Preparar la llegada de un bebé

lunes, 4 de noviembre de 2013



Uno de los temas que suelen preocuparnos como padres ante un segundo embarazo, es como preparar a nuestro hijo/a mayor ante la llegada de un hermanito y más, si como en mi caso, otros padres os auguran "sucesos terribles" como me ha pasado a mi.

Obviamente yo no soy experta psicóloga y solo puedo ofreceros mi experiencia y lo que nosotros hicimos para preparar la llegada de Ari.

Ante todo, es importante tener en cuenta la edad del hijo mayor. Alex tenía casi 4 años cuando le dijimos que tendría un/a hermanito/a y era capaz de entender determinadas cuestiones. Con niños más pequeños, seguramente la cosa pueda ser más complicada de explicar. Sea como sea, lo que nosotros hicimos, tal vez pueda ser útil a partir de los dos años.

También creo que el carácter de nuestro hijo puede influir en su reacción. Nadie conoce mejor a nuestros hijos que nosotros mismos y, aunque a veces nos puedan sorprender sus reacciones, por lo general, podemos preveer con bastante acierto su comportamiento

Por suerte, Alex quería tener una hermana , aunque seguramente, no tenía muy claro lo que ello implicaba.

En nuestro caso, considero que fue fundamental incluirla a ella en todo el proceso del embarazo. ¿ Como ? Pues sencillamente, haciéndola participar como un miembro importante de la familia. Por ejemplo, cuando hicimos las ecografías, ella venía con nosotros. De esa manera, veía con sus propios ojos como crecía y como se movía el bebé. No era solo una barriga abultada, sino que tomaba forma para ella. Incluso hicimos una ecografía 3D para que viera la carita formada.

También durante el embarazo, animaba a Alex a notar los movimientos de la barriga o la usabamos como lienzo para hacer dibujos con pintura de manos. Ya hacía el final del embarazo, le pedíamos al bebé que saliera, que la queríamos conocer... Cualquier cosa para hacer "real" al bebé puede valer para involucrar al mayor.

Otra forma de involucrarla, fue explicarle que sería la hermana mayor y que mamá necesitaría que la ayudara con el bebé. Aquí es importante la edad, porque hay muchas cosas que un niño pequeño no podrá hacer... Supongo que será cuestión de ver en que pueden ayudar. A mi Alex me ayudaba a la hora del baño, a cambiar el pañal, a vigilar a su hermana cuando yo iba a buscar algo, a cantarle,...

A pesar de haberlo ido hablando y preparando, cuando llegó el momento fue difícil, porque la llegada de Ari implicó cambios en las rutinas y la dinámica familiar. Las rabietas fueron diarias, por cualquier cosa,... Pero todo eso ha ido pasando y volvemos a encontrar nuestro lugar en el núcleo familiar.

La perdida del rol de hijo único, el ser el príncipe o la princesa destronado/a no es fácil para ellos y, como padres, deberíamos ser capaces de entenderlos y ayudarles en el proceso. A mi personalmente me ha costado mucho... Incluso apliqué el Reto del Rinoceronte Naranja ( sin mucho éxito, la verdad ).

Al final, lo único que hemos necesitado ha siso tiempo para adaptarnos a la nueva situación.

Por último, algunas cosas que considero también importantes ante la llegada de un bebé a la familia:

  • No forzar cambios: Si colecháis, no forzar la salida del hermano mayor para que no se sienta desplazado por el bebé
  • Compartir: buscar algún momento del día que sea en exclusiva para el hermano mayor
  • Verbalizar: permitir que exprese sus sentimientos e intentar canalizarlos en formas diferentes a lo que suele ser habitual ( rabietas, etc )
  • Ojo con las visitas: Es normal que familiares y amigos vayan a conocer al bebé... Y suele quedarse el mayor desplazado... Pedid a la gente que le dediquen también tiempo al mayor, a alabarle lo bien que lo hace...
Y vosotras, como lo hicistéis? Que recomendaríais a madres que esperan su segundo bebé?

1 comentario :

  1. Pues básicamente hemos ido haciendo lo mismo que tu con la llegada de cada hermanito. Hablar mucho, explicarles mucho, les enseñábamos sus propias fotos en los embarazos, sus ecografías vídeos de recién nacidos para que vieran como iba a ser el hermanito que llegaba y que ellos fueron así también. Hacerlos muy participes, pedirles opinión sobre cosas como el nombre del bebé (aunque quisieran que su hermana se llamará Pocoyó), la ropa, la decoración.... cada pequeño detalle a ellos les hace sentir muy importante.

    Y muy importante con la llegada del bebé la actitud, lo que has comentado de las visitas a mi me parece crucial y si lo dejé bien claro. Además si en algún caso la visita no se daba por aludida empezaba yo en plan pues mi Princesa es una hermana mayor genial, me ayuda mucho, cuida mucho a su hermana estoy tan contenta con ella (bla bla bla) y la gente ya va entrando en la dinámica. También me parece muy importante el contacto entre hermanos, que ellos no sientan que el nuevo hermanito es intocable, creo que es muy beneficioso que lo puedan coger, mimar con el cuidado que ello conlleva ya que todos comprobamos tarde o temprano lo intenso que es el amor de hermanos!! pero es que se nos olvida que aunque de pronto crezcan siguen siendo muy pequeños y no debemos reñirlos sino enseñarles a tratar con cuidado al hermanito.

    Besitos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails