumado a que todo lo que aprendí con Alex ya está integrado, ya no hay nada nuevo que descubrir....

He hablado de lactancia hasta la saciedad, de colecho y de porteo, de crianza en general, de recetas, de moda para bebes y de mil y una chorradas que se me han cruzado por la cabeza... Y ahora, se suman diversos factores: falta de tiempo, bloqueo creativo,... Pequeñas cositas que juntas, hacen que este aquí escribiendo este post y pensando que narices hacer con el blog y que esperar de el.

Así que, ando planteándome que hacer con él... O dejarlo morir de inanición, o buscar la forma de ponerme las pilas.... eso si, si es la opción B, será tal vez de otra forma.

El blog me ha dado muchas cosas buenas, la mejor de ellas es una tribu que no tenía. Pero me ha dado también conocimientos sobre lactancia, me ha dado seguridad en mi misma, en mi forma de ver la crianza y la maternidad. Gracias al blog descubrí todo un mundo que desconocía, me ayudó a ver que no estaba sola y que, muchas de las cosas que sentía, esos sentimientos locos por culpa de las hormonas y de la maternidad, eran normales... Mejor aún, eran sentimientos que compartía con muchas mujeres.

Pero tener un blog, también tiene una parte negativa. Mantener un blog actualizado, con buen aspecto y temas de actualidad, requiere tiempo... Tiempo que hay que robarlo de algún sitio, ya sea de sueño, del trabajo o de la familia... En mi caso, del trabajo imposible... Del sueño, teniendo en cuenta los despertares de Ari, no me lo planteo y solo queda la opción familia y no me gusta...

Y la pregunta final que siempre me hago es: Para que quiero realmente ahora el blog? Que me aporta? que puedo aportar yo?

Y aquí andamos, dudando que hacer... ( se aceptan sugerencias )

Cakepops navideños con Tulipán y la fundación Juan Ciudad

domingo, 4 de enero de 2015

Hace unos días, desde Tulipán me invitaron a asistir a un showcooking ( o taller de cocina para los mortales ) en el Salón de la Infancia de Barcelona. Este año, Tulipán y el Hospital Sant Joan de Déu comparten stand en el Salón de la Infancia con un fin solidario: por cada cupcake decorado en el Stand, Tulipán dona 1€ a la obra social Juan Ciudad.

Como ya sabéis, este blog tiene múltiples facetas, entre ella, la cocina. Hace tiempo me dio por hacer cakepops y quedaron bastante decentes ( podéis ver la receta AQUÍ, aunque las fotos no se porque han desaparecido...Nota mental: repasar los post y restablecer las fotos desaparecidas misteriosamente )

Los cakepops tienen infinitas posibilidades, aunque claro, según el diseño, comportan más trabajo en función de lo elaborado del diseño. Una opción para estas fiestas, es hacer cakepops navideños, que además de sorprender a los invitados con un postre diferente, puede servirnos para disfrutar de una tarde diferente con nuestros hijos.

En el taller de Tulipán, realizamos tres tipos diferentes de cakepops navideños, aunque es cuestión de echarle imaginación al asunto y experimentar...


Empezamos el taller con unos renos muy fáciles de hacer. Con una masa base de bizcocho normal, fundimos chocolate de cobertura y bañamos los cakepops en el. Los dejaremos secar un rato antes de decorar en un cakestand o una base de porexpan, por ejemplo.

Para hacer los cuernos, utilizamos galletas saladas en forma de lazo que partiremos para obtener dos piezas como las que véis en la foto


Para los ojos, podéis utilizar bolitas de colores, de las que se usan para decorar repostería, o también unos mini lacasitos. Para la nariz, una bola roja y listo nuestro cakepop de reno Rudolph!!!

Los siguientes cakepops que hicimos fueron un muñeco de nieve ( hazme un muñeco de nieveeeeeee, venga vamos a jugarrrrrr... ) y un copo de nieve.

Para ambos, usamos fondant para envolver la bola de masa de bizcocho de chocolate. Para el muñeco de nieve, fondant blanco y, para el copo, fondant rosa para envolver el cakepop y blanco para el copo de nieve.


Para el sombrero, usamos media galleta oreo y una mini oreo para la parte de arriba. Para pegarlo, podéis usar sirope Karo o gelatina. Los ojos y la nariz, con bolitas de decoración y, la boca, con unos toques de chocolate.

Para hacer el copo de nieve, necesitaremos un cortador en forma de copo. Los venden en lotes de 3 o 4 medidas diferentes y, aunque parezca chorra, van bastante bien... Estos los he usado yo bastante para la fiesta de cumpleaños Frozen de Alex.

Como veis, estos cakepops son muy fáciles de hacer y a los niños les divertirá mucho hacerlos. Os animáis a hacerlos?


Ganador sorteo Vinilos Decorativos

Me vais a disculpar que esté tan desconectada estos días, pero es que las fiestas navideñas me tienen bastante entretenida... Tanto, que casi se me pasa celebrar el sorteo de Vinilos Decorativos!!!!

Pero nada, solucionado en un respiro que me han dado las peques.... Así que, aquí lo tenéis... The winner is......


Resultados del sorteo:

  • Vinilo decorativo: 9. Cristina Navarro


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails