La importancia de comer acompañados ( editado y con algo nuevo )

viernes, 13 de mayo de 2011

Hoy quería compartir con vosotr@s un artículo que me ha enviado una amiga por correo electrónico y me ha parecido muy interesante.

Yo intento, siempre que puedo, comer con mi hija. Aunque está claro que, los horarios de los niños y los nuestros son tan diferentes, que es complicado coincidir los días de cada día, pero los fines de semana siempre es más fácil y es una buena manera de compartir cosas con ellos a la vez que aprenden hábitos y aprenden a comer variado.

¿Qué pueden hacer los padres para fomentar buenos hábitos nutricionales en sus hijos? Algo tan sencillo como sentarse juntos a la mesa es fundamental, según una revisión de 17 estudios publicada en Pediatrics.

Así, compartir el rato de la comida al menos tres veces a la semana aumenta en un 24% las posibilidades de que los niños consuman alimentos saludables y reduce en un 20% las opciones de que elijan productos poco sanos, si lo comparamos con aquellas familias que nunca comen juntas o, como máximo, lo hacen una vez a la semana.


Comer en familia facilita que los niños aprendan buenos hábitos en la mesa.
Esta sana costumbre también parece influir en la aparición de varios trastornos alimentarios,reduciendo en un 12% el riesgo de sobrepeso y en un 35% de otros desórdenes, como saltarse comidas o darse atracones.

Aunque de momento se desconoce el mecanismo responsable de estos efectos, al comer juntos podría aumentar la capacidad de los adultos de influir en los niños. Por ejemplo, el hecho de compartir mesa con sus padres puede animar a los adolescentes a hablar de temas que les preocupan, entre ellos la alimentación.

 “Los profesionales de la salud deberían animar a las familias a comer juntas más a menudo”, concluyen los autores de la investigación en su informe. Aunque, según ha declarado Amber Hammons, principal responsable del estudio, en Reuters, “no hace falta hacerlo cada día. Sabemos que las familias están muy ocupadas”.



Fuente: Nos cuidamos


P.D.- gracias a los problemas de blogger de estos días, se perdió el post de ayer ( y suerte del reader que me ha permitido recuperarlo y volver a ponerlo aquí... ), con lo cual, también se han perdido los comentarios...
Pero, lo que más rabia me da, es que se ha perdido todo el post que tenía para hoy....y, a estas alturas, ya no me veo capaz de volver a escribirlo....
Solo os comentaré, que participo en el sorteo del "Club de las madres felices" de Suavinex. El premio, es un viaje a Disneyland París, lugar al que me apetece un montón ir con mi pequeña y con PapadeAlex. Así que, se agradecerá cualquier voto recibido!!! ( aunque después de ver como iba ayer las votaciones, creo que lo tengo chungo para pasar a la segunda fase...). Bueno, pues si alguien me quiere votar, puede clicar en el siguiente enlace.

4 comentarios :

  1. Bueno, en su momento ya te dejé un comentario. Manda narices con blogger.
    En definitiva, que estoy totalmente de acuerdo.
    En casa de mis padres siempre que podíamos comíamos juntos. Y ahora con la nena hacemos los mismo, y más ahora que estamos con la alimentación complementaria, a ver si así se anima, ja, ja.

    ResponderEliminar
  2. Yo comenté con mi AE el tema y se lo ha tomado muy en serio esta mañana les ha puesto fruta para el almuerzo y esta noche al chico, que es el que nos da problemas, le ha hecho una ensalada sin vinagre que ha desaparecido enseguida.

    Ante la pregunta ¿como es que no me habías dicho antes que la querías sin vinagre? le ha dicho ... ¿te crees que me la he comido por que me gusta?

    ResponderEliminar
  3. No te desanimes!! Todavía quedan muchos días para que la gente vote. Yo es que tengo el corazón partío, así que o lo sorteo entre las que me gustáis o como dijo Teta, me espero al final para daros mi voto a la que más posibilidades tenga de pasar a la final. Besos

    ResponderEliminar
  4. Doy fe de que ocmer en compañía de los padres favorece las buenas costumbres alimenticias, porque nosotros siempre hemos intentado hacerlo. Sentamos a Iván a la mesa con nosotros cuando cumplió el primer año,y será por eso que desde esa edad nos ha ido pidiendo todo aquello que nosotros comíamos, y empezó muy pronto con la comida sólida. Hoy por hoy, a punto de cumplir 3 años, y a pesar de que come en la guardería, como nosotros comemos más tarde se sigue sentando y le pongo un platito con lo que estamos comiendo, cenamos juntos, e incluso si puedo merendamos a la misma hora, porque si yo me como un bocadillo él se lo come, y si yo me como una manzana él se la come. Además hemos cambiado el mobiliario del salón de tal manera que desde la mesa no se ve la tele, así que durante las comidas no hya distracción, somos totalmente familiares, y yo lo recomiendo.

    Yo creo que todo esto es tan sencillo porque los niños se dedican a imitar.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails