Magia potagia

lunes, 25 de junio de 2012





No hace mucho tiempo, mis besos eran mágicos y capaces de curar cualquier golpe o arañazo que mi hija se hacía. Me sentía como una superheroína de cómic capaz de salvar a medio mundo sin apenas pestañear ni despeinarse ( eso si, nada de trajes apretados de lycra ni capas, que no van con mi estilo bastante más sofisticado )


Después, la magia paso a las tiritas. Cualquier mínima heridita, por minúscula que fuera, se curaba en 10 minutos poniendo una tirita. Ya ni os cuento si esa tirita era rosa y de princesas Disney, que entonces parecía triplicar su poder curativo!!!. Llegó un momento que, aunque no hubiera herida, mi hija insistía en que tenía pupa para poder lucir orgullosa la tirita en su dedo, rodilla, frente o cualquier otro lugar que se terciara en ese momento.



Y ahora, últimamente, la magia en casa la hace la barrita de Arnidol. Desde que empecé a usarla de forma más frecuente hará cosa de unos meses, es sacarla y parar de llorar rápidamente.

Mi hija sabe que al aplicarle el stick en la zona golpeada, le mejora el dolor, así que, simplemente, cuando se cae, solo tengo que susurrarle las palabras mágicas: quieres que te ponga la barrita de Arnidol? Y ella, mientras va disminuyendo la intensidad de su llanto, me dice que si y se calma por completo.



Ya véis, las madres tenemos superpoderes, aunque a veces, sean tan simples como un beso, una tirita o una barrita de Arnidol.

Y ahora, os toca a vosotras confesar ¿ Cuales son vuestros superpoderes curativos con vuestros pequeños ?

12 comentarios :

  1. Mi teta, mano de santo con los dos, jajajajajajaja.

    Es lo primero que le doy, pero si es un chichón a la vez le aplico Arnidol

    ResponderEliminar
  2. Boli no es de tiritas, bueno en realidad no es de echarle nada porque no se deja pero el Arnidol no falta en casa.

    ResponderEliminar
  3. aqui suelen tenerle algo de miedo a las tiritas, no sé porque, es igual que sean las de toda la vida marrones o las dibujaditas....ni Hello Kitty ayudó a que les gustaran...

    ResponderEliminar
  4. Me justo Tu magia potagia, yo tambien tengo la mia. Resulta que mi bebe desde chiquita se le hirritaban los cachetes y llegaban hasta a sangrarle! Despues de bsucar mucho, conseguimos una cremita, magica! Fue solo aplicarsela y se le quito su dermatitis.
    Ahora, mas grandecita tiene la mania de rascarse la cara interna del brazo, o detras de las rodillas y se irrita y se lastima muy feo, por eso de estarse rascando. El truco, para ue no se rasque (y no se lastime) es decirle, quieres que te heche la cremita? Y ella deinmediato deja de quejarse y de rascarse. :)
    Quiza no sea un golpe, pero es una molestia que le da a ella que se cura con mencionarle su cremita, asi estemos a kilometros de la casa. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No suelo comentar, pero tu comentario me ha llamado la atención... porque de pequeñita yo también tenía esas reacciones en la parte de dentro de codos y rodillas. En mi caso es por una dermatitis atópica y no puedes imaginarte como pica! En Mercadona y otros supermercados tienen jabones, cremas hidratantes... y cosas así indicadas para pieles atópicas; si es lo que tiene tu pequeña le vendrá muy bien para reducir los brotes y mantener la piel calmada. Aparte, cuando tenga los brotes, sigue con la cremita que le pones (todo esto es una suposición, yo no soy médico de nada, pero de pequeña me tuvieron dando vueltas hasta que descubrieron lo que era, hasta sangre llegaba a hacerme de los picores)

      Eliminar
  5. Llevo un unas semanas leyéndote hacia atrás (de lo nuevo a lo antigüo) y hoy me animo a comentar.

    Por supuesto, abrazos, mimos y besos, además de un poquito de agua en el golpe, ayudan. Pero, para calmar el llanto desconsolado de "me encanta toda esta atención", una nube es mano de santo.

    Por cierto, muy ricas las gominolas. :)

    ResponderEliminar
  6. Pues yo uso el arnidol, luego mi mayor es mano de santo esas tiritas y mi mediana una galleta, chusco pan... lo que sea de comer!! se le olvida todo jejejejejeje.

    Menos mal que para mi niño todavía son los besos de mami el gran poder curativo :)

    ResponderEliminar
  7. Me han gustado mucho todos vuestros comentarios, sin faltar ni uno.
    Y el post, claro.
    Yo también uso Arnidol y las tiritas de Hello Kitty, Princesas, lo que surja. Un truco: para que no peguen demasiado, antes de ponérselas a los enanos las pego en mi camiseta, así quitas un poco el pegamento.

    ResponderEliminar
  8. Me han gustado mucho todos vuestros comentarios, sin faltar uno. Yo también utilizo Arnidol, me gusta un montón, y las tiritas de Princesas. Un consejo: antes de ponérselas, me las pego en la camiseta y después se la pongo a ellas, así no pegan tanto y no les duele al quitárselas.

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo dos barritas a falta de una, una en el bolso del carrito y otra en mi bolso. Pero prefiero no usarlas la verdad, no por que no me gusten es por que usarlas implica un golpe. Y si algo en esta vida me da terror y si por algo me convierto en la niña del exorcista de los gritos que doy son los golpes y las caídas en los niños. Yo intento evitar, evitar, pero alguno se llevan de vez en cuando sobre todo el pequeño que es un terremoto.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails