Segundos hijos.... Criamos igual???

martes, 29 de octubre de 2013

Si miro atrás y veo todo el camino que he hecho como madre, las cosas que he aprendido, ya sea a base de ensayo-error o por ciencia infusa, me sorprendo a mi misma.

De la madre que era con Alex al principio, la que se debatía entre sus dudas y sus preocupaciones, no queda más que lo que pueda haber plasmado en los inicios del blog.

Con el primer hijo, todo parece complicado y, obviamente, nunca lo harás bien para el gusto de todos, ni tan siquiera para el tuyo propio. Realmente es alucinante lo que llegamos a preocuparnos por cosas que, con el tiempo, vemos que eran bastante absurdas ( o al menos a mi me ha pasado )-

Ser madre primeriza acojona y mucho. Como los niños no vienen con un manual de "uso y disfrute" debajo del brazo, hay que encontrar la forma de criarlos lo mejor posible en consonancia con nuestras creencias y nuestro estilo. En mi caso, con Alex, entré en conflicto conmigo misma, con la educación que he recibido, las expectativas de la sociedad en general y lo que me pedía el cuerpo, los sentimientos y las necesidades nuevas que aparecieron en mi YO como madre.

Por suerte, encontré mi "camino" a la hora de educar a Alex y decidí escucharme a mi antes que a los demás....

Entre los temas que más fácilmente se generan opiniones no solicitadas está, como no, la alimentación ( ya sea teta, biberón o alimentación complementaria ), el sueño ( donde y como duerme ), las normas/límites, el tipo de crianza, etc.

Recuerdo con ternura las "pajas mentales" al iniciar la alimentación complementaria con Alex: si le doy papilla, de que se la doy, fruta o verdura, cuando se la doy, por la mañana, por la tarde,... Con Ari ha sido todo mucho más fácil, no solo por su actitud ( a los 4 meses veía comida y se lanzaba de cabeza ), sino también por la nuestra. Gracias a Elo de Una Maternidad Diferente, conocí el concepto de BLG ( baby led guarring ). Aunque científicamente prefieran llamarlo BLW ( baby led weaning ), el termino "guarring" ofrece, a simple vista, una definición más literal de lo que es.



El BLG no es apto para enfermos coronarios, gente maniática de la limpieza ni hipocondríacos. Si quitamos todos los prejuicios, a mi, personalmente, me ha facilitado la vida porque puedo ofrecerle a Ari la misma comida que hago para el resto de la familia ( salvo excepciones )

Con Alex, aunque hubiera conocido esto, creo que no me abría atrevido nunca a darle un muslo pollo o una sopa como he hecho ya con Ari

Con el tema sueño también he tenido mi evolución esquizofrénica total. Con Alex me costó aceptar el colecho pese a que ella lo demandaba a gritos ( literal ). Tenía ese chip de que se acostumbran, que se hacen dependientes, que no los vas a sacar nunca de tu habitación... Vamos, lo que todas/os habréis oído siempre. Al principio colechamos como medio de subsistencia, luego pasamos a la minicuna donde conseguimos que durmiera un tiempo. Pero al pasar a la cuna grande, ahí ya debía venir con zarzas incorporadas, porque no había forma... así que, colecho en cuna sidecar... Todo esto así explicado parece muy fácil y sencillo, pero os juro que, cuando una se cree todas esos comentarios, os aseguro que es difícil rendirse ante la evidencia.

Por suerte, en algún momento se encendió el interruptor de la sensatez en mi cerebro y dejé de preocuparme por donde y como dormía. Leí a Rosa Jové, a Carlos González y acepté que tenía que escucharme a mi y no a los demás... Ahí empecé a disfrutar del colecho... Tanto que, cuando Alex empezó a dormir en su cama, yo no podía dormir porque la extrañaba a mi lado.

Con Ari no hubo problema: directa a nuestra cama. Punto.

También ha cambiado mi actitud hacía cosas más mundanas y del día a día. Por ejemplo, Alex usaba chupete y Ari no. Con los años me he vuelto antichupete por lo coñazo que era. Recuerdo que al principio, a la que se caía el chupete al suelo, lo hervía... Con el tiempo, pasé a lavarlo con agua y jabón... Luego solo con agua... y al final ya lo chupaba yo y listos.

Por otro lado, me imbuyo un espirito hippie ecológico... Sip, me dió por comprar frutas y verduras ecológicas y de proximidad, huevos de gallinas felices criadas en libertad, por comprar productos orgánicos para comer,... Vamos, que me apollardé a base de bien.

No digo que no sea mejor, pero entre que económicamente es una ruina y que, nosotros comíamos normal y con normal me refiero a lo que compraba en el super y las tiendas del barrio, era realmente una locura.

Así que, sí, yo he criado diferente a mis dos hijas, porque con la primera aprendí de mis errores y con la segunda he aprendido a relajarme, que criar a los hijos es una tarea importante, pero a veces nos quedamos parados en nimiedades, nos preocupamos en exceso por cosas que deberían fluir con facilidad.

Que opináis??? se cría igual al primero que al resto? os habéis sentido más relajadas con el segundo ( o tercero, cuarto, quinto,... )???

13 comentarios :

  1. Completamente de acuerdo. Ahora bien aun me queda una duda e información por leer en relación al trato y la forma correcta en que se introduce la llegada del hermanito menor al Mayor de año y medio. Que es lo correcto para que lo acepte para que no se sienta desplazado he buscado ese tipo de artículos y no los consigo te agradecería me ayudes mi próximo bb llegará en dos semanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues mira, si saco un ratillo, os cuento como lo hicimos nosotros... no creo que exista una única manera de hacerlo, pero espero que la experiencia de otros te pueda ayudar..

      Eliminar
  2. 200% de acuerdo... con mi Princesa ( a parte de ser una niña de alta demanda, cosa que sigue siendo en la actualidad a sus 7 añazos y no ponerme nunca las cosas nada fáciles) era todo una duda, todo una consulta estará bien, habrá comido suficiente, mi madre dice x, mi abuela dice y, mi suegra dice que.... plantearme hasta que marca de agua era mejor, estudiarme todas las puñeteras fórmulas (primer gran error hacer caso a un pediatra que dice que mi leche no alimenta) y un largo etcétera con todos los aspectos de mi vida. Y por eso cree mi blog, como desahogo, como punto de referencia, para no sentirme sola en este mundo de loco de maternidad.

    Ahora que ya hace 7 años de mi maternidad y con 4 hijos a mi cargo y hasta me río recordando a esa joven madre que dudaba a cada segundo y no seguía su instinto por el miedo a hacerlo mal. Ahora no consulto, ahora no leo libros de maternidad, no sigo ni a uno ni a otros. Hago lo que creo conveniente en cada momento, si dudo pregunto al 50% de mis hijos, osea su padre, o a personas como mi Tribu 2.0 que me comprenden como madre. Ahora miro hacia atrás y veo el largo recorrido que hemos hecho como familia, se que hay muchas cosas por pulir, cosas que debo controlar pero miro a mis hijos crecen sanos, están felices, están "educados", así que estoy orgullosa porque aunque todo puede mejorar creo que tampoco lo estamos haciendo tan mal.

    Siempre lo he pensado, pobres niños primerizos, lo que tienen que aguantar!

    ResponderEliminar
  3. Por lo que cuentas yo he supero los limites de primeriza ya con el primero, lo único que si que hago es apollardarme con lo orgánico! Jajajajaja Ya te contaré si con el segundo se me pasa. Pero por lo demas, teta sin chupe, colecho, BLW y todo los demás!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo veo ahora con otras madres que tienen el primero y me veo reflejada en ellas... Pero al verlo con ojos de segundípara, me parece "absurdo" algunas preocupaciones

      Eliminar
  4. Pues yo creo que voy a ser la primeriza menos primeriza del mundo. Esto de ser educadora y trabajar con bebés e infantes de hasta 3 años ya le da a una bastantes tablas y la verdad es que nunca me han surgido dudas, siempre tuve muy claro qué había que hacer y como, y si no no me paraba a pensar angustiada solo hacía algo y ya está. De todas formas, ya te contaré en enero, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje... eso es trampa!!! aunque supongo que con uno propio la cosa cambia...ya me contarás a ver...

      Eliminar
  5. Yo con uno no he sido muy insegura, salvo con algunos problemillas con la lactancia, pues fui monitora de campamento y ello te cura bastante de espanto.

    Con el BLguarring, lo mejor es tener perro, en mi caso 2, limpian el suelo y al niño, hay quien te mira con cara de espanto, y yo siempre digo: "me ha dicho el pediatra que se inmuniza"

    Saludos,

    Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje... eso decía yo, que necesitábamos un perro para recoger... que pena que el mío murió hace unos añitos...

      Eliminar
  6. siempre y en todo los criamos igual solo que ellos no son iguales y no te puedes igualar sino moldear a ellos

    ResponderEliminar
  7. Este post lo podría haber escrito yo perfectamente!!! Jejeje
    Después de dos niños ahora tengo una niña de 10 meses que a parte del colecho y la lactancia desde el primer día, la "pobre" se está criando sola...!

    ResponderEliminar
  8. Pues estoy muy de acuerdo con respecto a lo que comentas. Soy madre de dos niñas, una de 6 años y otra de 6 meses. Con la primera era más teórica, más de seguir al pie de la letra las recomendaciones establecidas sobre ciertas cosas (que duerma sóla, pocos brazos....). Es cierto que mi niña me lo puso muy fácil y pese a mis inseguridades, temores y miedos, su caracter afable me permitió disfrutar mucho de su etapa de bebé. Con mi segunda hija, actuamos de manera distinta en el sentido de que hay mucha más espontaneidad, escucho menos a los demás, y la observo más a ella, a sus necesidades, y a mis necesidades como madre teniendo en cuenta que además tengo otra hija que tambien me requiere y mucho...Leo libros, conozco la teoría pero sé que cada niño es distinto, que cada madre también lo es, y que la misma madre se comporta de manera distinta en función de la situación y circunstancias que tenga...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails