Y empieza el cole...

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Hoy empieza un nuevo curso escolar en Cataluña...

Tras unos días intensos de verano, de ir y venir de un lado para otro, por fin llega ese día tan deseado: El comienzo del cole... Pero ahora que estoy en casa, en silencio, sin los dibujos de la tele ( todos al treeeeeeen, subi dubi, dubi dubi don, mochila, mochila...), ahora que Alex no está jugando conmigo a peinarme o maquillarme, me siento tan extraña y tan vacía como la casa.

Ha sido un mes y medio juntas. Un mes y medio en el que ha habido de todo, sobretodo momentos duros, con rabietas tremendas e incontrolables, momentos en que el cansancio le superaban y no sabía como gestionarlo explotando en forma de ira. estos días hemos descubierto una cara que no me ha gustado nada de mi hija, una cara de agresividad, pegando, mordiendo....

Entiendo que está en una edad difícil, que está buscando su lugar e intentando ver donde está el límite.... Es una situación que me ha superado, me he sentido muy mal por no saber gestionar mis propios sentimientos en esos momentos, dejándome llevar por ella y cayendo yo también en el mal humor... Deseaba tanto que empezara el colegio para volver a la rutina, para que Alex se centrara, que ahora que ha llegado el momento me doy cuenta de lo feliz que estoy con ellas, de verla crecer sana y fuerte, con carácter rebelde incluido...

Por suerte, aún tengo unos días de vacaciones y seré yo la que la recoja por la tarde. Creo que hoy se me va a hacer eterno hasta que llegue la hora de ir a buscarla... Pero la semana que viene ya empezará la vorágine, los encajes de bolillos para la conciliación, el no verla más que una hora por la mañana y, si hay suerte y no está muy cansada, un par de horas por la tarde....

Ahora que lo pienso bien, no se porque cojones he llegado a desear que empezara el cole.

5 comentarios :

  1. Aixxxx.... Te entiendo! Hay etapas nada fáciles y es normal que desearas un poco de rutina y de "paz"! Pero a la vez... Cuánto se echan de menos...! Rabietas incluidas porque también son ellos, con su carácter y su genio... Igual q nosotros... Nadie es solo o blanco o negro, todo está lleno de matices... y los niñ@s, también!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Como te entiendo...

    Cuando la situación me supera, y últimamente suele ser más a menudo de lo que me gustaría, estamos es una época difícil, con muchas rabietas y donde parece que sólo exista mamá, muchas veces me veo deseando llevarla a la guardería para descansar en paz. Pero luego se me pasa, la miro, y... uf, por nada del mundo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Para no cambiar el discurso y porque es cierto ciertísimo: ¡No sabes cuanto te entiendo! Hemos pasado días durísimos los dos juntos, con las mismas sensaciones que describes y como tu me he sentido, nos hemos sentido tan mal. Ansiaba y temía que llegara el cole. Ahora sin embargo me siento bien, el está contento, con nuevas ilusiones y yo centrándome. Ambos necesitábamos esta desconexión mutua. La diferencia con vosotros es que yo lo tendré para mi toda la tarde. Si estuviera en tu caso también desearía dar marcha atrás y disfrutar de nuevo incluso de su mal humor.
    Un beso y que vuestro periodo de adaptación a los nuevos horarios os sean leves. Disfrútala

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo. Yo la veo una hora en la mañana, 30 o 40 minutos al medio día y 1 o 2 horas en la noche, y hay días (la gran mayoría) que siento que me pierdo de todo, de toda ella, de su pelo dorado, de su sonrisa, de sus adelantos... me parte el alma tan poco tiempo para estar y disfrutarnos..

    ResponderEliminar
  5. Hola!! nos ha encantado tu blog y te seguiremos!!
    PAsate por el nuestro y ayudanos en esta nueva aventura, somos 7 mamis con ganas de compartir.
    http://mamisorgullosas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails