La responsabilidad de asesorar

jueves, 10 de noviembre de 2011

Desde hace varias semanas y, como complemento a mi formación para el curso on-line de asesoras de lactancia de Fedalma, estoy asistiendo a un grupo "formal" de apoyo a la lactancia. Digo "formal porque, aunque yo había asistido durante bastante tiempo a un grupo postparto, no creo que se pueda considerar un grupo de apoyo a la lactancia como tal. En el tratábamos todos los temas, desde alimentación, anticoncepción postparto, sueño,....

Por eso, al empezar en este grupo, me han sorprendido varias cosas.

Por un lado, la gente que viene, en un 90% tiene algún problema, generalmente dolor y, por otro lado, no suelen repetir, es decir, que vienen muchas madres nuevas a cada reunión que no vuelven a la siguiente. En comparación con el grupo de postparto, allí habían pocas madres con problemas y eramos todas "repetidoras" semana tras semana.

Es obvio que, al ser un grupo de apoyo a la lactancia, hayan muchas madres con problemas, a las cuales se las asesora y se les ofrece apoyo, pero no entiendo porque son pocas las que repiten.

Otra de las cosas que me ha sorprendido es la cantidad de niños con frenillo sublingual. No quiero ser exagerada, pero de todos los bebes que he visto estas semanas ( pongamos que hayan sido unos 20-25 ), únicamente uno no tenía frenillo. Esto me lleva a plantearme otras muchas cuestiones: ¿Realmente la frecuencia de frenillo sublingual es tan alta? ¿O es porque al grupo solo vienen madres con problemas de lactancia secundarios a esos frenillos? Entonces, ¿es frecuente el frenillo sublingual o no? Y, si realmente los frenillos sublinguales son tan habituales, debo deducir que se ha dado siempre, no? No creo que sea una patología "nueva" o "moderna", así que, si ha existido siempre ¿Se detectaban en la antigüedad? ¿ que pasaba cuando no habían biberones ni asesoras?

Respecto a la función de la asesora, me impresiona la responsabilidad que supone. Muchas madres llegan a los grupos con dolor, grietas, infecciones,.... También con suplementos de biberón, lactancias diferidas, usando pezoneras,.... La problemática, en general, suele ser muy similar en todas las madres pero con más o menos complicaciones.

Ves a madres estresadas, agobiadas, mal aconsejadas, presionadas por la familia. Y allí está la asesora, con una posición de cierto "poder" por la sabiduría que le proporciona su formación y su experiencia. Se encuentra con una situación delicada con muchas implicaciones y en la que hay que "andar con pies de plomo" a la hora de aconsejar.

Y es que, según lo que le digas, como lo digas, puede no ser bien entendido o aceptado (vaya, como me pasa a mi muchas veces en el blog).

Y aún así, aunque las asesoras del grupo son grandes personas, con muchos conocimientos, empáticas y respetuosas, tengo la sensación que, de alguna manera, resultan a veces excesivamente "enérgicas" en sus consejos ( ojo, que es una apreciación mía y no quiero que nadie se sienta ofendido por ello ).

Veo a esas madres desconcertadas, que reciben consejos por todos lados, muchas se "resisten" a aceptar los consejos de la asesora y cuestionan lo que se les está explicando ( curiosamente no parecen cuestionarse los consejos de los "opinólogos" oportunistas con los que se han cruzado antes ).

Por eso, tengo la sensación ( completamente subjetiva ), de que la responsabilidad de una asesora es muy grande, más de lo que pueda parecer a simple vista, ya que lleva implícita muchos factores, no solo físicos, sino también psicológicos.

Llegados a este punto, me pregunto si, en un futuro, yo seré capaz de realizar una tarea como la de asesora.....


19 comentarios :

  1. Yo llevo tiempo asistiendo a reuniones de la liga de la leche y si es verdad que siempre hay gente nueva también somos muchas las que repetimos.
    El problema es que aunque se pida ayuda está tan generalizadas esas opinones erroneas que a veces les cuesta aceptar lo que se les recomienda en los grupos de apoyo, y más si va en contra de su modo de ver la crianza.
    La semana que viene empiezo un curso de asesoras de lactancia, estoy muy ilusionada y tengo muchas ganas, pero también soy consciente de la responsabilidad que conlleva, como dices, el asesorar. Y estoy totalmente de acuerdo en que influye mucho cómo se dicen las cosas.
    Por cierto, lo de los frenillos es algo que también hemos comentado algunas mamás, cada vez conozco a más mamás con esos problemas, y nos hacemos las mismas preguntas que tú.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura de que es una gran responsabilidad porque es un tema importante y donde hay muchos sentimientos implicados...

    Me gustaría ir a alguna reunión el año que viene, necesito consejo y aprender, creo que iré con ilusión, espero encontrar gente maja y dispuesta a ayudar pero también pienso que hay que ir con la mente abierta, ¿no?. Es que si no, es tontería.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que cuando llegue el momento lo harás genial, creo que es muy complicado cambiar mentalidades y que sólo puedes ayudar y asesorar a quien se deje . Creo que es muy importante tener empatía y tú se ve a la legua que la tienes

    Ánimo

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo conmigo, además añadiría que los consejos que pueda dar la asesora van a estar mirados con lupa y sometidos a un juicio continuo y como algo no funcione, por lo menos es mi perpectiva con el entorno de la mujer que va a esas reuniones, que normalmente suele ir sola y que cuando llega a casa su marido/madre/suegra/vecina del 5º cuestiona toda la información recibida. Por eso creo que es importante ir a estas reuniones al menos con tu pareja una vez, para que pierda el "miedo" a estos grupos y la lactancia sea de verdad cosa de toda la familia.

    Un besito (siento si ha quedado un rollo)

    ResponderEliminar
  5. yo creo que hay tanto frenillo
    porque antes lo cortaban segun nacian.. eso se ddejo de hacer y ahora hay que dar mil y un vueltas.
    a mi hijo al final , y tras mucho insistir , se lo cortaron a los 18 meses.. el mismo neonatologo que no lo vio ni al mes ni a los tres meses ni a los 6 meses ni al año.. (soy un poco cansina).. en su defensa hay que decir que mi hijo tenia buena movilidad de la lengua, y que no se dejaba mirar
    tal vez no hubiese tenido tantos problemas al inicio de mi lactancia, aunque siendo gran prematuro era previsible
    Pero bueno al final seguimos con la teta casi 24 meses despues, que es lo importante
    Yo asisti auna reunion de la liga de la leche, y me dio la impresion que sabia mas yo que la monitora..aunque despues de toda la empoyada sobre lactancia que me meti para poder relactar a mi hijo (hasta las 6 semanas no pude darle pecho ) es normal..

    ResponderEliminar
  6. Pues yo hubiera dado cualquier cosa por asistir a un grupo así donde me asesoraran y aconsejaran...

    ResponderEliminar
  7. el mero hecho que dudes... a mi me indica que si vas a poder realizar una tarea tan delicada, que requiere amor, tacto, entrega, pasión... y una constante auto-revisión ;-)
    Abrazos de una terapeuta principiante que a ratos se rila enterita ;-)

    ResponderEliminar
  8. Leyéndote lo primero que me ha sorprendido es que digas que las mamás que acuden con problemas se resisten a aceptar esos consejos, entonces para qué van?
    Seguro que lo harás estupendamente porque realmente es algo que se nota que te gusta.

    ResponderEliminar
  9. Carol,
    Pues yo estuve en una de las reuniones de la liga de la leche y me decepciono muchísimo...Incluso comparandolo con el grupo de ahora, era muy deprimente y me asesoraron fatal...
    Espero que disfrutes mucho con el curso. Yo estoy encantada con el de Fedalma y la cantidad de cosas que voy aprendiendo.
    Y lo de los frenillos, pues no alcanzo a entenderlo. Por mucho que digan que las comadronas lo detectaban en el momento del parto y lo cortaran in situ, eso solo es válido para los tipo 1-2, pero los submucosos, que la frenectomia es paliativa, dudo que hicieran nada...y son los que más se ven... de hecho, no he visto aún en vivo y en directo ninguno de tipo 1-2, pero si muchos de tipo 3-4

    MamaCC,
    El mejor consejo que te puedo dar es que vayas estando embarazada al grupo...además, tienes la suerte de tener a Eloísa en Madrid que seguro te puede ayudar mucho.

    Siempre mamá,
    Gracias

    Maria,
    por suerte hay muchas madres que viene con sus maridos, sus madres,...Y es que es tan necesario el apoyo en casa

    Brujilla,
    a mi me paso lo mismo con la liga de la leche...me sentí muy incómoda allí.

    Silvia,
    y yo, pero los conocí tarde....por eso ahora quiero formarme para ayudar a otras madres

    Magia,
    Gracias, es que me impresiona tanto ver la relación que se establece entre asesora y mama...

    lamamadeunabruja,
    Bueno, van porque tienen un problema y buscan solución. Luego, los consejos que les ofrece pueden diferir de su visión de la crianza.... Por ejemoplo, tu puedes recomendar que el bebe este siempre en brazos de mamá, que sea porteado, que coleche...todo ello como factores favorecedores de la lactancia. Pero igual esa madre es contraria a esas prácticas.... O igual le explicas una serie de cosas, pero como a ella, los opinólogos o el pediatra le han dicho otras completamente opuestas, duda de lo que le estás diciendo....
    Y si, es algo que me gusta, por eso tengo la sensación de que al ser tan apasionada con este tema enseguida se me tacha de talibana...y entiendo que las madres, y más las recién paridas, necesitan mucha, mucha empatía.

    ResponderEliminar
  10. Yo acudo a las reuniones del grupo de lactancia de mi ciudad desde hace 3 años. Cuando empecé a ir mi hijo tenía 3 meses y afortunadamente en ese momento me encontraba disfrutando plenamente de nuestra lactancia, y por eso quise compartir mi experiencia con otras madres por si les podía servir de ayuda.
    Tres años después la gente va y viene, todos lso meses vienen chicas nuevas, muchas dejan de venir, pero sí hay un grupo más o menos estable, y yo reconozco a muchas mujeres en la calle por coincidir en el grupo.
    Nuestro grupo lo lleva principalmente una matrona de atención primaria, y es estupenda porque ofrece consejos y ayuda pero sin presionar, es decir, te ofrece las alternativas o las soluciones posibles pero nunca critica ni cuestiona la manera de hacer las cosas de una u otra, pues entiende perfectamente el sentimiento de una mujer que recién acaba de dar a luz a la que le está costado la lactancia y además se ve presionada por l@s opinólog@s. De hecho, en sus clases de educación maternal aconseja que las madres y suegras acudan a la clase de lactancia para explicarle las cosas en condiciones y desmontar los grandes mitos.

    Yo he visto en el grupo madres muy agobiadas, madres con muchos problemas, sufriendo por una lactancia, que gracias a los consejos de las matronas y a la experiencia de otras mamis han salido adelante. Y me siento muy contenta de ello, de ver que cada una aportamos nuestro granito y ayudamos a que muchas lactancias salgan adelante.

    Hay una chica del grupo que hasta que su bebé tuvo 3 meses vivió su maternidad con el peque en la teta y el relactador colgando, ella tenía una reducción mamaria, su hijo un frenillo (aunque desconozco el tipo), ella no llegaba a generar leche y su hijo no ponía peso. Un día acudió al grupo una mami con cuyo primer hijo falló la lactancia y con la segunda pudo sacar adelante una lactancia mixta tras relactar los primeros meses por culpa del frenillo (problema que tuvo su primer hijo y que no supieron detectar), para contarle su experienca a esta chica, y le dijo que si no podía lograr una lactancia exclusiva que intentara una mixta, y que cada día que lograra darle el pecho a su bebé lo viera como uno más.
    Esta chica, que quería dar el pecho a toda costa y estaba luchando contra fuertes elementos, ahora es feliz porque le sigue dando el pecho a su bebé pero le apoya con lactancia mixta, porque sabe que no puede llegar a una LM. Y para ella cada día que pasa es un día más que disfruta de su pequeño momento de lactancia materna.

    Con esto quiero decir que un grupo de apoyo a la lactancia es más que fomentar la lactancia materna y apoyar a las madres que tienen dificultades, entre las labores de una buena asesora está saber aconsejar en todos los aspectos, y a veces, si hay un problema médico real y la madre está sufriendo, hay que saber decir que no siempre hay que llevar la LM a costa de todo.

    ResponderEliminar
  11. Claro que podrás y lo harás muy pero que muy bien!

    ResponderEliminar
  12. Bueno en cierta manera esta muy bien que sientas tanta responsabilidad, eso quiere decir que quieres hacerlo bien. Supongo que cuando te das cuenta de que la LM de un bebe puede estar en tus manos, eso te produce esa fuerte sensacion de querer hacerlo bien. Por desgracia yo conozco a una mamá que tenia problemas con la lactancia y no sabia si seguir o no, con un bebe de 3 meses, y cuando fue a un grupo de lactancia le echaron bronca, le dijeron que lo estaba haciendo todo mal, en fin que ella salio de alli sintiendose mal y a por el biberon. Espero que esto solo sean excepciones... en mi grupo de postparto nunca nunca se reñia a nadie, habia un ambiente genial. Un dia vino una mamá con un nene 'mayorcito' para contar su experiencia y motivar a las novatas... asi que ya sabes, si necesitas que vayamos algun dia contigo no tienes mas que decirmelo ya sabes donde estoy; besos

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo en que no es nada tarea fácil. No solo tiene que dar nformación sino que además tiene que saber como hacerlo.

    De todas formas yo también creo, por lo que veo en el grupo de lactancia al que todavía voy cuando puedo, que hay muchas (no todas) madres que no vuelven porque no escuchan lo que ellas quieren; es decir, algunas mamás van a esos talleres exponiendo problemas o pegas y casi casi buscando que les digan, "venga va, deja el pecho y coge el biberón xq lo tuyo no tiene arreglo" y como la respuesta no es esa, prefieren no volver y hacer lo que ellas creen que es lo correcto (aunque lo cierto es que no es así y casi todas ellas lo saben pero se autoengañan o autojustifican).

    Quizá a alguien le pueda molestar lo que digo, pero yo he pasado por eso, y sé lo que es estar un mes con unos dolores terribles en el pecho y yo no dejé de ir a las reuniones y a la matrona cada 2x3, porque quería solucionarlo y puse empeño en ello, porque realmente NO QUERÍA dejar la lactancia.

    Esto que digo no quita que en algunas de esas reuniones o talleres una no encuentre la solución porque la matrona o asesora tampoco ponga mucho de su parte, no te haga el caso necesario o incluso te haga sentir mal, que eso es otro tema (gilipollas hay en todas partes independientemente de su profesión).

    Yo intenté contactar con 4 o 5asesoras de la Liga y pasaron de mí ampliamente, ni me devolvieron el mensaje que dejé a cada una de ellas (a algunas casi llorando).

    Así que sí, tienes tajo por delante peroe stoy segura de que sabrás hacer un buen trabajo.

    ResponderEliminar
  14. Este post y todo lo que te cuestionas en él, son la prueba de que serás una gran asesora. Yo estoy segura de ello.

    ResponderEliminar
  15. Paso por aquí para decirte que tienes un premio en mi blog!

    ResponderEliminar
  16. Estoy de acuerdo contigo, el frenillo es algo superhabitual que al parecer no es detectado en hospitales, centros de salud, por médicos, enfermeras o matronas. Y que esas madres con problemas que van un día al grupo, no repiten en reuniones posteriores, curioso no?

    Yo también me planteo esas dudas, si será capaz de poder asesorar a esas madres, el día de mañana.

    Desde luego es evidente que es necesario el apoyo, la ayuda y la información. Y eso me motiva a seguir formándome.

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que el hecho de que te plantees esas dudas es porque quieres hacerlo lo mejor posible, y estoy segura de que lo harás muy bien.

    ResponderEliminar
  18. Si yo hubiera topado con alguien como tu a tiempo quizás Moflins hubiera tomado mi leche directamente de su envase original y no son sacaleches+bibi. Yo sospecho que fue por el dichoso frenillo y a ninguno de los médicos que la vieron se le ocurrió que fuera eso.

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Bueno, pues te diré que mi teoría con respecto a los frenillos tipo 3 y 4 es que, antes de la proliferación de los sucedáneos y de los descensos en las tasas de lactancia, había más "sabiduría" con respecto a la lactancia, más posturas, más "teta-sutra", porque yo casi todas las mamis a las que veo vienen amamantando en postura cuna y poco más. Cada vez que veo a una mami en rugby o en algo similar al Colson (amamantamiento reclinado), lo hago notar al resto de las madres...

    En cuanto a lo de repartir "sabiduría", yo te diré que en mi grupo me he vuelto bastante "vaga" y cada vez que una mami me pregunta algo, yo trato de preguntar a las otras mamis a ver si alguien le puede responder y luego, si hace falta, matizo con información adicional... Como cuando hablamos de qué es realmente "a demanda", o cuando dejan de pedir por las noches, o si es bueno colechar, o la alimentación complementaria, o la vuelta al trabajo.

    Incluso hay una chica habitual en el grupo que operó a su hija de un frenillo tipo 2 y siempre que viene le pido que les explique a madres en situaciones similares su experiencia pre y post operatoria.

    Y bueno, LadyA, esto es completamente subjetivo, pero yo creo que vas a ser una excelente asesora de lactancia, porque el hecho de cuestionarse lo establecido es un punto de partida genial para encontrar un estilo propio de asesoría.

    PD... Yo he visto casi más frenillos tipo 2, que de los 3 o 4... ¿Hacemos una estadística comparativa Madrid/Barcelona?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails