Mi parto respetado

lunes, 8 de abril de 2013

El parto de mi hija mayor es una pequeña espinita que tengo clavada dentro de mi. No fue un parto respetado en ningún momento. He intentado justificarme a mi misma un millón de veces que la culpa fue mía y solo mía, que debería haberme preparado más, que debería haber luchado más... Pero lo cierto, es que nada puede justificar el sentimiento que me produce recordar aquel parto.

Que pidiera la epidural no debería implicar la perdida del respeto ni a la intimidad, no debería implicar que me pusieran oxitocina, me rompieran la bolsa, me sondaran y entrara cada vez más gente en la sala de dilatación. No debería implicar que mi parto terminara en quirófano, con posición de litotomía, maniobra de Kristeller y episiotomía....

Y todo eso lo se ahora, pocos días después de mi segundo parto, en el mismo centro, con cuatro años y medio de diferencia.

Una experiencia completamente diferente, que en cierta medida compensa el daño moral del parto anterior. Ahora se que hay otras formas de parir, que hay una forma pausada, respetada, en la que te sientes acompañada por los profesionales.

Tenía la firme decisión de un parto completamente natural, sin utilizar epidural y respetando el proceso. Quería sentir que el control y la capacidad de decisión eran míos y no de otros. Quería vivir la experiencia de dar a luz por mi misma, sin restricción de movimiento.

Esta vez me preparé a fondo. Viví mi embarazo de forma más consciente, más pausada... Sobretodo, lo he vivido de forma más relajada, me he dado tiempo a mi y a mi cuerpo a desarrollar una nueva vida en mi interior. He aprendido técnicas de relajación y he escuchado mi voz interior para llegar al parto preparada.

Y con esa calma, llegó el domingo de resurrección... Un precioso día de primavera, soleado y cálido  Un día que pasamos de picnic con amigos, mientras algunas contracciones aisladas parecían indicar que se acercaba el momento.

Por la tarde, ya en casa, las contracciones continuaban, aunque sin ningún tipo de regularidad ni frecuencia. Todo podía ser: estaba de parto o podía pararse en cualquier momento. Aún no quería hacerme ilusiones.... Preparamos la cena mientras las contracciones iban y venían... Cada vez tengo más claro que se acerca el momento, que el parto está en marcha... Y estoy tranquila.

Cuando estoy segura de la situación, aviso a PapadeAlex, no quería decir nada antes de tiempo para que no se ponga nervioso. Acostamos a Alex y le explicamos que tal vez mamá y papá tengan que irse al hospital para que nazca su hermanita, pero que los abuelos estarán con ella. Me dan pena tener que dejarla en casa, dormida....

Poco a poco, las contracciones se vuelven rítmicas bajo la atenta supervisión de PapadeAlex que, libreta en mano, anota la hora y la duración.

Desde un principio han sido dolorosas, más que con Alex. Supongo que el hecho de borrar el cuello y dilatar a la vez debe notarse. Pruebo a meterme un rato en la bañera con agua caliente, pero no encuentro gran alivio ni diferencia en la intensidad, por lo que prefiero salir del agua.

Con el movimiento tengo muchas contracciones. Me cuesta hacer las cosas, moverme de una habitación a otra, vestirme... Mientras esperamos a mis suegros pruebo también con la pelota, pero no me calma ni me siento cómoda en ella, así que termino sentada en el sofá.

Cuando llegan mis suegros, me retiro a la habitación, a oscuras, sentada en la cama y utilizando las técnicas de sofrologia de la Maternidad. Voy esperando a que sean más seguidas... PapadeAlex va insistiendo en salir, yo quiero aguantar un poco más... Tengo la sensación que, si llego a la Maternidad y apenas he dilatado, me voy a derrumbar...

Al final, decidimos que es el momento de salir. Me cuesta llegar al coche. El movimiento desencadena una contracción detrás de otra. Son las dos y media de la madrugada.

Llegamos a la Maternidad rápido, una de las ventajas de ponerse de parto por la noche. Nos atienden pronto. Monitorización y tacto. Cinco centímetros de dilatación. No está mal... Esperaba estar de más. Me dice que me dejan ya ingresada. Toca caminar de nuevo hasta la sala de dilatación. Por el camino, las contracciones van y vienen sin darme un respiro.

La sala de dilatación es pequeña. Me traen una pelota por si quiero utilizarla. Las comadronas son muy majas, me explican en todo momento las cosas y nos dejan tranquilos y a nuestro aire, con las luces tenues. Puedo ir bebiendo líquidos, cosa que se agradece.

Me siento en la cama y sigo con la sofrologia. Hay momentos en que casi me duermo, pero las contracciones no me dejan llegar a dormirme. Estoy en un estado casi hipnótico del que salgo en momentos puntuales por culpa de las contracciones que cada vez son más dolorosas. Empiezo a tener ganas de empujar, pero no estoy en dilatación completa.

El cansancio y el dolor empiezan a hacer mella en mi moral. Empiezo a dudar de mi y de si seré capaz de soportar por más tiempo el dolor. Llevo cerca de 8 horas con contracciones y empiezo a estar agotada.

En varias ocasiones la comadrona me ha ofrecido romper la bolsa para acelerar el proceso, pero yo me he negado.

Al final no puedo más, las contracciones sacuden todo mi cuerpo. Me derrumbo y pido la epidural... estoy de ocho centímetros, pero no me veo capaz de seguir. Me ofrecen óxido nitroso, pero creo que en ese momento he entrado en estado de pánico y no veo más opciones que la epidural. Me siento mal con mi decisión.

La anestesista viene rápido y me la pone. Enseguida noto el alivio, pero me alegro de poder mover las piernas y sentir la presión de las contracciones.

No se cuanto tiempo pasa, pero en el siguiente tacto estoy completamente dilatada. La epidural me ha dado el respiro que necesitaba y, ahora, estoy notando mucha presión en mi vagina y las contracciones que vienen y van sin ser dolorosas. La bolsa sigue intacta y la comadrona me sugiere empezar a empujar a ver si se rompe... Empujo con todas mis fuerzas, pero la bolsa es muy gruesa y no parece querer romperse... Con el pujo baja la cabeza y la bolsa, pero al dejar de empujar vuelve a subir...

Al final accedo a que rompa la bolsa. Ahora los pujos empiezan a ser más efectivos. Me dejan colocarme de lado, me resulta más cómodo que estirada. La presión es cada vez más grande. La cabeza empieza a bajar y me dejan tocarla... está ahí, esta a punto de salir... Una de las matronas se coloca detrás, en un segundo plano, sosteniendo un espejo para que pueda verlo.

Empieza a salir la cabeza y me dejan libertad para dirigir el pujo. Siento el dolor, como si me fuera a abrir en dos, mientras veo como sale la cabecita. Y ya todo va muy rápido: un pequeño giro, sale un brazo... Y me dicen que ya está, que puedo cogerla.... La veo entre mis piernas, mojada, cubierta por la vermix y la agarro como puedo. Está mojada y es resbaladiza. La coloco encima mío y la huelo, la miro... No llora, pero no le pasa nada... emite un gemidito, de placer. Yo también estoy a gusto con ella.

El cordón nos sigue uniendo... Puedo tocarlo, notar como late. Me sorprende el grosor que tiene y lo duro que es. Esperamos hasta que deja de latir y entonces, PapadeAlex separa lo que nos ha unido durante nueve meses.

La placenta sale al poco rato y mi niña ya está enganchada a la teta. Todas las exploraciones las hacen con ella en la teta, le ponen la vitamina k y esperan un poco a poner la pomada en los ojos para no entorpecer nuestro primer contacto visual.

Estoy feliz porque ha ido todo muy bien. Se olvidaron de ponerme la bomba de anestesia, con lo que la epidural solo fue una dosis... Lo justo para aliviar esos últimos momentos pero permitirme sentir el momento del expulsivo. Ahora, me quedará siempre la duda de si habría sido diferente si me hubieran roto la bolsa antes, si hubiera probado el óxido nitroso, si me hubiera movido más.... Pero prefiero quedarme con el recuerdo precioso de vivir el parto de forma activa, de ver como salía de mi interior, controlando el expulsivo y acogiendo a mi hija en mi pecho mientras el cordón aún latía.

Esta vez no hubo episiotomia, solo un pequeño desgarro que no requirió sutura. A las dos horas de parir, estaba en pie, haciendo pis y desayunando... A las 12 horas, me iba de alta y volvía a casa, con mis hijas y mi marido a dormir todos juntos.

Sin duda, ha sido una experiencia maravillosa.

Por último, debo agradecer a mi tribu 2.0 que pasó la noche en vela acompañándome en la distancia. No se lo digáis a nadie.......Pero os quiero

Y al papá de las criaturas, gracias por estar ahí y aguantar estoicamente mis contracciones, por ser un padrazo y hacernos el día a día más fácil. Te quiero



60 comentarios :

  1. No sientas la noche en vela para acompañaros en el primer viaje de tu pequeña; sino las noches que nos quedan! Porque ya sabes que tu Tribu 2.0 esta aqui para lo que haga falta!

    Y muchas gracias por contar aqui tu parto, un parto consciente y tranquilo, porque quizá hacia falta que te "reconciliases" con tu cuerpo, y ahora podrás decir eso de: Yes, I Can

    Por cierto, la decisión de la epidural me parece muy acertada, tras 8 horas de contracciones necesitabas si o si, descansar un momento para reponer fuerzas y poder alumbrar a tu hija de forma respetuosa y consciente.

    Un fuerte fuerte abrazo a PapadeAlex también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leia. Pedir la epidural fue una de las decisiones más duras, porque sentía que era una cobarde, que estaba renunciando al parto que quería y para el que me había preparado tanto

      Eliminar
  2. Me parece precioso y poder leer tu experiencia me da mucha fuerza para la que tiene que ser la mía dentro de bien poquito.
    A falta de 2 semanas para cumplir y pariendo también en Barcelona, me ayuda mucho saber que por aquí hay buenos profesionales y que la información que recogemos durante el embarazo si que sirve de apoyo.
    Conocer el proceso y conocer nuestro cuerpo. Poder conectar con la pequeña vida que tenemos dentro.

    Enhorabuena! Ahora a disfrutar de tu segunda maternidad.

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lau. Espero que tu parto vaya muy bien y que sea como tu quieres

      Eliminar
  3. Si, tu... Las diversas fracturas y fisuras en varios de mis carpos, metacarpos y falanges, dan fe de la virulencia de las contracciones...

    Y si, estuve como un campeón... Miré, toqué, corté... sin expulsar el contenido de mi estómago ni perder el sentido ni una sola vez.... Molo!!

    Yo también te quiero... Os quiero a las tres!

    PD: Me va a tocar cambiar el nick ya mismo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena!!!

      Y sí, ya puedes ir cambiando el nick

      Besitos

      Eliminar
    2. PapádeAlex... Eres todo un valiente!
      Eso de sentir un dolor que te parte x la mitad mientras de tu sexo sale la cabeza de un bebé ... Es es lo de menos. Jejejeje
      X cierto... FELICIDADES campeón! Xq aguantar a Ladyquinqui en modo parto tiene que ser realmente maravilloso

      Eliminar
    3. te llamaremos Papa Torete :-P

      Eliminar
  4. Ah! por cierto.... Vosotras le llamareis placenta, pero yo vi algo clavadito a HESO en una de las de Alien...

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por ese parto Mamavaca, eres una campeona; luchaste por tener un buen parto y lo conseguiste, ahora tienes una niña preciosa (otra) con vosotros. Muchas felicidades a los 3, a PapadeAlex y de A. por estar ahi como un campeón, a Alex por ser una hermana mayor estupenda y haberte cuidado tanto en el embarazo con sus masajitos y a ti por ser como eres: madraza, una mujer estupenda y una amiga maravillosa. Os queremos familia de 4, ojalá nos volvamos a ver pronto y conozcamos a la pequeña

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas felicidades, un parto restepado es aquel en el que se respeta las necesidades que tú presentas en ese momento, y así se hizo. Me alegro de tu felicidad, de haberte quitado la espinita del anterior parto y de que tengas a Ari contigo con tan buen recibimiento. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ale. Para mi era muy importante que no se repitiera la experiencia anterior... Por suerte, las cosas van cambiando para bien

      Eliminar
  7. Vaya nochecita que pasamos, yo me desperté un par de veces a mirar como iba la cosa ;D Me alegro de que todo fuera bien y como tu querías! FElicidades, besos

    ResponderEliminar
  8. Felicidades!!! Ya sabes que la Canija estaba nerviosa porque nacía su prima y comió más veces de lo habitual para poder estar pendiente de cómo iba el descenso de su primita.

    Me alegro, para tí era muy necesario y soy muy feliz por ti. Mi Pequeñín también me tuvo así, como a ti y a los 8 centímetros pedí la epidural, estaba agotada. Pero me la quité, será porque con mi Bichito se le olvidó lo mismo que contigo y sólo fue un chute y al notar el entumedimiento pedí que me la quitaran.

    Me encantaba que mi marido hubiera cortado los cordones de mis hijos, una pena que esta vez no pudiera...

    Me alegro tanto por vosotros, pero sobre todo por ti.

    Te quiero preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Suu. A mi ya se les olvidó a ellos directamente... Así que pude descansar un rato y empujar con todas mis fuerzas. Ha sido una experiencia maravillosa

      Eliminar
  9. Guapísima tu parto de Ari es casi un calco del mío con Marc, con alguna diferencia, pero no muchas, si lees mi post al respecto lo verás, me alegro muchísimo de que todo fuera tan bien. Yo con este segundo parto también me quité la espinita clavada que tenía del parto del mayor. Y me siento muy feliz por ello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro guapa... A ver si saco tiempo para leer algún blog

      Eliminar
  10. Lo único que si que no hice fue contar nada a nadie, desconecte de móviles, whatsapp y mundo entero para quedarnos con la experiencia solos mi marido, el bebé y yo. Bueno mi suegra si lo sabía porque hizo de canguro con Alex. Y es que no quería que nadie se preocupara por como iba todo o por mí, ya que con Alex fue un parto muy largo y la familia y los amigos lo pasaron mal esperando tantas horas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, ya sabes como somos la tribu 2.0... siempre tenemos a alguien al otro lado

      Eliminar
  11. Eso es percepción de cada una...en mi parto tmb hubo oxitocina, rotura de bolsa por la comdrona,epidural q no me hizo efecto etc...pero siempre preguntandome si yo estaba de acuerdo...y una que estaba cagaita de miedo se dejaba hacer...lo unico que me puede quedar es que me lo tuvieran que inducir desde el minuto uno por la tensión que la tenia por la nuves, pero bien orgullosa estoy de mi parto,jejej...la epidural no me hizo efecto y lo noté todo sin quererlo no estar preparada, ahora en 3 pujos salió la floreta,jeje...Dsifruta de tu 2ª maternidad
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es percepción, pero a mi no me preguntaron en ningún momento... Fue pedir la epidural y el resto venía en el lote, en ningún momento me sentí respetada por los profesionales.

      Eliminar
  12. Ay preciosa, me ha emocionado leerte un montón. Sé lo mucho que te preparaste para este parto y me alegra un montón de que se respetaran sus decisiones y todo fuera bien. Ocho horas con contracciones son muchas horas y entiendo perfectamente que pidieses la epidural. Sí cuando yo llegué al hospital hubiera estado de menos cm es muy probable que también hubiera tenido que pedirla. Mi matrona me decía que sí llega un momento que el dolor pasa a ser sufrimiento es mejor pedirla, porque puede pasar que ese dolor y esa tensión produzcan el efecto contrario y se pare todo. Prueba de ello es que al ponertela se relanzó la cosa. Y además, te la pusieron bajita con lo cual podías sentir las contracciones y pujar, así que genial.
    Me siento muy feliz de haber podido compartir este embarazo y este parto contigo. Y doy fé de que Ari es tan preciosa como su mamá y su hermana; bueno y su papá, que sí no, se me enfada ;). Bueno y paro ya que parezco una tita babeante, pero ya sabéis q para mí sois familia. Te quiero Lady Quinqui? XDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todo el mundo se olvida del padre....

      A mi, ni me ofrecieron drojas, ni me tocaron la entrepierna...

      Lo dicho: olvidado y ninguneado....

      Eliminar
    2. Jajajaja!!! Oye pero de no tener contracciones no te quejas, eh? ;)

      Eliminar
    3. me hubiera gustado que mi parto fuera tan rápido como el tuyo y el de Suu... pero no fue así... y además, de noche, con lo que se añadía cansancio físico al dolor

      gracias a todas por estar ahí durante esos 9 meses de embarazo

      Eliminar
  13. Yo tuve un parto de 36 h y con todo inducido oxitocina,epidural, episiotomia , maniobra de kristeller, insulina. Acabe destrozada y llevaba sin dormir dos noches.
    Para mi fue bonito pero con vuestras experiencias y explicaciones de parto respetado no creo que lo fuera mucho .
    Pero estoy feliz con mi súpernena !
    No se sí algún día viviré otro parto y será diferente pero siento que igualmente fui muy fuerte para aguantar tantas horas!
    Seguirme en :
    http://elsuenodesermama.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blank, las experiencias dependen de como lo vivimos cada uno... Para mi, mi primer parto no fue bueno, no fue respetado y se pasaron por el forro todas las recomendaciones para la atención al parto normal... Este parto me ha ayudado a reconciliarme conmigo misma

      Eliminar
  14. Muchísimas felicidades! Por esta preciosa niña y por haber tenido un parto respetado. Da igual si es con epidural o con lo que sea, lo importante es que tú tomaste estas decisiones y por lo tanto fueron las correctas.

    Y felicidades al papi también por aguantar como un jabato, que me parto con tus comentarios!

    Ahora a adaptaros los 4 y a disfrutar! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Ohhhh! me has emocionado mucho mucho mucho. Me alegra muchísimo que hayas podido vivir esa marabillosa experiencia. Enhorabuena.
    un beso grande familia

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu historia, y me ha recordado mucho a la mia. Yo también aguanté en casa todo lo que pude, y llegué de 5cm al hospital. Y también prové la bañera, pero estaba igual de molesta y encima mojada, no me gustó. Al final de ladito en la cama era como mejor estaba! Aunque yo no pensé en la epidural, y la verdad es que pasé de 5 a 10cm en poco más de 2 horas, aunque si accedí a que rompieran la bolsa cuando estaba de 8 y al poco empecé a empujar. Siempre pensamos que hubiera pasado si...? La unica forma de aprender a parir es pariendo, no hay entrenamiento posible! Si quieres leer más sobre nuestra historia: http://bebesdepecho.blogspot.com/2013/03/parir-sin-miedo-nuestra-historia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Avencia. Yo tardé bastante en dilatar... tal vez si hubieran roto la bolsa se hubiera acalerado, pero quería que fuera lo menos intervenido posible.

      Eliminar
  17. Felicidades LadyA!!!! Gracias por compartirlo, me llene de emoción al leerte y lágrimas rodaron por mis mejillas, que maravillosa forma de traer al mundo a tu pequeña. En hora buena!! Un abrazo desde México!

    ResponderEliminar
  18. No sabes lo feliz que me hace leerte tan conectada y feliz. Que experiencia tan especial. Que bueno que tu parto respetado si fue posible. Un abrazo,
    Zary,

    ResponderEliminar
  19. Enhorabuena, por tu princesa y por tu parto. Da gusto leer partos así, genera confianza y da mucha paz. Un gusto haberlo leído.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jenni. Es bueno saber que las cosas estan cambiando para bien en la atención al parto

      Eliminar
  20. Fue una noche super super emocionante, gracias por dejarnos compartirla con vosotros a pesar de separarnos cientos de kilómetros.

    Entiendo lo que dices respecto al embarazo y al parto porque yo lo estoy viviendo de una forma muy similar.

    Un beso para toda la familia. Os quiero mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a vosotras por estar de guardia toda la noche y aguantarme todo el embarazo

      Eliminar
  21. Enhorabuena por tu nuevo bebé! No te conozco pero me he emocionado leyendo por todo lo que pasaste esa noche.

    Un beso para las dos,

    http://anononblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. Qué bonito!!!!! Me encanta que tuvieses un parto respetado o como tú querías, me has emocionado!!!! Tengo tantas ganas de vivirlo!! me quedan 5 semanas para salir de cuentas, y espero poder disfrutar de un buen parto :-D

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Peque cake, espero que tengas un buen parto

      Eliminar
  23. Que bonito, gracias por contar tu historia. Como me gustaría un parto como el tuyo, ojalá tenga esa oportunidad pero está lejos de mi esa posibilidad, por mi útero.
    Felicidades por el nacimiento de tu hija!

    ResponderEliminar
  24. Felicidades amor por ese precioso parto, por seguir tus convicciones y conseguir tu objetivo. No te sientas mal ni le des mas vueltas, cuantos y sis podría haber? Fue un parto perfecto y una niña preciosa!! Por cierto no has contado que pesó exactamente igual que su hermana, es un detalle precioso.

    Ha sido un placer compartir este embarazo contigo y esa noche casi en vela pensando en vosotras. No se lo digas a nadie pero yo también te quiero xD

    ResponderEliminar
  25. Me alegro un montón de que todo saliera como querías y te reconciliaras con tu parto..y lo de la epidural o tiene importancia, te dio un respiro.
    Me encantaría un parto como el tuyo ,pero si no sale mañana o pasado me lo inducen y ya casi lo deseo porque empiezo a preocuparme.
    Besiños y espero ver una foto de esa muñequita cuando puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya... espero que todo vaya bien y decida salir por si sola pronto. un beso

      Eliminar
  26. Enhorabuena por ese parto respetado! Ahora a disfrutar de esa maravillosa familia.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Me alegro mucho de que tuvieras un parto respetado, un parto bonito. Me ha recordado mucho a mi segundo parto. También me preparé mucho. También recuerdo las contracciones como mucho más dolorosas y seguidas que en el primero. Me dejaron pujar de lado, coger enseguida a mi niña para no volver a separarnos... A mí me pasó lo mismo, un segundo parto respetado y emocionante me quitó la espinita clavada que se me quedó tras el primero.
    Un abrazo y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro que tuvieras esa segunda experiencia tan bonita.

      Eliminar
  28. Me alegro que hayas tenido el parto que buscabas y que haya ido tan bien!

    Mi marido dijo que el cordón era más dificil de cortar de lo que pueda parecer...

    Saludos,

    Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias. Si, realmente es curioso lo grueso y duro que es. A mi también me sorprendió

      Eliminar
  29. Os deseo toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa como familia de cuatro. Tu parto fue el que tu quisiste, tú tomaste las decisiones y las riendas, fue vuestro y eso es lo importante. Gracias por compartirlo con nosotras y por hacernos sentir que formamos parte de esa familia tan maravillosa que habéis formado.
    Un abrazote apretao.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails