Nos hacemos viejos

miércoles, 6 de julio de 2011

El otro día, PapadeAlex y yo, hablábamos sobre este tema, el de hacernos viejos. Pero no viejos de edad ( que también, aunque nos conservamos estupendamente y sin necesidad de cremas con baba de caracol ni esperma de ballenato cojo ), sino viejos de actitud, de comportamiento, de espíritu....

En nuestra juventud y adultez temprana, hemos sido unos fiesteros de tomo y lomo. Bueno, tampoco os penséis que eramos unos desfasados, pero solíamos salir a cenar, de copas, a la discoteca,....

Pero, desde que nació Alex, creo que son contadas las veces que hemos salido. Por separado si que hemos salido algo ( PapadeAlex más que yo ). Nuestras salidas nocturnas conjuntas se reducen a ir a cenar con Alex y con otros amigos con niños, pero juntos y solos no salimos desde hace......Ni lo recuerdo ya!!!!

La cuestión es, que ambos somos conscientes que hemos cambiado y no sentimos la necesidad de salir hasta las tantas de la madrugada. Yo, lo tengo muy asumido: no me apetece salir, siento vergüenza ajena incluso de la actitud de la gente por la noche.... Para mi, resulta mucho más valiosos el tiempo que paso con mi hija que el tiempo fuera divirtiéndome.

Tal vez habrá quien piense que mi actitud raya lo patológico, que lo natural es salir y divertirse, realizar actividades con adultos, separarse de los hijos y dejarlos a cargo de la pareja, los abuelos o una canguro.... Pero, como he dicho, yo no siento esa necesidad. Trabajo fuera de casa, donde me relaciono con adultos ( aunque a veces no lo parezcan....), otras veces quedamos con amigas/os y sus hijos,..... Y de esa manera soy feliz.

PapadeAlex aún se debate en sus sentimientos, porque, por un lado, él también se ha vuelto más "hogareño", le gusta estar en casa con nosotras, compartir tiempo con Alex,....Pero, por otro lado, se siente atrapado por los convencionalismos sociales, por la norma: Tener 37 años y no salir de fiesta hasta las tantas y dedicarse a cerrar chiringuitos no está bien visto.....

Así que, lo que yo me pregunto a veces es, que es más patológico ¿ Querer pasar tiempo con tus hijos o querer endosárselos a alguien para largarte de fiesta?

32 comentarios :

  1. Uff, te diría lo de siempre, un equilibrio. Es bueno salir a sol
    E incluso con las amigas.
    Pero no siento esa necesidad tampoco. Tendría que obligarme a ello. Y pienso que lo lógico es hacer siempre lo que te apetece con moderación.
    Creo que salir obligatoriamente porque sí es patológico.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, salir por salir no. Pero si esta bien salir de vez en cuando, ahora, te lo dice una que menos a trabajar me voy con el niño a todas partes. Creo que es necesario salir, no hasta las tantas, pero sí salir sin niños, nosotros no podemos y aunque pudieramos creo que seria un día o dos al año. Eso de todos los viernes endosarle el crio a los abuelos no me gusta, los niños son de los padres. No te digo yo que una vez al mes irte con tu pareja no estaría mal, pero por sistema y porque yo lo valgo no.
    Si no estoy con mi hijo me falta algo, un día, uno! fui a comprar sin mi hijo y inconscientemente le buscaba! vale, lo mío también debe ser patológico!! ni tanto ni tan calvo, pero no creo que sea cuestión de hacerse viejo si no de ser un padre enamorado de su hijo!

    ResponderEliminar
  3. pues yo creo que no tiene nada de patológico y te digo más, no creo que sea necesario para nada tener que salir sin hijos obligatoriamente.

    comprendo que haya quien le venga bien o le apetezca esa liberación de los hijos y no lo critico, pero tanto como que sea "recomendable" como me han dicho a mí alguna vez, pues no.

    mi instinto me pide quedarme junto a mis hijos siempre que puedo, especialmente por la noche. y me sinto muy orgullosa de ello. y tengo 30 años (así que no creo que sea cosa de edad, de hacerse viejos) y no creo que el mundo nocturno me aporte nada que me haga falta. para empezar, hace varios años que no bebo, no fumo y no soporto las multitudes.

    y os aseguro que hemos sido tanto mi marido como yo, de salir viernes y sábado hasta las tantas, con amigos, por las zonas de bares y por discotecas y luego terminar con la última copa en casa.

    pero cambian las circunstancias cuando llegan los hijos y seguro que poco a poco nos iremos "separando" de ellos cuando se vayan haciendo mayores y no nos necesiten tanto. de momento me comporto como creo que tengo que hacerlo, como me pide el cuerpo y como creo que mis hijos merecen y lo hago encantada de la vida, no como si fuera un sacrificio.

    la verdad es que además tengo la suerte de que mi marido piensa igual que yo en temas de crianza y esto lo hace mucho más fácil.

    ResponderEliminar
  4. Bien!!!! Alguien que siente lo mismo que yo!!! Gracias gracias y gracias por esta entrada. Todo el mundo me mira con cara de estar loca cuando le digo que no siento la necesidad de salir de fiesta todos los fines de semana!!! Que no siento la necesidad de "pasar tiempo sin mi hija" y que me gusta hacer planes donde ella está integrada, es más no hago planes sin ella, a quien le moleste que no me los proponga já! Alguna vez he ido a cenar con algunas amigas y a tomar algo, me lo he pasado muy bien pero no es algo que NECESIE hacer para sentirme bien. Jose tb se ha vuelto mucho más hogareño aunque como Papa De Alex sigue haciendo alguna "escapada" nocturna de vez en cuando! Un besazo guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. Ey! Un mátiz, que no se si ha quedado claro en el post:

    Lo que se me hace "extraño" es que no siento la necesidad de salir ni desfasarme. Es mas, las veces que he salido con amigotes, a las 2 ya tengo ganas de irme a casa, no me apetece seguir...

    Y como dice LadyA, el "dilema" surge cuando confronto ese ausencia de ganas de fiesta con mi edad (sobretodo mental) y lo que representa que deberia querer...

    No se si me explico...

    PD: Notense los entrecomillados, que son los que dan el verdadero significado al comment.

    ResponderEliminar
  6. En resumen, que estoy encantado de estar con mis niñas, en actitud mas relajada...

    Pero me choca un poco estar tan encantado, ya que parece ser que por edad, deberia tener mas deseos de salir y fiestear...

    ResponderEliminar
  7. Mira, yo hablaba ayer con mi madre sobre el tema de dejar a los hijos.

    Mi familia vive en Barcelona, y mi madre está encargándose de cuidar a la hija de mis primos, que tiene casi 11 meses, 1 mes y poco más que Raúl.

    Ellos tienen otro hijo mayor, y lo llevaron hace poco a Madrid, al parque de atracciones. Se fueron sin su bebé, que tenía alrededor de 8 meses... Yo no lo entendía...

    Pero es que ayer me dijo mi mami que la mamá se viene a Ibiza 4 días, a pasar unos días de descanso con sus amigas ¿¿??

    Para mí tampoco es una necesidad salir de noche ahora mismo, quizás lo es más la vida social en general, por el hecho de no pasarme todo el día en casa con conversaciones extrañas con Raúl... Pero salir como lo hacíamos antes... no me apetece. Lo he hecho un par de veces, pero no lo he llevado bien, la verdad, no paraba de pensar en el pequeño y no disfrutaba de la noche.

    Me imagino que influye el como seas, los amigos de los que te rodeas... No he sido nunca de salir mucho, sí tuve una época en la universidad, que salía casi cada día, pero luego poco a poco nos hemos ido quedando en casa. Y los amigos son parecidos a nosotros, así que no nos sentimos bichos raros. Aunque vivamos en Ibiza.

    A mí no me apetece nada separarme de mi bebé, ni para salir, ni para ir de vacaciones, pero lo peor es que creo que los bebés no están preparados para largas separaciones de sus madres, y si me lo pones mal, ni para cortas, hasta que no tienen cierta edad.

    ResponderEliminar
  8. Bueno yo estoy completamente de acuerdo contigo. Y creo que ese es el quid de la cuestión: "No tengo la necesidad" es más, me da hasta pereza. Será que salí todo lo que quise y más en mi etapa de "soltería", hasta fui camarera en un pub, y no me apetece nada de nada el ambiente nocturno. Será que cada vez que me separo de mi hija, siento como si me olvidara un brazo en algún sitio.

    Como leí por ahí "Tener un hijo es aprender a vivir con el corazón fuera del cuerpo" y qué quereis que os diga, si lo tengo fuera del cuerpo, al menos tenerlo en el pecho, o en los brazos. No?

    ResponderEliminar
  9. Nuestra situación es muy pareceda a la vuestra: papá siempre ha sido menos de salir, pero yo era un terremoto!! Desde que nació David, se pueden contar las veces que me he ido de farra con los amigos con los dedos de una mano, y siempre he dado por finalizada la noche mucho antes que el resto.

    Yo creo que no nos hacemos viejos, (que también),sino que crecemos, cambiamos y maduramos en el buen sentido. Sería muy triste que fueran pasando los años y nuestros intereses y aficiones permanecieran inalterables.

    Y Papá de Alex, no te sientas raro...hay tantas cosas que se supone que deberían ser de una manera y son de otra!!! por ejemplo, se supone que al cumplir los 30 estaremos emancipados, con un trabajo, etc, no? yo conozco a muchos que no volverán a cumplir los 30 y siguen viviendo en casa de sus padres, de farra permanente todos los findes.

    En fin, que me alegro de que disfruteis de esta etapa junto a Alex!

    ResponderEliminar
  10. A mi tampoco me apetece salir nada es más me da pereza incluso pensarlo, la gente en los garitos, ruido, sin poder charlar. Aunque si que he salido unas cuantas veces desde que fui madre, me merece más la pena estar en casa

    A mi lo que me da miedo es envejecer de ideas,me pregunto cuando llegara el momento que diga, esto no lo entiendo, me supera, como a mi abuela internet, bueno todo llega.

    ResponderEliminar
  11. Puff, no es cuestión de hacerse viejos, pero supongo que apetecen otras cosas. No me apetece salir de copas hasta las mil, pero sí ir al cine o a cenar solos o con algún amigo.
    Por suerte, tengo un par de sobris de casi 20 años que cangurean a los peques y encima ellos están encantados. No lo hago mucho, pero me gusta hacerlo de vez en cuando y sí creo que sienta bien, por lo menos en nuestro caso.
    Marta.

    ResponderEliminar
  12. Me fascinó tu entrada, es que no me pude ¡ver más reflejada junto a mi marido!.
    Que de verdad, ya hemos tenido ésta conversación, en varias ocaciones: que nos estamos volviendo "viejos" aunque tenemos (36 y 38), que ya no nos apetece el rido y la "zandunga", que nos fastidia el olor a cigarrillo y acostarnos tarde, que al día siguiente amanecemos "pal 'gato de mal" y que nos gusta hacer cenas en casa con grupos pequeños de amigos, para estar acostaditos, a más tardar a las 2:00 de la mañana. Es que Con nuestra hija nos cambió la forma de ver la vida. Tiene 5 años y solo la hemos dejado con las abuelas, para una boda y para un aniversario de nuestro Matrimonio y que en ellos, nos sentíamos culpables y la extrañábamos...
    Lo paradojal, es que ambos nos conocimos "en una discoteca", que durante los primeros años de matrimonio trasnochábamos "a concho", que nos gustaba "carretear", hasta el amanecer... y que ahora, el padre, no sale, ni con sus amigos solo.
    Bueno, parece que fueramos de otro planeta, pero, nos gusta estar al pendiente de nuestra hija y pasar tiempos, con amigos que viven lo mismo que nosostros. Yo me junto con mis amigas a beber un cafecito, cuando mi hija está en el Jardín Infantil y así lo hago tranquila. Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Creo que tengo tu misma patología, ¿estaremos enfermas? Jajajaja, pues no. Yo prefiero estar con mis hijos, disfrutar del día y de la tarde y de la noche con mi Pequeñín, jajajajaja, que no me deja descansar. Y es que cada uno es cada uno, pero no cambiaría ni un minuto de ello por un día de los otros

    ResponderEliminar
  14. Pues yo creo que al 50%.... yo los últimos 5 años alguna vez si he salido... pero no es lo mismo, acabo llamando al padre o a mi mami cada rato a ver como están, evito irme antes de que se duerman para no perderme nada de nada... y lo peor de todo al día siguiente me levanto a las 7!!!! porque claro mis hijos no tienen que pagar que yo haya salida castigándolos sin la presencia de su madre, no??

    Total que si tengo que salir salgo, pero en ocasiones especiales pero lo que es apetecerme... pues no, salgo casi por compromiso aunque acabo pasándomelo bien.

    ResponderEliminar
  15. Creo que cada cosa tiene su fase. Yo salí "mucho" cuando me apetecío, con veintipocos, y después me cansé y me aburría soberanamente. A mi me marido le pasaba igual así que incluso cuando no teníamos hijos no solíamos ser muy nocturnos... la verdad es que no lo hecho nada pero nada nada de menos.

    En cuanto a lo de los 37 y salir de fiesta, yo creo que depende mucho del entorno. Es verdad que un porcentaje alto de gente sigue en ese plan durante 20/30 años de su vida (que se dice pronto tener el mismo plan de fin de semana con 17 que con 40 tacos) pero hay gente muy sensata y muy hogareña. Nosotros ya con esa gente no tenemos nada en común, nuestros amigos son de nuestro estilo, lógicamente...

    ResponderEliminar
  16. Pues yo desde que nació el peque creo que sólo he salido un día de fiesta, y la verdad es que tampoco me apetece y también siento vergüenza ajena de la gente, ahora mismo lo más que me apetece es salir alguna vez a cenar y tomar un par de cervecitas con limón en alguna terracita hablando con los amigos, pero nada de salir en plan ponerse ciego de copas hasta las mil, eso para mi ya pasó en su momento

    ResponderEliminar
  17. Bueno, es que hoy en día está mejor visto tener complejo de Peter Pan que ser una persona casera y hogareña...

    El otro día hablando con una amiga me comentaba orgullosa como había colocado a su bebé con sus padres para irse de vacaciones con su chico y yo no sabía donde meterme para que no viera la cara de horror que estaba poniendo ante su actitud...

    Me doy cuenta de que en muchas cosas estamos a años luz de nuestra generación... Aunque no sé que decirte, que hoy mi chico se ha pirado de concierto con un compi y aquí nos ha dejado :P

    ResponderEliminar
  18. Cada cosa a su tiempo, como dijo Eloísa ahora es mejor visto el complejo de Peter Pan. Pero yo creo que si decidimos tener un hijo, no era para tener a quien llevar a las fiestas infantiles de la familia, sino para vivir con ellos. Luego nos soprende que los niños hagan más caso de los abuelos! Y también el asunto con los abuelos es injusto, ellos ya educaron a sus hijos, se agradece infinitamente su ayuda, que a veces al menos yo, no se qué haría sin ellos, pero cuando es necesario (o sea, para trabajar), no hay que exagerar.

    Eso de irse de vacaciones sin ellos... mmmm, habiendo tantas cosas que los niños también pueden disfrutar, por qué enviarlos aparte?

    En fin, supongo que no habrá alguien que defienda la otra postura, aunque sería interesante escuchar sus argumentos.

    ResponderEliminar
  19. Yo tampoco siento la necesidad de salir hasta las tantas a cerrar chiringuitos. Creo que esa faceta, esa etapa de mi vida, ha quedado más que cubierta. Y no es que haya sido muy fiestera pero pasé unos añitos en los que me acostaba cuando salia el sol y la verdad, no lo hecho de menos. Me da igual que la gente crea que me iria bien dejar a las niñas e irnos Rafa y yo a tomar algo o a cenar solos, a mi no me apetece dejarlas, prefiero ir a cenar más temprano y con la crisis (jejejeje) mejor cenar en casa que las raciones son más escasas y el precio igual o superior, jejejeje (es una broma).
    Feliz fin de semana, que el mio empieza hoy... nos vamos 3 dias de hotel, con las niñas por supuesto!!!!

    ResponderEliminar
  20. Aquí estoy yo para aportar la nota discordante!! Jijiji!!

    Mira, leidi. Eso va a personas y momentos. Yo adorod a las Chocolatinas, pero ahora estoy en un momento en el que necesito mi parcela individual, personal e intransferible. Así que salgo cada vez que puedo.

    Normal, no normal... no me lo planteo en esos términos. Me encuentro en un momento de mi vida en que mis niñitas ya empiezan a tener su poquito de autonomía. Eso a mí me deja espacio para mis cosas, para maquillarme, ir al gym, a ensayar... e irme a pasar el finde fuera con mis dos mejores amigas cada vez que el dinero me lo permite.

    El sábado pasado, sin ir más lejos, salí con una amiga a la que hacía casi siete años que no veía. Me metí en la cama hasta las seis de la mañana! Y disfruté, y no pensé en ningún momento en si estaba o no fuera de lugar que yo estuviese en un garito a las cinco de la mañana tomándome el tercer martinazo. Me apetece, lo hago y punto pelota.

    He dicho.

    ResponderEliminar
  21. Hola,

    creo que lo mejor sin duda es intentar no hacer cosas por obligación y como decía el anuncio: "sigue el camino de tu espíritu", ni salir porque eres joven y se supone que hay que hacerlo ni estar siempre con tu hijo porque si no eres mala madre y bla, bla...En mi caso, en mi época universitaria, cerré discotecas cada viernes y sábado, y a partir del año 2000, hice amigos nuevos, menos discotequeros, y fuimos cambiando de rollo, ya era sólo bares y copas en casa y así. Luego conocí a mi Pedro Picapiedra, que es muy casero, demasiado incluso, je, je, y la nocturnidad y alevosía se redujeron a la mínima expresión :-(...Así que no me costó mucho la adaptación cuando nació Pebbles. Por suerte o por desgracia, es tan noctámbula como su madre y la llevamos a todas partes, conciertos nocturnos incluidos... Y observé que no era la única en un concierto de Belle & Sebastian el pasado septiembre en Barcelona...estaba repleto de cochecitos, bebés y niños de todas las edades...

    ResponderEliminar
  22. Claudia,
    Creo que lo importante de la cuestión es eso, hacer lo que necesites. Si no te sientes bien saliendo por ahí, no hace falta hacerlo...

    Estanjana,
    Yo es que no veo esa necesidad de salir y me parecería antinatural forzarme a salir sola si mi cuerpo no me lo pide.

    Chita Lou,
    A mi también me lo han dicho en alguna ocasión....Pero yo sigo sin entender porque tengo que hacer algo que no quiero....por muy bueno que sea, no?

    Maria,
    Yo también me alegro de no ser la única "rarita" que no siente esa "necesidad"...jejeje

    PapadeAlex,
    yo creo que si que queda claro en mi explicación, no???

    ResponderEliminar
  23. Carol,
    yo tampoco entiendo esas actitudes de dejar a los bebes con los abuelos para irse de vacaciones. Los niños, son de los padres, sino, mejor no tener hijos....Tener un hijo implica asumir responsabilidades, no que las asuman los abuelos!!!

    Marce,
    me ha encantado esa frase.

    Ana,
    lo curioso es que hay mucha gente que pretende vivir con 40 como cuando tenían 20.... Yo no digo que esté mal salir, sino que cada uno debe hacer aquello que le pida el cuerpo.

    Mami Poppins,
    yo espero que tarde en llegar esa etapa...jejeje

    Marta,
    como decía, creo que todo depende en gran medida de lo que cada uno siente y necesita....

    ResponderEliminar
  24. Mamá Nortina,
    Pues ya ves...por aquí somos unas cuantas igual que tu...jejeje...Será que nuestro tipo de crianza hacia nuestros hijos nos influye en esto?????

    Suu,
    pues podemos montarnos una comuna hippiepandy para irnos todas a llí...jajaja

    London,
    yo es que paso de compromisos....como ya he dicho, no siento esa necesidad y menos si lo tengo que hacer por compromiso...Pero entiendo que no todas somos iguales y que hay personas que necesitan su espacio.

    MamaCC,
    nosotros también hemos hecho nuevas amistades que son más de nuestro estilo.

    Mis chicos y yo,
    completamente de acuerdo contigo

    ResponderEliminar
  25. Eloísa,
    Bueno, como he comentado un poco más arriba, creo que algo tiene que ver nuestra visión de la maternidad con nuestra actitud en este tema, no?
    PapadeAlex también ha ido a unos cuantos conciertos porque yo le he obligado....jejeje

    Bere,
    pues esperaremos sentadas, a ver si alguien nos da argumentos para enviar a los niños con los abuelos a pasar las vacaciones mientras ellos disfrutan solos....

    MamadeBegues,
    Y lo bien que lo pasamos en nuestras cenas fuera con niñas incluidas??? jajaja...
    Que paséis un feliz finde!!!

    Ebony,
    Bueno, pero eso es lo que te pide a ti el cuerpo y lo que necesitas. a mi me parece bien....pero yo no siento esa llamada.

    Onenoe,
    Tienes suerte de tener a esa pequeña fiestera...jajaja...ya sabes que, la mía, cuando se junta con la tuya, se vuelve igual de terremoto!!!

    ResponderEliminar
  26. Pues yo ahora mismo estoy en el mismo punto que tú. No puedo pensar en irme y dejar al peque. Si que me apetece un poco más de actividad social pero con él, ahora que ya va admitiéndolo un poco más.

    Teniendo mi baby 10 meses, me surgió un viaje "de negocios", por un proyecto que hice antes del embarazo y me costó convencer a mis compis de que no podía, así de golpe y porrazo dejar al peque dos días solo.

    Me alegra ver que no soy la única, que lo siente así.

    ResponderEliminar
  27. Me pasa exactamente igual a mi y eso que soy menor que tu. Cada cosa tiene su tiempo y este es el tiempo de salir con mi hija, en casa, en el parque, con amigas y sus hijos, con mi esposo, plan de familia. Ya volverán las rumbas y los festejos. Ahora ni me hace falta ni me apetece. Mi vida, tal y como es me hace inmensamente feliz, así los demás no lo entiendan.

    ResponderEliminar
  28. Pues yo tambien creo que no deberíamos de preocuparnos por si está bien o no el salir o dejar de hacerlo. Yo dejé de salir hace tiempo (más o menos desde que empezé a currar y vi qe el curro y la resaca no son compatibles, jajaja)
    Yo no veo mal salir y tener tu propio espacio de diversión siempre y cuando sea con cabeza

    ResponderEliminar
  29. Con lo poco que duermo yo, que a las 10 de la noche no puedo con el alma, no estoy como para salir, el cuerpo no me pide fiesta. Y tampoco lo echo de menos. Echo de menos dormir!!!! Además, sólo de pensar en que hay que madrugar para ponerse a jugar, ay, madre, me da algo. Bueno, en fin de año nos fuimos a dormir a las 9 de la noche, así que ya ves.
    Y claro, después flipo viendo en la tele a la exnovia del David Bisbal (que tienen una nena de la misma edad de mi nene) yéndose de fiestuqui en fiestuqui... Ostras!!! Que me he hecho viejaaaa y criticona!!!!
    Pero bueno, tampoco tengo reparo en dejar al nene con mi madre e irme a comer algún día con mis amigas, eso sí que lo disfruto y lo necesito. Pero claro, poco tiempo, que después el nene echa de menos la teta.

    ResponderEliminar
  30. Yo creo que todo tiene su tiempo. Yo antes los fines de semana los exprimia al maximo de juerga. Ahora, despues de haber vivido todo eso, lo que me apetece es estar con mi hija y disfrutar de ella. No echo de menos salir de fiesta. Ahora como dices, nos juntamos de vez en cuando con otros amigos tranquilamente.
    Y no me siento vieja por ello, porque he vivido y vivo lo que me toca en su momento.

    ResponderEliminar
  31. Hace un mes fueron las fiestas de la ciudad, estábamos por la tarde en la calle cuando empezó a llover, todos nos metimos a un bar, estaba allí (también estaba la bruja) de pie, rodeada de gente, tomándome una cerveza y con la música a tope cuando me dije "qué puñetas haces aquí?", luego lo pensé y me di cuenta de que esa es la situación en la que he pasado un montón de noches, ahora ya no, simplemente paso.
    De todas formas no es por ser madre, hacía tiempo que mi concepto de fiesta había cambiado, las últimas veces que salí antes de que llegara la bruja lo que me apetecía era quedar con los amigos a cenar y estar de cháchara hasta que nos aburriéramos pero nada de discotecas o bares a tope en los que no puedes ni hablar, así que seguramente me hice vieja...

    ResponderEliminar
  32. yo ya no sólo es que no sienta la necesidad de cerrar chiringuitos es que el cuerpo no me dejaría...
    ¿me estoy haciendo mayor? puede ser...pero lo cierto es que esa etapa ya la pasé...quizás si no la hubiera vivido en su día ahora sentiría que me he perdido algo.
    Eso no quita que de vez en cuando me apetezca salir a tomar unas cervezas con amigos o con mi pareja cuando la ocasión la pintan calva. y pernoctar un poco. Una vez al año o dos.
    Pero lo habitual es que mis planes siempre incluyan a mis hijos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails