Estivill y su " Duermete niño "

lunes, 25 de abril de 2011

Creo que podría decir que, el primer libro que compré, relacionado con el mundo de la maternidad/paternidad, fue el libro de Eduard Estivill " Duérmete niño". ¿ el porqué ? Pues simplemente, porque es mediático, todo el mundo habla de él, sale en la televisión, en la radio,...( hasta en la sopa, vaya,... ). Así que, no dudé ni un momento en comprarlo y regalárselo a PapadeAlex.

En un primer momento, embarazada, cuando empiezas a leerlo, como que te crees lo que explica....Tampoco tienes ni idea de lo que es la realidad y el día a día de un bebé, así que, un libro escrito por un experto, que además es famoso y, cuyo método es usado por la mayoría de la gente ( al menos, la mayoría que yo conozco ), te parece bastante coherente...

Pero, en el mismo momento en que tienes a tu bebé en brazos, no se si son las hormonas, la experiencia del parto en si, o que, pero la visión de tu mundo cambia radicalmente. Y uno de los puntos donde encuentras un choque brutal, es con el tema del sueño.

Entonces, ese libro que en un principio no te había parecido tan mal, empieza a, no se como definirlo: molestarte, irritarte??? No sabría encontrar las palabras exactas para definir mis sentimientos hacía él, pero si que puedo hacer una lista de las cosas que me "mosquean" del libro:

  1. Convierte en patología algo que no lo es: Con su "Duermete niño", el sr. Estivill nos induce a pensar que nuestro hijo está enfermo porque no sabe dormir. En cambio, si leemos a otros autores ( p.e. Rosa Jové ), entenderemos que el sueño de los bebes es evolutivo y que tiene un ritmo diferente al del adulto.
  2. No me gusta su tono condescendiente y paternalista: Sitúa a los padres en una posición casi infantil, en la que no son capaces de manejar a un bebe de pocos meses. Y, como buen "padre", el sr. Estivill les ofrece sus sabios consejos y les guía para conseguir el ansiado descanso.
  3. Va en contra de la lactancia: Pues si, este método va en contra de la lactancia, porque, para mantener una lactancia materna, las tomas nocturnas son fundamentales, ya que es cuando se producen los picos de prolactina, hormona encargada de la producción de leche. Y, ya que el sr. Estivill propone poner a dormir al bebé en su habitación y, no sacarlo de ella, ni cortarlo, ni nada...obviamente, darle el pecho tampoco, no?
  4. No empatiza con los niños, sino con los adultos: Como ya he dicho antes, este libro quiere hacernos creer que el niño tiene un problema y, como si de un buen samaritano se tratara, el sr. Estivill, viene a ofrecernos una solución. Pero, para quién es esa solución??? para el niño o para los adultos??? En todo momento, el libro nos vende a los niños como pequeños tiranos capaces de las más astutas maquinaciones para llevarnos por el camino que ellos quieren y, a los adultos, como unos pobres indefensos que necesitan que alguien les eche un cable....
  5. No concuerda con la realidad: Muchas de las cosas que nos dice en el libro, no concuerdan con la realidad, o al menos, no con todas las realidades. Por ejemplo, nos dice que a los 6 meses, ya tienen establecido un ritmo de comidas y sueño, que duermen 11-12 horas por la noche y que se acuestan sin llanto y se despiertan con alegría. Así que, si tu bebé de 6 meses no encaja, ya está, tiene un problema. Y yo, por experiencia, he aprendido que cada bebé es un mundo y que a los 6 meses habrá los que duerman y coman con un horario más o menos establecido y otros no, pero no por eso están enfermos ni les pasa nada, simplemente que siguen su desarrollo normal.


29 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  2. yo personalmente no lo he leído, pero he leido partes en internet, oido explicaciones suyas en la tele y tampoco me gusta. Mucho antes de pensar en tener hijos mi prima me explicaba como ella lo usaba y tampoco me parecía mal, luego te das cuenta de la realidad

    ResponderEliminar
  3. Mira que yo respeto los libros pero este lo tiraría directamente a la hoguera!
    Fue el único libro de maternidad que compre y leí, desesperada porque mi hijo no dormía nada.
    Y, si, cuando lo lees, te parece hasta razonable.
    De hecho, lo aplicamos durante una infausta noche.
    No nos convenció y al día siguiente buscamos información en internet sobre el método. Había especialistas que llegaban a decir que podía causar trastornos psicológicos en el niño. Ni que decir que no lo aplicamos mas.
    El metro funciona, claro, pero realmente alguien quiere que su pequeño se duerma porque no le queda otra, porque quienes deben cuidador y protegerlemno le hacen caso? En fin, paro que me caliento...

    ResponderEliminar
  4. Yo no lo he leído, gracias. Pero sí me lo han comentado amigos que lo han aplicado con sus hijos, he leído fragmentos por ahí y francamente, me horroriza. Jamás lo podría haber puesto en práctica con mi hija. De hecho leo el nombre de este señor y me entran unos calores (de cabreo)...

    ResponderEliminar
  5. Lo has dicho todo tu no?...pues ayer entre en un blog de una mamá que todo lo que acabas de escribir ella lo exponía como algo bueno y para enseñárselo a las nuevas mamas...me quedé con la boca abierta!!, es más tenía vídeos explicativos donde los niños se quedaban llorando solos...

    ResponderEliminar
  6. Aghhh, el dichoso libro!! Yo lo leí sólo por curiosidad, sabiendo de antemano que me repugnaría lo que leía y así fue...

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo. Me ayudó bastante a entender el "sueño enfermo de mi hija según Estivill" leerme el Dormir sin Lagrimas de Rosa Jové. Lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  8. Genial resumen, me encanta que lo hagáis las que lo habéis leído, así me ahorro el comprarlo y leerlo yo. Conseguí ojearlo un poco ¡horror! en la guarde de mis hijas, por suerte un mes más tarde vi el "Bésame mucho".

    Yo tengo que decir que al principio sí me tenía algo engañada, pero por suerte en versión light: No dejaba a mi niña llorar por la noche sola, anda que no me cansé de acunarla, pasearla, cantarle, por la habitación. Pero de día sí que a veces la dejaba llorando "para que no se acostumbrara", al menos si yo estaba haciendo algo, o comiendo yo (si no estaba haciendo nada, sí la cogía). Ahora me da una rabia tremenda, porque pienso en todas las veces que podríamos haberla consolado y no lo hicimos, espero que se consuele ahora con su ración extra de besos y abrazos.
    Así que os doy las gracias a todas las que ponéis esta información al alcance de todo el mundo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Y ahora perdón por ser plasta, pero escribí otro post de parto, te pongo el enlace:

    http://losquevamoscontracorriente.blogspot.com/2011/03/el-parto-desastroso-bien-contado.html

    Creo que andabas agobiada y no lo pusiste en tu lista de historias de parto.

    saludos

    ResponderEliminar
  10. A parte de todo lo que has dicho, a mi me molesta que escriba algo sobre lo que no tiene ni idea (sobre el sueño de adultos sabrá algo, pero sobre niñ@s cero patatero).
    Estando embarazada se lo dejaron a mi chico, y aunque ya había oido hablar de él y no me convencía, me lo leí por curiosidad. Una pérdida de tiempo, la verdad.

    ResponderEliminar
  11. Yo como han comentado algunas seguidoras, también lo leí a trozos por curiosidad, y lo dejé por imposible...

    Por suerte no conozco mucha gente que lo haya seguido... casi todos mis conocidos duermen al niño en brazos, en su cama, o en la cama del niño un ratito y luego se van... y no conozco a nadie que los deje llorar...

    Así que mucha fama pero creo que en el fondo no ha calado hondo.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  12. Realmente lo veo dañino.
    No me gusta nada.
    Para empezar es un método que se utiliza para todos los niños en general, cosa ridícula, xq todos los niños son diferentes, así que nada bueno me espero de ello si las pautas son tan generalistas.
    Los niños no son máquinas.

    Pero vamos, mi argumento principal contra el libro, es sencillamente que yo estoy en contra de dejar a un niño solo llorando por la noche en su habitación. Lo veo contraproducente.

    La verdad es no sé como puede tener tan buena fama.
    Como dice Laky, a la hoguera con él!

    ResponderEliminar
  13. Yo no lo he leído pero conozco sus teorías por Internet y por lo q comentan de él otros autores y no las comparto en absoluto. Creo que has hecho una critica muy buena.

    ResponderEliminar
  14. Creo que los padres según van pasando los meses vamos entendiendo mejor a nuestros bebés y conociendo que rutinas favorecen su descanso. Podremos leer un montón de métodos posibles, pero cada niño es un mundo y al final la mejor consejera es nuestra propia intuición.
    Me parece terrible pensar que un bebé llora premeditadamente para llevarnos por el camino que quiere, si llora es porque tiene una necesidad y posiblemente si le dejamos llorando en algún momento deje de llorar, pero por cansancio o porque ha desistido y piensa que nadie va a cubrir esa necesidad.
    Además, que hay de malo en que si mi hija llora porque necesita un abrazo y quiera cariñitos yo se los ofrezca y se calme. No por ello va a ser una mimada, más bien creo que se sentirá querida.

    ResponderEliminar
  15. Hola wapa !!!
    La verdad k no lo he leido, pero por las referencias k leo, no creo k me fuera a gustar.
    Kon respecto al sueño, tras una malísima experiencia kon el mayor, nada más nacer el siguiente nos guiamos por estrictas rutinas, lo k lograron la trankilidad y la calma necesarias para un hogar feliz y nos vinieron genial, para nosotros y para él, k al final es el k más importa :D

    Gracias por contarnoslo.

    ResponderEliminar
  16. Un día me lo trajo papá a casa después de haber leído yo varios fragmentos por internet porque se lo había dejado una compañera diciéndole "es un poco duro pero funciona muy bien", casi se lo tiro a la cabeza!!
    Estoy de acuerdo contigo, pero lo que más me jode de este libro y de este tipo es la publicidad que tiene, ha vendido miles de copias y encima la gente te lo recomienda, incluso he oído a profesionales como psicólogos recomendandolo, y sinceramente me duele porque cuando unos padres están desesperados se lo van a creer.
    Me contaron un caso de una pareja que se pasó una noche entera encerrados en el baño mientras su hijo lloraba en la cuna, alguien puede entenderlo?? es para llorar!!

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo!! yo lo he leido para poder criticarlo con conocimiento de causa y me ha parecido una barbaridad!

    ResponderEliminar
  18. La ignorancia del señor Estivill en lo que a sueño infantil se refiere queda patente en el momento en que afirma que un niño de 6 meses debe dormir 11-12 horas del tirón.
    Según la página web de la AEPED, es precisamente en torno a los cinco o seis meses cuando bebés que han dormido como lirones comienzan a tener despertares nocturnos, y es perfectamente normal. Así fue con mi hija y así ha sido con muchos bebés que he conocido. Justo todo lo contrario de lo que este señor establece.
    Además se te olvida un detalle de suma importancia. Estivill COPIA el método de Ferber y ni siquiera se digna a mencionarlo en todo el libro. No tiene bibliografía, de hecho está escrito por una periodista, posiblemente para evitar que al señor doctor se le tache de poco profesional y nada riguroso, porque más que un libro divulgativo parece un manual de autoayuda de tres al cuarto, escrito por algún iluminado, de los que te regalan con el pronto.

    ResponderEliminar
  19. Estoy totalmente de acuerdo contigo pero, ya ves, todavía lo siguen recomendando muchos especialistas, sin ir más lejos esta Semana Santa leí a uno de un hospital madrileño recomendarlo.

    ResponderEliminar
  20. Yo también compré este libro el primero, bueno, me habían regalado Tu Hijo antes, que menudo inicio de biblioteca de la maternidad... Pero eso, que lo empecé a leer, pero a medida que leía me daba cuenta de que no era lo que mi corazón me decía que tenía que hacer. Entonces llegó a mis manos Comer, Amar, Mamar, y entonces ya dejé al sr Estivill de lado y así lo tengo, en la estantería cogiendo polvo....
    Ya ves...Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Ni lo he leído, la verdad es que mucha gente habla maravillas, pero yo es que no puedo, por la simple razón que creo que los niños no son robots y no puedo oir llorar a los niños.

    ResponderEliminar
  22. Estoy totalmente de acuerdo contigo!

    ResponderEliminar
  23. Pero lo peor de todo es que no enseña a dormir a los niños. No es importante que el niño esté dormido o no en su cuna, sino que esté callado... El niño puede estar ojiplático en su cuna de 10 de la noche a 8 de la mañana, que el Sr. Estivill lo considera un éxito.

    Lo que se está forrando este señor con esta gran patraña... Por suerte, cada vez son menos los que se creen esta gran mentira

    Me ha encantado tu crítica ;-)

    ResponderEliminar
  24. Permíteme que apunte un par de cosas más, Lady:

     

    - Me parece súper curioso cómo, de unos años a esta parte, el Dr. Ferber (que es como se conoce el método de marras fuera de España -fijaos, por favor, en la película "Los padres de él", cuando Robert de Niro dice, sobre su nieto, "lo estamos ferberizando"; eso es como "estivillizar" a un niño es España); decía que me resulta súper curioso que, de un tiempo a esta parte, el Dr. Ferber -y por extensión Estivill et alia- estén reconociendo que no debe de ser tan bueno que un bebé tenga que llorar tanto para dormir. Vaya, ahora se están dando cuenta.

     

    - Si el método Estivill es tan rematadamente bueno, ¿cómo es que el buen doctor no se lo aplicó a ninguno de sus cuatro hijos, ni a sus nietos? Eso es porque el señor Eduard Estivill no practica ni con el ejemplo. Es lo mismo que cuando habla de una alimentación sana equilibrada y blablablá para adelgazar... y él va y se hace una reducción de estómago de ésas. 

    En casa del herrero...

    - Y no nos olvidemos de otro aspecto fundamental: el método estivill causa daños irreparables a nivel cerebral. Para más info, leer a Rosa Jové y Sue Gerhardt.

    Besos, Lady!

    ResponderEliminar
  25. Yo si que lo leí para mi peque grande que no dormía ni en brazos, ni en la cama, ni en ningún sitio, al final lo que gana es el sentido común que a veces es el menos común de los sentidos :)Y claro, no lo aplicamos porque nos rompía el alma verlo llorar sin estar con él, asi que con mucha paciencia y amor conseguimos que durmiera. Con las niñas y como la experiencia es un grado no hemos tenido ningún problema para que durmieran, también el carácter es distinto, cada niño es un mundo.

    ResponderEliminar
  26. No lo he leído entero pero sí algunas partes en internet, aconsejada por amigas mías que habían aplicado el método y que les había ido de maravilla según sus propias palabras. La primera noche que intenté aplicarlo me di cuenta a los cinco minutos que lo de dejar llorar a mi bebé no iba conmigo y jamás lo volví a intentar.
    El sábado pasado estaba con una amiga que tiene un niño de la edad del mío y ahora acaba de tener mellizos. Me comentaba que su mayor ya era independiente en todo. Comía, se vestía, se dormía, jugaba, todo solo, porque con la llegada de los nuevos bebés tenía que ser así, ser independiente y no necesitarla a ella, con tres añitos?? Yo aluciné y le comenté que mi hijo me necesitaba para todo eso y más. Y entonces me propuso aplicarle el Estivill que me iría de maravilla. Yo le dije que si con pocos meses de vida había sido incapaz ahora aún menos y que no quería criar así a mi hijo. Evidentemente la desavenencia en la forma de entender la crianza era tan significativa que decidí cambiar de tema. Tampoco nos íbamos a poner de acuerdo!

    ResponderEliminar
  27. qué vamos a decir del "Jódete niño" que no se haya dicho ya...
    qué es un plagio, que es inhumano, o mejor que ningun animal haría algo tan horroroso con sus criaturas... en fin este 'señor' tiene un morro que se lo pisa, tambien escribe (¿o plagia?) sobre el sueño en adultos, alimentacion infantil... y lo peor el cuento sobre adopción en el que practicamente solo puso el nombre a ver si asi vendia mas, y que fue rechazado por lasbarbaridades que decia por las asociaciones de adoptantes. Conclusión: puaj!

    ResponderEliminar
  28. Bueno, y el libro que escribió para "enseñar a los niños a comer"??? Es este libro dice que el bebé tiee que mamar bajo un horario establecido, así que "de lactancia a demanda, nada", lo dice tal cual. Hay que tenerlos cuadrados. Es igual de irrespetuoso con los bebés y con los padres que en el del sueño. Este tío está chiflado. ¿Qué clase de loco inventa (copia) un método que consiste en dejar llorar a un niño? Pero si no hay mayor tortura para una madre que oír llorar a su bebé!!!!!
    A quien había que quemar en la hoguera es al Estivill!!! Yo llevo más de un año sin dormir más de dos horas seguidas, y me han recomendado su libro mil veces, qué peligro...

    ResponderEliminar
  29. Desde el total desconocimiento propio e intentado ser racional, está claro que dejar llorar a un niño debe ser durísimo, y vosotras no estáis dispuestas a hacerlo (yo tampoco), pero si tanta gente lo lee, lo compra, lo aplica y una vez aplicado lo recomienda, va a ser que para algo sirve, ¿no? entiendo que si lo aplicas, tu niño duerme más y mejor que antes. ¿Que el método nos parece inhumano?, sip... pero lo más triste es que yo concluyo que a la gente le funciona. Y eso habrá que reconocérselo, ¿no? Y seguirlo criticando por cruel, pues también. Porque parece que solo lo critican/amos los que no lo han/hemos probado (aunque sí leído) y el que lo prueba el tiempo suficiente (allá ellos) y lo aplica, está encantado. Eso es un poco la idea que me he llevado yo...
    Relacionado con lo que oigo de mucha gente: que lo que le enseñas al niño es que no hace falta que llore, porque nadie lo quiere ni va a venir... perdón, ¡¡pero eso no me lo trago!! sin estar a favor del método y considerándolo una crueldad, si creo que lo que el niño aprende (de una manera horrible) es a dormirse sin necesitar los brazos de su madre: acariciando una sábana, un muñeco, cantándose el sueño, o lo que sea... entiendo que el niño una vez sabe dormirse solo, llama a su madre si la necesita para otra cosa, es decir, ya no necesita a su madre para dormirse (lo hace solo) pero sí la necesita si tiene miedo, está intranquilo o está enfermo... Os cuento la experiencia de una compañera de trabajo que apoya un poco lo que os digo:
    A ella le resultó durísimo aplicar el método, pero desesperada finalmente lo hizo, y sufrió muchísimo, pero ella dice que le compensó. Su niña necesitaba estar en brazo de su mamá para dormirse, y se despertaba con mucha frecuencia, tenía año y medio y dormía en muchas ocasiones intervalos de solo 30 minutos. Estoy de acuerdo con vosotras, esta niña necesitaba a su madre, sí... pero porque era la única manera que tenía para dormirse... Al volver a cogerla, muchas veces más que relajarse se espabilaba, y la niña no quería dormir más. Si esa niña supiera relajarse acariciando la sábana, ¿creéis que seguiría llamando a su madre cada 30 minutos? La niña dormía muy poco y estaba irritable la mayor parte del día. Tras aplicar el método su niña aprendió a dormirse sin necesitar que su madre la cogiera en brazos, y pasó a dormir más horas y mejor, es decir, seguía despertándose a los 30 minutos, pero se daba la vuelta y era capaz de dormise solita en pocos segundos y empalmar siestas más largas. Su mamá dice que le cambió el carácter. Y lo más importante, ella cuenta que la niña sigue llamando a su madre cuando la necesita. No sé, para que veáis otros puntos de vista...

    Que para mí el fin no justifica estos medios, pero no estoy de acuerdo con todo lo que se cuenta...

    menudo rollo...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails