Amamantar es normal

jueves, 22 de agosto de 2013

Últimamente están saliendo a la luz varios casos de madres a las que se les a increpado por dar de mamar en lugares de pública concurrencia. Supongo que recordaréis la madre que daba de mamar en la piscina en Bilbao... Pues ahora, la polémica se ha centrado en una conocida cadena inglesa de ropa a precios irrisorios: Primark.

Hace unos días, una persona de seguridad de la tienda Primark de Valladolid "invitó" a Carmen y a su bebé de 7 meses a abandonar dicha tienda ya que las normas de la empresa prohibían que se diera el pecho.... Ante la negación de la madre, apareció la encargada que, acabó alegando que podía incomodar a otros clientes... Obviamente, Carmen presentó una reclamación en el centro y explicó lo sucedido en el blog de una amiga.

Como protesta, se ha creado en Facebook un grupo con varias quedadas para hacer tetadas públicas en diversos centros Primark de España.

Yo debo ser tonta porque aún me sorprende que, en pleno siglo XXI, sucedan estas cosas. Y además, debo tener muchísima suerte, porque en los tres años y medio de lactancia con Alex, no me encontré nunca con ningún comentario reprobatorio... Si incluso con Ari he estado dando el pecho tranquilamente en Primark a la vista de todos, sentada en un banco en la sección de zapatería....

Pero luego lees lo que le ha pasado a otras madres... Incluso cartas como la de un individuo a La Vanguardia, quejándose de la visión de una madre dando el pecho y hablando por el móvil... Lo llega a tachar incluso de mal gusto... ( será que mientras damos el pecho solo podemos mirar con cara de bobas embelesadas a nuestros retoños, mientras nos cae la baba, sentadas en nuestra casita ocultas de miradas indiscretas ).

Personalmente, el argumento que la lactancia es un acto intimo, me da risa... Vamos, que ni que fuera comparable a cagar ( será por eso que siempre nos quieren enclaustrar en los baños públicos para que demos el pecho???? ) Hay muchísimas cosas que son realmente desagradables, como el olor a sobaco de más de uno, la gente que habla mientras come, o los que se les caen la comida de la boca, los que van con la camiseta levantada enseñando su barrigota cervecera ( joder, más de una vez me hubiera arrancado los ojos ante la visión de uno de esos "faldones" colgantes por encima del pantalón y que airean sin pudor alguno... )

Pero no, nos venden que la lactancia es algo íntimo, que hay que quedarse en casita para dar el pecho tranquilamente.... Pues sabéis que os digo: Que UNA MIERDA!!!! Dar el pecho es normal, no es un acto impúdico ni desagradable, que no tenemos porque escondernos de cuatro gilipollas reprimidos que se sienten turbados por la visión de un pecho amamantando. Si alguien tiene problemas con ver a una madre alimentando a su bebé, que se quede encerrado el o ella en su casa, o mejor aún, que se lo haga mirar, porque debe tener algún trauma infantil serio.

Yo, por mi parte, voy a seguir dando el pecho donde y cuando mi hija lo requiera... No por exhibicionismo, sino porque mi hija tiene el mismo derecho a comer donde y cuando lo necesite que cualquier otra persona. Y espero no encontrarme nunca en la tesitura de tener que llamar a los Mossos porque me han "invitado" a abandonar un lugar público en el que estoy dando el pecho.

Hasta el día de hoy, he dado el pecho en parques, bares, restaurantes, en un tanatorio, en varias diadas castelleras, en museos, en tiendas, en grandes superficies, en la playa, en casa, en casa de otros,.... En infinidad de sitios y siempre que mis hijas lo han pedido, sin necesidad de ocultarme a la vista de nadie, sin necesidad de hacer alarde de nada, pero tampoco ocultándome... Normalizar la lactancia pasa por eso, por convertirlo en un acto tan natural como el resto de actividades de nuestra vida diaria.

Así que, señores de Primark y señores/as que se molestan por ver una madre amamantando, que les den por donde amarga los pepinos.... Y de paso, aquí les dejo unas sugerencias para evitar ver tan "desagradable" actividad




23 comentarios :

  1. Pues nada que añadir, la verdad, está todo muy bien dicho. Yo el último sitio donde ha amamantado ha sido en la iglesia, durante una boda, recientemente.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, quería decir el último sitio "raro", que releído ha quedado un poco demasiado inquietante, juas, juas, juas

      Eliminar
    2. jejeje... bueno, todo podría ser... Alex llegó a mamar una vez a la semana... o cada quince días...

      Eliminar
  2. ¡Bien dicho!Después del torpe y penoso comentario de Adriana Abenia sobre la lactancia materna(esa chica que sale en la tele diciendo cosas inteligentes), el impresentable de la vanguardia se suma a la lista de gente que,incomprensiblemente, atacan e intentan reprimir un acto tan natural y mágico como es el momento en el que alimentas a tu hij@.

    Yo al principio reconozco que me daba cosa y me escondía, poco a poco dejó de ser "ese momento vergonzoso de sacarme la teta" a en ocasiones olvidarme de subirme el escote por descuido/olvido (según algún depravad@ sería con ganas de buscar guerra).

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó también al principio con Alex... Intentaba taparme con un fular o buscaba las salas de lactancia... Pero poco a poco fui perdiendo la vergüenza y aceptando que era un acto tan normal como cualquier otro... Y que si yo tenía que ver la celulitis de la gorda que se empeña en ponerse un microshort o la barriga del garrulo de turno, no pasaba nada si alguien vislumbraba un pelín de mi pechonalidad.

      Eliminar
  3. PUes sí señor, muy bien dicho, yo que estaba tan apática con el blog, y mira, ya tengo tema para esta noche. Si lees los comentarios en el artículo de El País, aún lo fliparás más. Por cierto, la imagen que has puesto es chulísima, ¿te importa que también la use? Creo que debería ser portada en los blogs. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo paso de leer comentarios que se me abre la úlcera :-)))
      La imagen no es mia, es del perfil de facebook de Gemas, y supongo que se puede compartir sin problema

      Eliminar
  4. Cada día sigo alucinando más y más con todas las madres que son molestadas por dar el pecho en público! Pero que pasa!!?? he visto a mujer enseñar más llevando un mini mini shorts o a tios llevar el pantalón taaaan abajo que se les ve todo el calzoncillo, por que a ellos no les dicen nada? por que no les invitan a salir de los sitios?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo que lo ven como algo sexual... si no, no lo entiendo...

      Eliminar
  5. Yo no entiendo cómo hoy en día alguien se puede sentir incómodo de ver a una madre dando el pecho a su hij@, la cosa más natural del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay muchos... solo hay que ver la carta de la vanguardía... y habían varias más

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón, sólo le encuentro un pero...¿ qué tienes tu contra los faldones? Osea que Shakira puede enseñar ombligo y yo no? Que poca sensibilidad :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... Por lo poco que te ví, creo que no te cuelga tanto... y tampoco ibas con la tripa al aire

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias... empiezo a estar muy cansada de esa gentuza que mira con malos ojos a las madres lactantes

      Eliminar
  8. Me parece taaan lamentable que alguien se escandalice por ver a una mamá darle el pecho a su bebé! Si mi bebé tiene hambre le doy teta donde sea! aunque sea de pie o haciendo el pino puente!! ellos sí que tienen un problema! lástima haberme enterado tarde de lo de las quedadas sino nos hubiéramos apuntado con mucho gusto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el ver el pecho como una parte sexual hace que la gente se sienta incómoda... Pero vamos, ni que los tuvieramos solo para exhibirlos y alegrale la vista al público...

      Eliminar
  9. Estoy contigo en todo loque has dicho: tengo 3 hijos de 11, 9 y 5 años...y aunque ya no doy el pecho ellos mamaron hasta los 24-26 meses. La verdad es que nunca tuve problemas al dar el pecho en público y eso que he dado en centros comerciales, restaurantes, en partidos de futbol, en los entrenamientos de mi hijo el mayor, en misa (como Eloisa)...hasta delante del notario le dí el pecho a la niña mientras firmaba las escrituras de la casa, jajaaj.

    Aunque es verdad, que miradas de desaprobación he tenido que aguantar más de una como si estuviera haciendo algo de extraño, no entiendo porqué una madre puede darle el biberón a su bebé en un carrito (a veces sin mirarlo siquiera) y yo no podía sentarme y dar el pecho tranquilamente...se supone que los dos bebés se están alimentando, no?? y no entiendo tampoco porqué dá igual que un niño de 4 años vaya con su chupe o biberón por la calle tan tranquilo y que si mi hijo de 26 meses me pide teta sea demasiado grande para eso.

    Estoy a avor de la lactancia materna, cuando sea, donde sea y cómo se quiera. 1 abrazo a las que todavía sois lactantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EStoy a favor, no a avor, se me ha escapado la f

      Eliminar
    2. Yo tampoco he tenido muchos problemas más allá de las miradas... Pero es importante que se normalice la lactancia para que ninguna madre vuelva a ser discriminada por dar el pecho

      Eliminar
  10. Además de reivindicar el derecho del lactante a tomar el pecho cuando y donde lo necesite, dar el pecho en público es fundamental para el aprendizaje de la lactancia. Dar el pecho es una conducta aprendida que se ha perdido por falta de ejemplos entre otras cosas. La mayor parte de los problemas que tienen las madres por mal agarre (grietas, poca ganancia de peso etc) y que dan al traste con tantísimas lactancias, se resolverían simplemente viendo a otras madres lactar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 100% de acuerdo... siempre digo que al perder la cultura de la teta y la tribu hemos perdido mucho más de lo que nos imaginamos

      Eliminar
  11. Hola mi nombre es Yolanda, hace poco que he publicado un blog, cuyo objetivo es compartir,escuchar, acompañar y apoyar a cada una de las mamas, que como yo, en un momento dado de reciente maternidad la depresión post-parto la acompaño. Mujeres y madres que como yo perdieron su bienestar emocional, y donde pedir ayudo poco o nada encontró. Y tan importante es encontrar apoyo sobre este tema, como en el respeto de si queremos ser madres lactantes o no y la libertad de poder alimentar a nuestros hijos donde deseamos y donde ellos demanden.
    Hace una semana justo antes de saber la asentada de Primark, la cual apoyé y comuniqué desde todo punto posible, publicaba un post, sobre si realmente somos libres de elegir si amamantamos o no, pues hace algunos años, existe tanta controversia con ello, que a muchas mamas no le tarde en visitar la frustración. Pues si le das el pecho donde desees malo, si lo hace durante una larga temporada malo, si das leche materna en biberón en la calle porque tal vez sientes pudor, también es malo y si das leche artificial igualmente malo...Así que no es de extrañar cuando mamás primerizas se encuentran solas ante tal contrariedad y se vuelvan locas con todo ello. Te invito tanto a visitar, comentar y compartir mi blog, como a leer dicho post http://blog.maternidadbienestar.com/2013/08/latancia-maternauna-eleccion-real.html
    Un saludo enorme, seguiré visitando te, pues me ha gustado mucho tu blog y su contenido.
    Yolanda(Maternidad Bienestar Emocional)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails