¿Somos prescindibles?

lunes, 28 de febrero de 2011

El otro día, en el blog de Ana, Creciendo con David, surgió un debate sobre la relevancia de la madre en el cuidado del bebé. Allí debatimos largo y tendido, pero como no es plan inundarle el blog con un debate sin fin, he preferido reflejar aquí mi visión.

Para empezar, diré que, realmente, la madre es prescindible en cuanto que cualquier persona puede cuidar, amar y proteger a un bebé aunque no sea un hijo biológico. Incluso las funciones que nos son propias, como la lactancia, pueden ser realizadas por otras personas gracias a los avances científicos.

Si tan imprescindibles fuéramos las madres, las tasas de mortalidad infantil serian mucho más altas, ya que, los bebes que perdieran a sus madres, no serían capaces de sobrevivir sin su afecto, su calor y sus brazos para acunarlo.

Por otro lado, podemos referirnos a la Teoría del Apego de J. Bowlby, la cual nos dice que todos los bebes necesitan una figura de apego para desarrollarse. Esa figura puede ser la ser la madre, pero puede ser también  cualquier cuidador ... Aunque las teorías de Bowlby no van dirigidas a especificar quien es la figura de apego, si que habla de "Cuidador", por lo que podemos entender que hace referencia a cualquier persona que cuida del bebe, ya sea madre, padre, abuelo o canguro....

Con todo esto, realmente, las madres parece que no somos tan necesarias, no? A parte del mero hecho de gestar y parir, parece que no tengamos más funciones propias!!!

Otro aspecto que creo es importante, es el papel de la mujer en la sociedad y los roles que se nos han atribuido en diferentes épocas.

Desde la prehistoria hasta el momento actual, el rol de la mujer ha ido cambiando, generalmente en función de la sociedad. Cuando las mujeres no eran necesarias para producir, su función básica era la reproducción y el cuidado de los hijos. En cambio, cuando por circunstancias diversas, eran necesarias ( por ejemplo durante las guerras mundiales, cuando todos los hombres estaban luchando y no había mano de obra para las fábricas ), entonces pasaban a ser muy importantes a nivel social y se las incorporaba al mundo laboral.

Obviamente, cuando esas circunstancias desaparecían, las mujeres eran devueltas a sus funciones, es decir, cuidar de la casa, los niños y los ancianos.

No debemos olvidar que durante la mayor parte de la historia, hemos vividos en una sociedad machista, donde siempre se ha impuesto el más fuerte y donde la religión también ha tenido un papel importante a la hora de infravalorar a la mujer....

A finales del S. XIX y principios del XX surgió el movimiento feminista con la idea de reivindicar los derechos de la mujer, a ser tratadas como iguales a los hombres en todos los niveles.

Y, aunque debemos estar agradecidas al movimiento feminista por conseguir la equiparación de derechos entre hombres y mujeres, hay aspectos en los que nos han hecho perder y, esos, son precisamente los aspectos que nos son propios, como la maternidad...

Por tanto, hemos conseguido ser libres para trabajar, estudiar, decidir con quien casarnos, votar...Pero hemos perdido la capacidad de poder disentir. En la actualidad, se valora más el querer escalar puestos en la sociedad, en querer desarrollar una carrera brillante, en entregarse al trabajo en cuerpo y alma... En cambio, querer ser madre y querer cuidar de tus hijos en exclusiva parece una locura.

Podríamos decir que se ha dado la vuelta  a la tortilla. Antes, querer trabajar fuera de casa estaba mal visto y, ahora, está mal visto querer quedarse en casa... Seguimos sin poder decidir, porque la sociedad nos va a juzgar igualmente.

Y, después de todo este rollo, debo decir que yo creo que las madres somos imprescindibles. Que salvo casos muy concretos, una madre debe ser la cuidadora principal de su hijo, ya que es la que está mejor preparada para ello, la que tiene la capacidad de alimentarlo con su pecho, la que es capaz de oír su llanto y diferenciarlo del de cualquier otro bebe,...

Creo que, como mujeres adultas que somos, como madres, tenemos todo el derecho del mundo a reivindicar nuestros derechos, a decidir como queremos vivir nuestra maternidad. No necesitamos a nadie que nos tutele, que nos diga que es lo mejor para nosotras. Creo que somos capaces de decidir si queremos cuidar a nuestros hijos o desarrollar una brillante carrera como ejecutiva agresiva.

Y, sobretodo, creo que tenemos derecho a defender nuestro rol, el que nos es propio como mujeres: El de ser madres con todo lo que ello implica.

Pero, entonces, ¿ Que pasa con el padre ? ¿ Queda en un segundo plano ? ¿ El prescindible es él ?

Pues no, el padre es igual de importante que la madre, para algo forman una unidad familiar.

Y, en lo relativo al cuidado del bebe, creo que se deben complementar. La madre puede hacer unas cosas y el padre otras. No considero que el cuidado de un bebé tenga que ser una competición por ver quien le quiere más, quien le cuida mejor,... Creo que ambos progenitores están al mismo nivel y colaboran, se reparten las tareas y cuidan con igual cariño de su bebé.

En definitiva, mi conclusión es que la nueva "moda" de la prescindibilidad de la madre, no es mas que una consecuencia, casi una herramienta, necesaria e imprescindible, de la tendencia social imperante, la que determina que la mujer "debe" realizarse profesionalmente, que está "obligada" a lanzarse a la vorágine de la competitividad, que debe priorizar su carrera... Si debes convencer a la mujer de que debe dedicarse en cuerpo y alma a este rol social, debes "tranquilizarla", hacerle ver que no es necesaria, que no debe perder su tiempo en cualquier otro ámbito alternativo, como en el cuidado de los hijos.

25 comentarios :

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Hablaba yo el otro día acerca de la (falta de) educación maternal hoy en día. Y se confundió en seguida con el tema laboral e incluso se cuestionó qué sucedía con el padre. Y tanto una cosa como la otra no están reñidas con ese importante papel de la madre.
    Yo ahora mismo no trabajo, por otras circunstancias, pero tu sí por ejemplo, pero ejerces una maternidad entregada y responsable. Tu pareja, al igual que la mía están involucrados en la crianza y educación de los hijos. Por qué se cuestiona entonces tanto ese papel de madre dedicada?
    Realmente está tan reñido con esos logros feministas?
    Realmente si criamos a nuestros hijos en los primeros años de su vida, el siguiente paso es perder nuestros derechos como mujeres y personas? (esto me lo llegaron a decir).
    Casos extremos los hay siempre y muy duros, pero ahora no hablamos de ellos. Madres que no quieren a sus hijos las hay, madres maltratadoras las hay, padres que atienden a sus hijos infinitamente mejor los hay. Pero no estamos hablando de los extremos.
    ¿Prescindibles? Pero por qué una madre ha de ser prescindible. Una tiene un hijo y se tiene que pensar en que cualquiera puede atenderle?? Qué barbaridad.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu reflexión.

    misteriosa

    ResponderEliminar
  3. Tienes mucha razón.
    Una madre desempeña las funciones que le son dadas por naturaleza. El padre, otras.
    Todas son importantes en la crianza de un hijo. Pero tampoco me venden la moto de que se pueden intercambiar!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado leer tu post de hoy, desde luego que uno de los mejores que has escrito desde que te leo. Opino como tú y creo que lo haces de una forma bastante objetiva.

    Estoy tan de acuerdo contigo, que lo firmo.

    ResponderEliminar
  5. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices en el post. Está claro, que un bebé puede ser muy bien cuidado, si es necesario, por personas diferentes a la madre, pero eso no significa que ella sea prescindible, ni mucho menos. El vínculo que establecemos con nuestros bebés y más aún con la lactancia materna, es el mejor regalo que les podemos dar a nuestros hijos. Yo he dejado de trabajar para cuidar el mío porque era lo que me dictaba el corazón y tanto mi marido como yo estamos convencidos de que es lo mejor para él, aunque hayamos tenido que "ajustarnos el cinturón". Y eso no quita, por supuesto, para que mi pareja esté muy implicado en la crianza de nuestro baby.

    ResponderEliminar
  6. No puedo añadir nada a lo que has dicho, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  7. Fantástico tu post!! Estoy totalmente de acuerdo poco mas se puede añadir. Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Totalmente ok con todo lo que explicas hoy, post muy interesante!

    ResponderEliminar
  9. Claro que si!!!! estoy totalmente de acuerdo!!!!

    ResponderEliminar
  10. Quizá no soy objetiva; a dos meses de verle la carita a mi niño, las hormonas las tengo revolucionás, si a eso le incluimos la pronta enfermedad y muerte de mi madre pues... no soy objetiva.

    Peeero, creo que la madre es IMPRESCINDIBLE, la carencia del afecto maternal es una carencia más difícil de superar que la ambruna infantil; pues deja heridas en el alma muy muy profundas.

    Y no me interpreteís mal, yo tuve una infancia feliz y mi padre y demás familia hicieron lo mejor que pudieron el papel de madre pero...

    ResponderEliminar
  11. Buenisima reflexión!! además la comparto totalmente...no cambiaría ni una coma!!

    Y creo que tienes mucha razón en la conclusión que has sacado...como vamos a dejar a nuestros hijos al cargo de otros si tomamos consciencia de nuestra importancia y de lo que significamos para nuestros bebés? es mucho mas sencillo escuchar a quienes te dicen que cualquier persona puede hacerlo igual, incluso mejor que tu.

    Me ha encantado tu post.

    ResponderEliminar
  12. Pues tampoco yo puedo añadir nada, sólo que al final, siempre tenemos que estar justificando cosas que no tiene sentido justificar...

    ResponderEliminar
  13. A ver como lo explico sin que se me malinterprete.

    Yo entiendo por prescindible aquello que no es necesário para coseguir un fin.

    Estoy deacuerdo con lo que has dicho, pero dentro de la situación que planteas. Pero en una situación en la que sólo se espera que un bebé llegue a su edad adulta, simplemente llegar, no entro en cómo y en que condiciones llegue. En ese caso no es necesário ni una madre, ni un padre. Si fuera así, ningún huerfano sobreviviría.

    Pero que algo no sea imprescindible, no implica que sea prescindible (y aquí es en lo que coincido contigo). Tampoco son imprescindibles los coches o casas con calefacción, sin embargo pocos son los que viven sin ellos. Porque una cosa es sobrevivir y otra muy distinta, tener una vida plena y feliz.

    ResponderEliminar
  14. Desde el momento en has escrito "aunque no sea biológico" has perdido para mi toda credibilidad. Eres una machista y crees que solo pariendo se es madre.

    ResponderEliminar
  15. Yo tampoco quiero que se me malinterprete. Entiendo que si la madre muere, el bebé puede llevar una vida bastante plena. Ahora bien, esta tarde lo pensaba, en el caso de tener un hijo con una discapacidad, o con una enfermedad rara de esas que tienes que gastarte algo así como 1 millón de euros, la entrega incondicional que dan los padres no la iguala NADIE. En resumen, creo que, cuando las cosas van bien, sí, muchos podrían "cuidar" al niño, pero es cuando las cosas se tuercen cuando se ve quién está ahí y quién no.

    saludos

    ResponderEliminar
  16. Como respuesta a anónimo me gustaría que leyera este artículo que escribí precisamente a raiz de un comentario semejante en otro blog

    http://www.tenemostetas.com/2010/11/un-puesto-de-honor-para-las-madres.html

    Creo que en el artículo doy mi visión sobre la importancia de la madre y en que radica esta importancia así que os invito a leerlo.

    ResponderEliminar
  17. Es que el post no trata de la viabilidad de la crianza sin la madre biológica (en casos especiales, como algunos comentan).

    El post trata de la tendencia social que se ha establecido en la que la mujer está obligada a entregarse a su realización profesional y social, ergo la generalización de la postura de prescindibilidad de la figura de la madre en la crianza (así no hay incomodas interferencias en la lucha y la carrera de las mujeres para conseguir ese "imprescindible" exito social y profesional...).

    Anonima2,

    Un pelin de comprensión lectora, con un poquito menos de filias y fobias, te vendrian genial antes de opinar...

    ResponderEliminar
  18. Belén,
    Como decía, la cuestión es hacernos creer que somos prescindibles para que no nos sintamos mal para tener que salir al mundo laboral...

    Misteriosa,
    Gracias.

    Onavis,
    tienes razón, cada uno tenemos nuestro papel en el cuidado de los bebes...

    Suu,
    Muchas gracias!!!

    @Mousikh,
    obviamente que un bebe sobrevive lo cuide quien lo cuide...incluso los bebes maltratados sobreviven...pero eso no debe implicar nunca que las madres no seamos importantes...

    Mama CC, Cartafol, María, Arual, Eva,
    Gracias, me alegra que os haya gustado y que opinéis igual...

    ResponderEliminar
  19. Teta,
    coño teta...que soy atea...ja,ja,ja....creo que ha sido tu comment más breve!!!!

    Leia,
    estoy de acuerdo contigo, la figura materna es difícil de sustituir...

    Ana,
    gracias, me alegro que te guste. No quería seguir con el debate estéril en tu blog y he preferido hacerlo aquí...

    janisjn,
    tienes razón...siempre andamos justificándonos por todo.

    Lobo,
    bueno, creo que tu comentario no difiere de lo que he dicho yo....más bien me parecen similares...

    Anónimo,
    veo que no te has enterado para nada de lo que quería expresar en el post....Pero vaya, perder tu credibilidad, desde luego, no me va a hacer perder el sueño...

    María,
    Gracias, voy a leerlo....

    PapadeAlex,
    ya sabes " d'on no hi ha, no en raja...."

    ResponderEliminar
  20. Lady A, yo es que alucino. Me sorprende sobremanera que se generen este tipo de debates. Ahora que si las madres somos prescincibles, ¡madre del amor hermoso!.

    Si tanto nos jode (con perdón) esto de ser fundamentales en la crianza de un hijo, ¿para qué se tienen?.

    ResponderEliminar
  21. Me ha gustado mucho esta entrada por el punto de vista ofrecido y por el debate que genera, así que con tu permiso he hablado de esta entrada en el repaso semanal de Bebés y más.

    Un saludo,

    Armando.

    ResponderEliminar
  22. Belén,
    yo creo que no lo llegaremos a ver...pero seguro que en el futuro, no seremos ni necesarias para gestar....

    Armando,
    Muchas gracias por avisar Armando.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails