Vestida para la ocasión

miércoles, 2 de febrero de 2011

El otro día, en el blog de Madre Reciente " Me crecen los enanos", leí una entrada que me resulto muy interesante, porque muchas veces he pensado en ello: La forma de vestir cuando se es madre.


Los martes y jueves son días en los que vivo a la carrera: voy a trabajar, regreso corriendo, engullo la comida, llevo al peque a una terapia en el centro de atención temprana y de allí salimos con la hora justa a la piscina municipal para que pase una horita a remojo con su encantadora fisioterapeuta.
Hoy me he puesto una camiseta que claramente no era de madre. Tenía un escote que tendía a desmadrarse con mucho movimiento, y tanto vaivén lo hacía la mar de peligroso.
Las prisas agachándome en los vestuarios de la piscina hacía que se me viera hasta el ombligo. Y la verdad es que en medio de tanto fregado ni me importa.
Pero luego he estado hablando con una amiga de esa ropa que no es de madre.
Las medias con tendencia a las carreras, los taconazos, esos tejidos que parecen entrenados para atrapar todo el polvo, pelos y pelusas, las prendas delicadas en las que las manchas no salen, las que tienen que pasar por tintorería en cada lavado, los escotes vertiginosos, las faldas que no permiten dar zancadas, los bolsos de mano, el negro muy negro, el blanco muy blanco…
Las madres que sean capaces de llevar ese tipo de ropa, parecer impecables y llevar a sus hijos a hacer castillos de arena en el parque tienen toda mi admiración.
En cambio hay una ropa claramente maternal, tanto que somos muchas las madres recientes que parecemos de uniforme.
Los vaqueros, socorridísimos, las camisetas de algodón, los jerseys, los zapatos planos o casi, las deportivas, esos abrigos en los que la arena resbala sin dejar huellas, los bolsos que te dejan ambas manos libres…
Las dos listas son largas y seguro que os suenan…

Yo, desde luego, no puedo sentirme más identificada con, obviamente, el segundo grupo, el de madre con camiseta, jersey, tejanos y deportivas, abrigo todoterreno y, más que bolso, directamente una riñonera ( de las modernas de tela, eh!!! No os vayáis a pensar que voy con una cosa hortera...Que una se ha vuelto funcional, pero no una adefesio...).

Además, para complicar más la cosa, el hecho de dar el pecho, hace que mi vestuario sea más limitado: Blusas o camisetas con fácil acceso a " la calaixera " como diría mi abuela, jersey o chaqueta cómodo para abrir o subir....

Así que, desde que soy madre, mi estilismo se ha visto reducido a una serie de prendas, aunque eso no implica que haya días en que me ponga una falda y unos zapatos con un tacón discreto, unas medias tupidas ( no vaya a ser que me enganche en algo ), un jersey más cerrado ( siempre puedo arremangarlo pa arriba...),...


Seguramente, muchas mamas pensaran que lo de ser madre y cambiar tu forma de vestir es una tontería, pero para mi, desde luego, es una forma de estar más cómoda. Así, no tengo que preocuparme de si me rebozo de arena en el parque, o de si me agacho a coger a mi hija que se me pueda quedar el culo al aire...Aunque no estoy exenta de peligros, porque al llevar cosas abiertas en la parte de arriba, puedo acabar enseñando hasta el ombligo si me despisto!!!!


Otra de las cosas que también he cambiado es el uso de accesorios. Tampoco es que yo sea de llevar muchas cosas, pero si que solía llevar algún que otro collar, mi Pandora, un reloj, algún que otro anillo...Pero al ser madre, empecé con miedo a hacerle daño a mi hija, a que igual podía arañarla con algo y dejé de usar las pulseras, los anillos y los relojes. 


A medida que ha ido creciendo, pues los collares y los pendientes también han sido relegados a un segundo plano, porque Alex se entretenía en demasía con ellos y algún que otro collar a roto...así que, nada de cosas a las que agarrarse!!!


Por último, está el tema del maquillaje. Aunque nunca he sido una persona que se maquille mucho, porque tengo la piel grasa y se me llena de puntos negros con solo ver el tarro del "pote", si que solía maquillarme en fechas señaladas o cuando salíamos a cenar....Pero ahora no uso nada de nada...Porque, si a mi hija le entra el ataque besucón, puede acabar teniendo más rimmel ella en su cara que yo....


Y vosotras, ¿ Habéis cambiado vuestra forma de vestir ?


26 comentarios :

  1. Por supuesto que si!!!!

    Yo sí era incondicional de los tacones y ahora solo los usos en comidas familiares de esas que te obligan a estar sentado en una casa todo el tiempo y aun así llevo algo plano de racambio por si salimos al parque o a pasear con las niñas.
    Otra prenda que ya apenas uso son los vestidos, solo sigo poniendome los de escote o con botones (para un fácil acceso a la teta, claro)... En cuanto a accesorios, lo mio eran los pendientes que evidentemente ya no uso para evitar que me los arranquen jugando...bueno, reloj tampoco y bolsos de asa larga para poder cruzarlos y chaquetas con algun bolsillo....
    En definitiva también yo llevo el uniforme de mama...

    ResponderEliminar
  2. Yo me acostumbré a llevar una camiseta de tirantes, de estas estrechitas, para poder sacar la teta por encima y que no se me enfriara la tripa (ni se me saliera la lorza, de paso) al dar de mamar, y ya no sé ir sin ellas.
    Es uno de esos efectos secundarios que nadie te cuenta, como lo de que te crezcan los pies.

    ResponderEliminar
  3. Reescribo punto por punto lo que has dicho. Así soy yo también y es que no te queda otra!!!

    ResponderEliminar
  4. Noooo!!! me niego a cambiar!!

    Soy madre pero sigo siendo yo.

    Es cierto que lo de los tacones no lo he respetado, ahora me los cambio nada más llegar a casa y antes de recoger a las niñas, pero más por el riesgo de caer que por la comodidad.

    Pero por favor, no os convirtais en mamis chandal!!

    Me ha encantado ésta entrada!!

    Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Me siento totalmente identificada con lo que dices!
    Los vestidos ahora mismo estan inutilizados en mi armario, porque dar teta con alguno de ellos implica semi-desnudarme cada vez que pide.

    ResponderEliminar
  6. MamadeBegues,
    Es verdad, los vestidos es otra prenda que queda relegada a un segundo plano...Yo tengo algunos con botones o cruzados que son prácticos para sacar la teta facilmente, pero no suelo usarlos, porque las medias no es que sean muy prácticas con niños pequeños cerca...

    Anónimo,
    Me he quedado alucinada con lo de los pies...De verdad crecen? porque yo no he notado nada!!!!
    Con lo de la camiseta de tirantes, yo tengo un par de H&M que son de lactancia...pero no voy cómoda con cosas apretadas...

    Suu,
    Bueno, nos queda al menos no ir hechas unas adefesios...

    La Chica de las flores,
    Mujer, que ir vestida de forma práctica no quiere decir ir con chandal!!!!
    Se puede vestir cómoda y a la moda, aunque eso si, es chungo encontrar ropa que facilite el acceso al restaurante...Pero unos pitillos tejanos, unas botas altas y planas y un jersey bonito es lo que más se lleva y resulta práctico para una mami....

    Onavis,
    Tienes razón, según que vestido implica desnudarse...je,je,je...

    ResponderEliminar
  7. Pues lo único los tacones, ahora me los pongo en contadas ocasiones.
    Por lo demás igual, lo mas así los escotes q si es cierto q tengo q tener cuidado pero lo demás sigo igual.
    Me ha hecho gracia lo de mamis chandal!!!

    ResponderEliminar
  8. A me ha pasado un poco igual que a ti... siempre he sido de ir lo más comoda posible pero desde que nacio Dani lo he llevado a extremos pasmosos ja,ja,ja

    Hace un tiempo que sigo tu blog y me gusta mucho... cuando puedas pasate por mi blog... tienes un premio :-)

    ResponderEliminar
  9. Mi madre siempre dice que voy igual que una "chingarrera", no sabría como explicar ese concepto, xq es de invención propia...jajajjajajaja, pero tepuedes hacer una idea.

    Y es que no me apeo de los vaqueros, las camisetas y esos abrigos como dices tú resistentes a todo.
    Algun fin de semana lo cambio por alguno más aparente y algún foular (que me encantan), pero por lo demás igual que tú, pero con mochila.

    Los tacones es que nunca he podido con ellos. Parezco un pato mareo.

    A mi me alucinan esas mamás que van tan arregladitas con medias y todo!!!!, como lo harán?
    Yo con Boliche imposible. Siempre está pisandome aposta y trepando por encima de mi. Uf!

    ResponderEliminar
  10. Suelo ir más cómoda, moverse con tres criaturas no es lo mismo que ir sola con taconazos!...los tacones nunca fueron lo mío y los tengo olvidados desde hace años, para las bodas y poco más,jajaja...lo más cómodo o ropa deportiva o vaqueros y jersey y claro está zapatillas de deporte o calzado plano!

    ResponderEliminar
  11. Que si he cambiado mi forma de vestir, siiiiiii, Antes no era capaz de salir de casa sin pendientes, me daba la sensación que iba desnuda pero ahora.....

    Que paso con nosotras????

    ResponderEliminar
  12. Yo también intento ir lo más cómoda posible, me he olvidado de faldas y vestidos, los tacones pues pocas veces y desde luego de los que no pasan de 4-5cm, yo también me quité los anillos, pulseras y collares cuando nació el peque, aunque a medida que fue creciendo han vuelto a su sitio.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo he cambiado un poco el vestuario, aunque, a medida que crecen los peques, vuelve a ser más o menos el mismo.
    Lo único, es que dejo los tacones para las ocasiones especiales.
    Además, el otro día, yendo de rebajas, cojí un precioso vestido de flores que marcaba 3.99 €, impresionante, pero tal como lo miré, lo dejé en su sitio... una amiga que iba conmigo me dijo: "estás loca? si es precioso, te tiene que quedar de lujo, y encima vale 4 euros", y yo le contesté: "no me pongo yo un vestido palabra de honor con mis peques ni loca"...
    así que esa es otra de mis restricciones...
    Un beso a tod@s!!!!

    ResponderEliminar
  14. A mi me crecieron los pies en el primer embarazo, me quedaban un pelo estrechos mis zapatos de siempre. Con el 2º ya definitivamente tuve que pasar del 40 al 41 y es una faena, es muchísimo más difícil encontrar zapatos. No le pasa a todo el mundo, pero es bastante común, algo como que se "separan" los huesos por el aumento de peso...
    A varias de mis amigas les pasó. Dicen que luego vuelven los pies a su ser, pero a mi no me pasó, ni a varias de mis amigas.

    ResponderEliminar
  15. Estooo que yo no soy mamá aún y SIEMPRE voy en vaqueros, zapato bajo y camisas... joo, me has dado en lo que pensar.

    Y que conste que los vaqueros me hacen un culito de lo más mono, eh?!.

    ResponderEliminar
  16. A mí me condicionó la lactancia por lo que tú dices, lo suyo era ropa cómoda para sacarme la teta discretamente y poder darle de mamar a mi hijo sin tener que despelotarme en público.
    Los tacones es que solo me los suelo poner los fines de semana, que es cuando en general me arreglo más, porque salimos en familia y delego en el padre las tareas de andar detrás del bicho. Durante la semana no he cambiado mucho, porque realmente yo entre semana nunca he sido de arreglarme, uniforme para el trabajo y vaqueros, jerseys y botas planas o con un mínimo de tacón-cuña en invierno, ye n verano pantalones cortos o vestidos y chanclas. Cómoda.

    ResponderEliminar
  17. Yo he cambiado poco o nada. Para ir a trabajar iba más mona, con mis pantalones de vestir y eso, pero fuera de la oficina he ido siempre igual que voy ahora, es decir, súper cómoda. Lo único que ha cambiado son los tacones, que cuando me quedé embarazada dejé de usarlos y ahora no me apetece volver a llevarlo, casi siempre voy con deportivas.

    Eso sí, yo un poco de maquillaje no lo perdono, tengo la cara fatal, no puedo salir sin él.

    ResponderEliminar
  18. Mamadejulio,
    supongo que todas las mujeres, al ser madres, nos volvemos más prácticas con según que cosas...

    Laura,
    Yo antes tampoco es que fuera de ir todo los días emperifollada...pero ahora hay cosas que estan desterradas de mi vestuario...je,je,je...
    Gracias por el premio!!!

    Teta,
    Igual esas madres tienen nanis que les cuidan los niños...je,je,je....

    Cartafol,
    Pues si con uno es complicado...con tres ha de ser la leche!!!

    mamai Poppins,
    pues que nos convertimos en madres...eso es lo que nos pasó...je,je,je...

    Mis chicos y yo,
    Supongo que con el tiempo, todo va volviendo a su lugar...pero yo ya ni recuerdo lo que es llevar alguna joya...con la de cosas bonitas que tengo!!!

    Anónimo,
    Los vestidos palabra de honor tienen más peligro que un paquete de chuches a la salida de un colegio...je,je,je...Aunque, para acceder a la despensa van muy bien...

    Anónimo,
    Pues nunca lo había oído eso de los pies...A mí se me hincharon mucho, pero siempre he usado un 41...si me llegan a crecer, que hubiera hecho??? comprar zapatos de hombre???Je,je,je...

    Leia,
    Yo también iba con vaqueros y, a veces, incluso con zapatillas deportivas...Pero ahora es como más habitual...Y, cuando me visto, ya no solo pienso en si me queda bien, sino en que me esconda la tripa, me facilite el acceso a las tetas,...Ya no es tan facil como antes...

    Nereida,
    a mi es lo que más me condiciona el vestir: La lactancia.

    MamaCC,
    Yo es que si me maquillo se me pone el cutis peor de lo que ya lo tengo...
    Y con los tacones, pues no me apetece ponermelos, porque Alex quiere ir muchas veces en brazos y me da miedo caerme o torcerme un pie...

    ResponderEliminar
  19. Yo siempre he sido muy cómoda pero algo sí que ha cambiado, no sé si más por ser madre o por no trabajar, ahora sinceramente para bajar al parque o a pasear no pongo el mismo interés en la ropa que cuando iba al trabajo.
    Los vestidos ya apenas me los pongo en invierno, a veces la peque es tan impaciente que empezar con las medias y tal me da mucha pereza y al fianl voy a lo práctico: los vaqueros, en verano es diferente. Los tacones simplemente los he cambiado por zapatos con cuña que dan más estabilidad y el efecto es el mismo.
    Con la teta tengo suerte, la bruja fuera de casa no pide (toco madera para que siga así), yo creo que fuera tiene cosas interesantes menos vistas que la teta de mamá ;)
    Pero sí que me dan envidia esas madres que van siempre perfectas.

    ResponderEliminar
  20. Básicamente tienes toda la razón! Yo voy cada día más cómoda, adecuada para el trabajo, pero cómoda, me encantan las botas planas altas, visten y son compatibles con las tardes de parque, las parkas donde los mocos o resbalan o se quitan con un toque de toallita, y los leggins que no tiene el problema de las carreras y los puedes combinar con vestidos cortos. Es lo que hay!

    ResponderEliminar
  21. Estoy totalmente de acuerdo. Mi vestimenta básica diaria se resume en: vaqueros, botas planas negra de Camper, jersey o sudadera que me sea cómoda para darle el pecho a la gorda en cualquier sitio, pelo recogido en una coleta y abrigo calentito donde guardar las llaves, la mini cartera, y el móvil. Pendientes llevo unas perlas que ya han acabado en el suelo en mas de una ocasión y no me pongo ni la pulsera Pandora, ni el anillo que me regalo mi amor, ni reloj por no lastimar a la koala...lo que si hago a diario es darme una crema con color y unos polvitos. Pero y lo agusto que yo vivo???además cuando me miro me veo que voy mona, me siento bien y a mi amor le gusta. Eso no quita que haya algún día que me arregle un poco mas. Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  22. yo me pongo mucho vestidos, tengo alguno con escote por donde se saca el pecho o que se abre..
    es comodo y no hay que pensar en que ponerte,..
    con leotardos o legins y botas altas (planas claro) vas "arregla" pero comoda..
    sino pasaria del pijama en casa al vaquero fuera y tengo que verme un poco mona para mi autoestima¡¡
    joyas pocas y maquillaje casi nada (menos pintalabios) como siempre me pinto en el ascensor con el niño mirando el otro dia le deje el pintalabios para entretenerlo en el metro y me pintaba el sin decirle yo nada

    ResponderEliminar
  23. Pues estoy de acuerdo, para disfrutar 100% de la maternidad y no terminar quemada hay que ir comoda.
    Pero tampoco he cambiado mucho de como iba antes, en lugar de taconazos, tacones medios, y luego vaqueros, jerseys...pantalones cortos y si llevo minifalda unos buenos legguins y así no se ve nada de nada.

    El maquillaje tambien tengo que ponerme porque como mama cc tengo la cara muy mal.

    ResponderEliminar
  24. La verdad que no he cambiado mucho, porque siempre he sido muy comodona al vestir, así que con mis "botorras" como dice mi madre soy feliz y voy todo terreno detrás de la princesa. Lo que si cambié fue que dejé de echarme colonia; aunque me ducho eh? jejeje pero no se, me parecía que interfería en algo cuando la princesa era un bebé, no se las hormonas o el instinto de loba ( o las dos cosas...)

    ResponderEliminar
  25. Jo, con lo que me gustaba a mi llevar vestido y nada, ahora imposible con la teta, los echo de menos. Pendientes ya no me los pongo nunca, que paso de que me los arranque de un manotazo, jaja. Por lo demás, igual que cuando no tenía nene, hecha un adefesio, pero con un buen tetamen, eso sí que me gusta!!!!!

    ResponderEliminar
  26. lamamadeunabruja,
    a mi también me dan mucha envidia...

    Arual,
    Pues si, es lo que hay...je,je,je...cuando voy al parque me fijo y todas las mamis vamos igual!!!!

    Maria,
    Creo que ir mona y cómoda no está reñido...pero hay algunos modelos que son realmente imposibles para una madre...

    Brujilla,
    autoque???? je,je,je...yo creo que la mía se ha tomado unas vacaciones...

    Supermama,
    Yo tampoco es que haya cambiado mucho...pero no uso casi nunca tacones ni joyas...

    Galleta,
    Yo al principio tampoco usaba colonia...pero ahora ya si, además, uso la misma que mi peque en versión alcohólica...je,je,je

    Toñi,
    Pues en Desigual tienen unos vestidos cruzados que son muy prácticos...Con una camiseta de tirantes debajo y leggins son perfectos...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails