Cocinando con Dr. Oetker Repostería

viernes, 18 de diciembre de 2015

¿ Hay mejor manera de conocer una marca que probando sus productos ? Yo creo que no, por eso, cuando nos invitaron a conocer de primera mano la línea de repostería de Dr.Oetker no me pude negar.

Nos convocaron en La Fooditeca, en Barcelona, para un taller con niños... Fuimos sin saber que nos esperaba y, salimos de allí encantadas y cargadas de muffins y un crumble que estaba de muerte ( estaba... porque ya lo hemos devorado... ). Ambos productos que elaboramos son preparados de Dr.Oetker, de esos que vienen en una caja con los sobres y a los que solo hemos de añadir huevos, leche y mantequilla. Son tan fáciles de hacer, que los niños pudieron hacer las recetas prácticamente solos.

Alex y Gabi decidiendo que se van a comer...

Algunos productos ya los conocía, e incluso los había probado... Otros en cambio no sabía ni que existían!!! Todo un descubrimiento el Natafix ( para facilitar que la nata se monte mejor, más rápido y aguante más tiempo levantada ) y el Gelfix ( reduce el tiempo de cocción de las mermeladas y precisa menor cantidad de azúcar ).

Durante el taller, como os decía, utilizamos el preparado de Muffins con pepitas de chocolate. Las instrucciones y los ingredientes necesarios vienen perfectamente detallados en el embalaje. El contenido de la caja incluye los polvos preparados para los muffins, las pepitas de chocolate y los moldes. Con el preparado del envase, nos salen unos 12 muffins que podemos comer tal cual, porque quedan riquísimos, o podemos decorarlos con otros productos de la marca.

Nosotros utilizamos fondant para los nuestros, letras de chocolate, lapices pasteleros de diferentes colores y toppings variados.


Después pudimos ensuciarnos un poco las manos preparando un Crumble de manzana. En este caso, a parte del producto de Dr. Oetker, necesitamos también fruta fresca ( manzanas, peras, frambuesas, .... )

La preparación, al igual que el resto de productos de Dr. Oetker Repostería es tan sencilla que los niños pueden hacerla prácticamente solos. El resultado es un delicioso pastel con una base de galleta, crema pastelera y fruta cubierto de otra capa de migas de galleta con crocanti o láminas de almendra como podéis ver en las fotos.



En resumen, nos ha gustado conocer la marca en profundidad porque:


  • Tiene una amplia variedad de productos muy sencillos de utilizar y para los cuales solo necesitamos productos básicos que solemos tener en casa, como huevos, leche, mantequilla... Además, no solo encontramos preparados para bizcochos o muffins, sino una amplia gama para darles un toque personal. Podéis consultar toda la gama en su web
  • Las instrucciones de preparación son claras y fáciles de seguir. Para mi que nunca soy capaz de seguir la recetas paso a paso, es todo un reto hacerlas ;-)
  • El precio es asequible y la duración del paquete amplia, con lo que siempre podemos tener alguno almacenado en casa por si, en un momento dado, nos apetece algo dulce.
  • Son fáciles de encontrar. En los supermercados cerca de mi casa tienen muchos productos de Dr. Oetker Reposteria, no toda la gama, pero si gran cantidad de ellos. El poder comprarlos fácilmente me parece un punto a favor... Y si tenemos problemas para encontrar lo que queremos, en la web tenemos venta online de los productos. 
  • Los pasteles quedan deliciosos. Y os lo digo después de haber probado más de uno en casa!!! ( la tarta de chocolate del fin de semana pasado nos quedo requetebuena )
  • Por si necesitamos inspiración o ayuda, en la web de Dr. Oetker Repostería encontramos también recetas y trucos para complementar nuestras creaciones y hacerlas más espectaculares.

5 comentarios :

  1. Los Muffins: 26,6% de azúcar, 22,7% de grasas.
    Creo que por mucho marketing que se le quiera poner, implicando a los propios niños en talleres o con publicidad en blogs que llegan a muchas madres, la repostería industrial es lo que es...
    Con un 43% de sobrepeso en nuestros niños, de los cuales 18,5% ya tienen diagnosticada obesidad, creo que estamos más para llevar a nuestros hijos a talleres donde les enseñen sobre frutas y verduras, sinceramente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijas comen mucha fruta y verdura a diario... por una vez o dos al mes que coman algo así, no se van a morir ni van a estar obesas ni van a tener grandes problemas de salud, porque la base de nuestra dieta es suficientemente normal como para permitirnos pequeños caprichos de vez en cuando

      Eliminar
  2. Desde luego no pasa nada por comer una vez al mes o dos este producto, ni por tomar un zumito, ni por ese batido de cacao tan bueno, ni el huevo de chocolate de calidad ínfima pero con juguetito que nos trae el abuelo, ni por la merienda rápida de bollicao que si no no dará tiempo de entrar en la extraescolar, ni por esa pizza semanal congelada, del Dr Oetker, claro está, ni por ir al McDonals de vez en cuando que a las criaturas les hace ilusión... No hablo de tus hijas pero esta es la realidad de muchos niños, sus vidas estan llenas de "devezencuandos", solo hace falta fijarse en los carritos del súper y en las salidas de los colegios.
    Supongo que no aceptarías publicitar leche de sustitución para un bebé, pero en cambio la comida insana para nuestros hijos se cuela más facilmente por todas partes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, en eso te doy la razón... poquitas cosas que vas sumando y al final llevamos una dieta de mierda... Aunque también me parece que se nos va un poco la pinza y exageramos demasiado, tanto que sl final nuestros hijos solo van a poder comer lechugita y zanahorias.
      Yo solo he hablado de mi experiencia con unos productos y una marca que uso en casa, sobre todo para los cumpleaños, ya que la variead que tienen es muy amplia. No le pido a nadie que los compre ni que los haga a diario... cada uno sabrá lo que debe hacer con sus hijos

      Eliminar
    2. Sin ánimo de ofender ni de causar polémica, yo estoy gorda sin más. Sigo dando el pecho y a veces pienso en si a esta hija mía no le llegarán demasiadas grasas y azúcares a través de la teta. Suerte que los estudios dicen que la leche materna ya sea de la más obesa del mundo y la de la más raquítica del tercer mundo, tienen una composición muy parecida y no afectarán e forma negativa a nuestros churumbeles. Pero mi bichilla ya tiene 2 años, y en casa tratamos de que haya lo menos posibles. poco, pero ahí tenemos algunas de estas cosas para atacarlas de vez en cuando. Por mi blog he asistido a diferentes charlas con pediatras muy expertos en lo suyo, muy de la Asociación Española de Pediatría, catedráticos en nutrición y demás, y todos insisten en que lo fundamental es seguir la pirámide alimentaria. Si estos dulces tan ricos y poco saludables están colocados en la puntita, y se aconseja que su consumo sea muy ocasional, no le va a pasar nada a ningún niño por comerlos de vez en cuando. ¿Que hay quien piensa que ese de vez en cuando es todos los días para merendar? Pues mal hecho. Que se informe antes de dárselo a sus criaturas a diario, pero no por eso hay que criminalizar ni a los pasteles, ni el jamón serrano ni el atún rojo que se carga de mercurio. ¿Que alguien prefiere no dárselos nunca a sus criatura? Mejor para esa familia, que podrá vivir unos años de tregua hasta que el niño vaya a un cumpleaños, la abuela le compre una magdalena o le pegue un mordisco a una de estas bombas que lleve un amiguito y descubra el tesoro que le han estado ocultando sus padres. Y de esto te hablo con conocimiento de causa, que en mi casa no supimos lo que era una hamburguesa del McDonalds hasta los 10 años y ahora mi hermano, pasados los 30, sigue diciendo que su cena de Nochebuena ideal sería zamparse un menú de estos y santas pascuas. ¿Por qué? Porque aunque lo hayamos probado sabemos que no nos podemos alimentar exclusivamente de eso. Siendo un poco razonables y variando la dieta lo máximo posible, no hay nada que temer. O eso nos han dicho los pediatras. Insano es todo si no se toma en su justa medida. Si me bebo 6 litros de sanísima agua al día o me riego todos los platos de sanísimo aceite de oliva, verás como tampoco experimento buenas consecuencias. En lo que sí estoy de acuerdo es en que los padres se informan poco y a veces las prisas y la facilidad de este tipo de alimentos nos hacen abusar de ellos. Pero es que eso es una decisión propia de cada familia.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails