Buenrollismo maternal

lunes, 14 de octubre de 2013

Hace unas semanas, asistí a la conferencia inaugural del congreso Fedalma en Barcelona a cargo de la bióloga sueca Kerstin Üvnas, toda una autoridad sobre la oxitocina, la hormona del amor que resulta fundamental en el parto y la lactancia.

Pero, aunque tengo pendiente hablaros de su ponencia ( en cuanto inventen el día de 36 horas y los bebés que duermen siestas de 4 horas, me pondré a ello ), hoy quiero reflexionar sobre una parte de la función de esa hormona.

Según la Dra. Üvnas, la oxitocina, reduce los niveles de estrés en la madre, la hace más sociable y afable ( esta mujer no me conoce a mí... o eso, o mi oxitocina viene defectuosa de serie ). En esta situación, la mujer se vuelve más comunicativa,... En resumen, la oxitocina, produce un cambio en el comportamiento social de la madre.

Siempre me ha resultado curioso la cantidad de blogs sobre maternidad que han proliferado en la red y, de ahí, la capacidad de crear una comunidad, una red virtual de amistad 2.0 llena de buen rollo ( aunque a veces hayan también ostias como panes ), un lugar de encuentro con mujeres con inquietudes similares o incluso opuestas con las que charlar ( ya sabéis que es necesaria una tribu para criar y, cada vez, la tribu 1.0 es más reducida ). Después de la conferencia de la Dra. Üvnas, me he planteado que las hormonas tal vez jueguen un papel importante en este boom blogosférico.

Y más allá del mundo virtual, en la vida 1.0 también he visto este efecto de "agrupación". En el grupo postparto de Alex surgió una asociación sin ánimo de lucro con la finalidad de organizar actividades para los niños. Con Ari ha surgido otra asociación para bebés que por ahora está funcionando super bien ( la semana pasada vino el Dr. Luís Ruíz en persona ha hablarnos de BLW ). Se que de otros grupos, han surgido muchos grupos de crianza compartida en el barrio... Pero lo mejor de todo, es que han nacido amistades entre madres y también entre nuestros hijos.

Todo esto me ha llevado a reflexionar que, tal vez, nuestras hormonas han jugado un importante papel en todo esto. Vosotras que opináis???

5 comentarios :

  1. Seguro que hay algo de esto. Yo nunca había estado tan activa y con tantas ganas de hacer cosas, ni había participado nunca en nada con la implicación con que lo hago en el grupo de crianza. Si me metía en algo, pronto me cansaba, me daba pereza y buscaba excusas para descolgarme. Por no hablar de que he perdido la vergüenza, timidez, o como lo quieras llamar. Ahora soy una Madre y siento que puedo (y debo) mover montañas por mi retoño (y los de las demás!). No sé si serán las hormonas o el qué, pero algo hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa lo mismo.... Incluso me he llegado a plantear emprender un negocio relacionado con esto que tanto me motiva ahora como es la lactancia y la maternidad en general

      Eliminar
  2. Acabamos de descubrir el blog y nos encanta, felicidades!

    Saludos desde La Tienda de Mami

    https://www.facebook.com/latiendademami

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja, pues mi oxitocina viene mal de serie como la tuya....y cuando des con el día de 36 horas y siesta larga avisaaa...porke yo ni tiempo a encender el ordenador para escribirte ni ná de ná! Y desde el móvil soy incapaz...esto ya es mucho.
    Besiños

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, pues mi oxitocina viene mal de serie como la tuya....y cuando des con el día de 36 horas y siesta larga avisaaa...porke yo ni tiempo a encender el ordenador para escribirte ni ná de ná! Y desde el móvil soy incapaz...esto ya es mucho.
    Besiños

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails