Hay Vida Después de los 6: Piercings, tattoos,... cuando lo pedirán nuestros hijos?

miércoles, 21 de octubre de 2015



Mis hijas no llevan pendientes. Fue una decisión nuestra ya que creemos que ellas no son una propiedad, sus cuerpos no nos pertenecen y, por tanto, no nos corresponde a nosotros "marcarlos" de ninguna manera ( podéis leer más sobre mi postura AQUÍ )

Además, yo tengo una mala experiencia personal propia con los pendientes que me ha llevado a no ponérselos a ellas y a no llevarlos yo.

Se que llegará el día que me lo pidan, que vean al resto de las niñas con pendientes y me pidan perforar las orejas. De hecho, Alex ha empezado hace unos meses a preguntar y a insinuar que quiere ponerse pendientes.

El día que se decida en firme, le dejaré que se los haga. Pero antes deberá entender que hacerlo implica molestias, que perforar las orejas o cualquier parte del cuerpo, no es gratuito y que hay riesgos inmediatos como puede ser una infección. Si ella es capaz de entender y asumir las consecuencias, entonces será libre de ponerse pendientes.

No sería coherente por mi parte negarme... Yo he llegado a tener dos pendientes en una oreja y un piercing en el ombligo, así que, prohibírselo a mis hijas sería un sinsentido. Pero como ya he dicho, creo que hay que esperar al momento oportuno, aquel en que puedan entender suficientemente lo que están haciendo.

Con los tatuajes, me pasa exactamente lo mismo... Pueden unos padres tatuados decirle que no a sus hijos??? Pues si, poder podemos, por supuesto y sobre todo si son pequeños, pero no será una negativa de por vida...Simplemente deberán esperar a crecer, a ver la vida con otro prisma, sin la inmediatez del capricho que pueda suponer en un momento dado hacerse un tatuaje.

Es importante explicarles que hay decisiones que nos marcaran el resto de nuestras vidas, como es el caso de hacerse un tatuaje. Que ahora ese Piolín amarillo limón nos parece lo más cuqui y tierno del mundo mundial, pero que es más que probable, que en unos años, nos hayamos cansado de él...

Como persona tatuada, quiero inculcarles a mis hijas que los tattoos son un arte, son obras de arte que llevamos en nuestro cuerpo y que suelen tener un significado especial para nosotros, que no se trata de un mero capricho, ni de ser rebelde ni un "outsider" o un marginado. 

El día que me hice el tattoo y Alex decidió que ella también quería

En esta sociedad existe una gran hipocresía que justifica los pendientes o las circuncisiones, los implantes y la cirugía estética y que en cambio, ven otras modificaciones corporales como aberrantes, de gente "chunga" o de gente que no está bien del tarro... 

Yo no quiero que mis hijas se sientan bichos raros y por eso quiero que aprendan a meditar y a tomar decisiones respecto a su físico, entendiendo que hay cosas que serán de por vida mientras que otras, como los pendientes, solo dejarán una cicatriz.

¿ Cuando empezaran a pedirlo? Pues espero que aún tarden unos cuantos años!!!! Por ahora se conforman con las calcomanias de todas la vida ;-)

Y vosotr@s, os habéis planteado alguna vez que pasará cuando vuestros hijos os digan que quieren un piercing o un tatuaje???



Hay vida después de los seis años" es una iniciativa en la que queremos implicar al mayor número posible de blogs con el fin de hacer más visibles los problemas y situaciones que viven las familias con niños que han dejado ya atrás la primera infancia. Hijos en edad escolar, preadolescentes, adolescentes... todos tienen cabida aquí. Si estás interesado en aportar tus experiencias sobre el tema propuesto, no tienes más que publicar bajo el hashtag #hayvidadespuesdelos6 el tercer lunes de cada mes


Y ese es para WP

5 comentarios :

  1. Una vez más has dado en el clavo y es verdad... su cuerpo no nos pertenece..... yo lo de los pendientes no lo había pensado hasta que en su dí surgio la polémica en las redes sociales. Así que les hicimos los agujeros de las orejas sin pensar, sin plantearnos nada al respecto... es niña, pues pendientes.... Posiblemente a dia de hoy habiendolo reflexionado me lo pensaría.....

    La mayor lleva los mismos agujeros que yo.. los pedía y pedía y claro... como una madre con 5 pendientes entre las dos orejas se puede negar??? Sentido Común y sensatez..... hablé mucho con ella y aguantamos desde los 13 a los 15 que ya los lleva todos. Le gusta que vayamos iguales. Para ella tiene un sentido de unión conmigo.

    Lo de los tattos pues ahora pide uno... que nos hagamos uno juntas.... hablaré con ella ahora que he leído tu post y le contaré lo que expones. Los riesgos, que no sea moda de un momento y que es para siempre. A ver..... pero al final seguro claudico y nos lo hacemos juntas si le hace mucha mucha ilusión. Se que en alguna libreta ha dibujado o esbozado lo que quiere que nos tatuemos.

    Una vez más amiga tu gran sentid común plasmado en palabras.
    Olé

    ResponderEliminar
  2. Muy adecuado el enfoque de tu post!! Totalmente de acuerdo con tu postura: su cuerpo no nos pertenece, valorar la madurez y concienciar de as consecuencias a corto o largo plazo y que llevarun tatoo va más allá del capricho o la pose!!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo. Mi peque no tiene pendientes. Me parecía algo cultural, así que decidí que cuando fuese mayor. Yo tengo tatuajes y tres agujeros en las orejas y siempre llevo pendientes. Ella tiene cuatro años y a veces le pongo una pegatina en la oreja si a ella le apetece. Ya tendrá tiempo y la voy a aguantar todo lo que pueda. Pienso que es una decisión importante y que en el caso de tatuajes para toda la vida. Luego con el tema de los pendientes he tenido que pelear con el entorno porque la gente se mete en todo pero yo me mantuve firme. Puede que de mayor tenga pendientes, muchos piercings y tatuajes pero será su decisión y yo espero asesorarle lo mejor que pueda.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo. Mi peque no tiene pendientes. Me parecía algo cultural, así que decidí que cuando fuese mayor. Yo tengo tatuajes y tres agujeros en las orejas y siempre llevo pendientes. Ella tiene cuatro años y a veces le pongo una pegatina en la oreja si a ella le apetece. Ya tendrá tiempo y la voy a aguantar todo lo que pueda. Pienso que es una decisión importante y que en el caso de tatuajes para toda la vida. Luego con el tema de los pendientes he tenido que pelear con el entorno porque la gente se mete en todo pero yo me mantuve firme. Puede que de mayor tenga pendientes, muchos piercings y tatuajes pero será su decisión y yo espero asesorarle lo mejor que pueda.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails