El sueño infantil

lunes, 14 de marzo de 2011

El sueño de los niños es, junto a la lactancia, uno de esos temas que levantan pasiones cuando se habla de ellos. Las diferentes visiones que se tiene de él, son tan opuestas, que los debates suelen acabar mal....

Creo que, en cierta medida, la visión que tenemos del sueño infantil es la que nos encamina hacia una filosofía, método o como queráis llamarlo, a la hora de adoptar estrategias respecto al sueño de nuestros hijo.

Por un lado, están los que opinan que el sueño infantil es igual al del adulto y, por tanto, un niño que no duerme 10 horas seguidas tiene algún tipo de problema que necesita solución. Normalmente ese tipo de problema se asocia a malas costumbres o hábitos y, por tanto, se hace necesario "enseñarles a dormir". De está percepción del sueño, se deriva hacia métodos conductistas como el de Ferber, o la que es su spanish version ", el método Estivill.

Yo podría incluirme en este grupo al principio de mi maternidad. Nunca me había planteado que el sueño pudiera ser diferente ( o al menos tan diametralmente diferente ) en el niño y el adulto.... Pero, por suerte, con un poquito de lectura, se puede llegar a entender que realmente existen diferencias entre ambas etapas, al igual que sucede con el sueño de los adultos y de los ancianos...

Así que, en el otro extremo, podemos incluir a los que opinan que el sueño infantil es completamente diferente al del adulto, que incluye ciclos de sueño cortos durante la noche, con microdespertares. En este grupo, se acepta como normal el hecho de que el bebe se despierte  varias veces durante la noche y, cuando eso sucede, se le consuela, se le da el pecho y se le vuelve a dormir. Entre los especialistas que apoyan esta filosofía, podemos encontrar al Dr. Sears o a la psicopediatra Rosa Jové.

Y como os decía, después de leer a Rosa Jové, me he pasado al segundo grupo....

El hecho de aceptar que mi hija no tiene ningún problema con el sueño ( como si que sería, si creyera al Dr. Estivill ), hace que acepte mejor sus despertares nocturnos y nos quita un peso de encima, porque no nos tenemos que sentir culpables de esos despertares, ya que son inherentes a su inmadurez y no por nuestras acciones ( sin contar con las rutinas previas, claro, ya que estás parecen proporcionar seguridad ante lo que va a suceder y favorecen la hora de acostarse )

Por último, el hecho de entender el porque y de aceptarlo, no implica que sea feliz con ello. Y, porque por mucho que lea y relea, tengo la sensación de que mi hija nunca será del selecto club de los dormilones....

19 comentarios :

  1. Yo seguí el mismo proceso que tú. Y llegué a la conclusión que los niños, como los adultos, de despiertan a veces por las noches, con la diferencia de que nosotros nos volvemos a dormir y ellos se asustan y reclaman nuestra presencia.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me pasa que hay días en los que "tolero" peor que otros que mi hija se despierte por la noche...
    Yo creo que los libros tipo Estivill convencen a los padres por que son ellos los que quieren dormir de una vez! (en parte, lo entiendo!). Los de Rosa Jové se ponen más de parte del niño.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes que mi mayor preocupación es el sueño de mi hija dado que el mío es pésimo. Ya he recomendado alguna vez el libro de Elisabeth Pantley El sueño del bebé sin lágrimas y del que soy una ferviente admiradora.

    Mi hija duerme entre 11 y 12:30 horas nocturnas, con despertares en los que la oigo beber agua y moverse, pero luego vuelve a dormirse. Antes me necesitaba o a la teta, ahora habitualmente no. Y luego de siesta suele echarse hora y cuarto aproximadamente.

    Tengo que leerme el libro de Rosa Jové

    ResponderEliminar
  4. Mis niñas no suelen despertarse, si lo hacen o es para pedir agua o pis o simplemente porque están soñando y se despiertan, pero luego vuelven a dormirse...las acuesto y suelen dormir 12 horas si las dejo, así que me conformo ;D

    ResponderEliminar
  5. Yo soy conciente que un adulto puede caer durante 12 horas y un bebé (o niño de corta edad) es imposible fisiologicamente que lo haga. De eso tenemos pruebas físicas y empiricas pero... creo que la diferencia está en como se lo toman los padres, ahora va cuando en unos meses me tengo que tragar mis palabras ;P

    Si el bebé llora y a continuación el cuidador (papa, o mamá da igual) le saca de la cuna, moises, capazo o cama y le pone en brazos; consigue tres cosas. Cambiarle la temperatura, la posición (vertical, horizontal) y estimularle... con ello consigue que el bebé se despeje ante lo que sería un despertar normal con el que el bebé volvería a quedar dormido en pocos segundos.

    Si por el contrario, se acerca a su cuna, moises, cama, y en silencio le acaricia la espalda o la tripita... consigue que el bebé sepa que su cuidador está ahi y se vuelve a dormir.

    Ni Estiviles, ni Jovés, ni leches; creo que es sentido común.

    ResponderEliminar
  6. Estivill es especialista en sueño de adultos... Lo de los niños solo le sirve para llenarse el bolsillo... Y digo yo que, en su consulta, no les dirá a los adultos "llora, llora, que lo que tienes que hacer es aprender a dormirte a base de que no te hagan caso".

    Claro, el problema es que son los adultos los que le pagan la consulta y si les dice eso no vuelven... Pero vende mucho decir que a los niños no hay que hacerles caso y que hay que enseñarles a dormir, porque así tenemos a padres productivos sin ningún problema de conciencia y que además pagan gustosos por comprar un libro.

    Ya sabes lo que dice Carlos González de sus hijos... Que ya comen y ya duermen... ASí que todo es esperar ;-)

    ResponderEliminar
  7. Paciencia!!!!
    Ya sabes que yo soy de tu club...

    ResponderEliminar
  8. Pues por lo que leo soy bastante afortunada pues mis niñas no son de despertarse muchas veces durante la noche.
    La mayor, Clàudia de 3 años duerme toda la noche seguida (ocasionalmente se despierta una vez, pipi o una pesadilla y luego sigue durmiendo sin mas historia). La peque, Martina de 10 meses se despierta 2 o 3 veces para tomar teta (normalmente duerme 5 o 6 horas seguidas y a partir de entonces se va despertando). Mi lucha es conseguir que se duerman pronto y pronto significa a las 21:00 o 21:30. De momento ganan ellas y no es hasta las 22:30 o 23:00 que echan el parpado abajo.

    ResponderEliminar
  9. Las que hemos pasado cn Angela de bebe porque no dormia del tiron...leyendo libros...escuchando consejos para nada hasta que de repente se hizo mayor y ahora duerme 12 horas del tiron mi pequeñajo Adrian a sido todo lo contrario desde que nacio es un dormilon tanto que hay veces que no le dejamos dormir....cada niño es diferente....

    ResponderEliminar
  10. Yo al principio intenté creer que el método Estivill tenía algún fundamento y una noche lo probé, duré menos de media hora y decidí que jamás dejaría llorar a mi hijo así. Ahora me he adaptado a él, y la noche que duerme de tirón, que cada vez son más la disfruto, y la noche que se despierta, porque sueña, porque tiene sed, acudo sin problema. Cuando está malito directamente lo acuesto conmigo. Y no pasa nada!

    ResponderEliminar
  11. jejejje, David tampoco creo que pertenezca nunca a ese club!

    ResponderEliminar
  12. Pues yo a Estivill no lo he leído, porque con lo que conocía de su método tenía clarísimo que no me interesaba. A González, Jover y Pantley sí los he leído y me han ayudado a comprender cómo es el sueño del bebé y no angustiarme por ello. Desde que nació ha ido pasando por diferentes etapas y también va por rachas, pero la verdad es que lo llevo bastante bien.

    ResponderEliminar
  13. Una cosa es entender por qué se despiertan, cosa que aceptas te deja más tranquila. Otra historia es que no deje de fastidiarte. Minerva esta semana hace los seis meses y nunca ha sido muy dormilona, ni de día, así que te comprendo. Pero digo yo que algún día dormirán de seguido. O eso espero ;)

    ResponderEliminar
  14. los míos duermen de un tirón, y consigo q estén dormidos a las nueve o nueve y media, ahora eso sí, a las 8 como muy tarde están levantados.
    Pero no me quejo, prefiero levantarme temprano y dormir de un tirón q varios despertares nocturnos.

    ResponderEliminar
  15. Yo también soy del segundo grupo, el libro de Rosa Jove me ayudo a entenderlo aunque días como hoy daría mi reino por 12 horas de sueño continuo (mío) Jejejeje... La verdad q en nuestro caso la teta y el colecho nos ayudan a llevarlo mejor. Muchos besos!

    ResponderEliminar
  16. Yo soy del segundo grupo y siempre lo he tenido claro...
    A ver, yo duermo sola? no, verdad. Pues si mi marido y yo dormimos juntos, por qué va a querer mi hijo dormir solo? lógico, no?

    Si yo me desvelo por la noche me cojo un libro, cuento ovejitas, repaso la lista de la compra y mil chorradas más... los peques gracias a dios no tienen tantas cosas en la cabeza y es normal que acudan a alguien que les eche una mano no?

    Si quiero dormir y no tengo narices muchas veces hasta me desespero. No lloro porque soy grandecita, pero por mí patalearía de gritos si con eso consiguiera dormi. Así que cómo no va a llorar mi hijo si no puede dormir el pobre?

    Y es que es triste que los adultos no entendamos a los peques en este asunto, cuando nosotros tenemos tantos recursos aprendidos y ellos solo conocen el llanto y mamá o papá.

    ResponderEliminar
  17. Tengo una amiga que tiene tres hijos y es la mujer junto con su marido que más han salido de fiesta,pueden llegar a las 8.00 de la mañana el sábado y a las 9.00 estar en pie para llevar a un hijo al futbol al otro a baile y hacer los deberes. Yo si hago eso, muero.
    A donde voy? pues que igual ser muy dormilón en un futuro puede acarrearle algunas ventajas (no digo la de salir de fiesta hasta altas horas y estar fresco como una lechuga) pero si tener más horas al día que los que somos tal marmotas. JA "enseñar a dormir", adiestrar diría yo.

    ResponderEliminar
  18. Cuando Alex tenga 16 años (más o menos) y duerma unas 16 horas seguidas me vuelves a contar eso de que nunca será una buena dormilona, jejeje. Tranquila que los ciclos terminan por ajustarse (eso sí, nadie asegura qe el daño cerebral para la fecha sea irreparable, jejeje)

    ResponderEliminar
  19. Bueno, mi hijo se despertaba a todas horas durante la noche hasta los 2-3 años y, sin embargo ahora, duerme muy bien.
    La niña, en cambio, duerme mucho mejor que su hermano casi desde el primer día (por suerte!)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails