Convoco al consejo de sabios ( again ): Superar los Terrible Two

martes, 21 de diciembre de 2010

No se si esto de los terribles dos es una condición que va y viene, pero desde luego, con Alex parece que si. Ha pasado de estar en plan adorable todo el día, sin ninguna rabieta, portándose bien...a ser la niña del exorcista!!!!

Ahora estamos en una media de tres rabietas diarias, siempre y cuando capeemos el temporal, porque pueden llegar a ser más.

Se levanta y ya empieza:  No quiere que le cambie el pañal ----> Rabieta.
                                          No quiere que la vista ---------------> Rabieta.
                                          No quiere ir en el cochecito ---------> Rabieta.
                                          No quiere dormir la siesta -----------> Rabieta.
                                          No quiere quedarse en la guarde ----> Rabieta.
                                          No quiere subir las escaleras --------> Rabieta.
                                          No quiere bajar las escaleras -------> Rabieta.

Como veis, cualquier cosa dentro de lo que viene a ser un día normal de una niña de 26 meses, puede ser el desencadenante de una rabieta.

Creo que con PapadeAlex lo hemos probado todo ( o casi todo ) para, primero, evitarlas y, segundo, que una vez iniciada, termine lo antes posible. Pero nada parece funcionar con ella....

Así que, ya lo único que me queda por hacer, es consultar con el consejo de sabios y saber como lo hacéis las que estáis también en época de rabietas y, las que ya lo habéis superado, como lo hicisteis en su momento.

P.D.- Aunque no viene al caso... a partir de las 18 h. publicaré el listado de participantes en el sorteo de 100 seguidores, gracias a todas por participar....

20 comentarios :

  1. Pues mi Bichito con sus 17 meses tiene ya bastantes rabietas cuando no quiere algo. De hecho esta mañana ha tenido yuna con su padre, no se quiere vestir y quiere los libros, rabieta. Creo que han salido de casa llorando. Yo intento no subir la voz y acercarme a ella, pero ella se enfada mucho y no quiere ni mirarme. Así que la digo que vamos a ver una cosa o que si quiere a acompañarme a la cocina, no sé, algo que la distraiga. A veces funciona, a veces no, pero con muchísima paciencia.

    ResponderEliminar
  2. Estoy como tu, así q tomo nota de los consejos q te digan. Julito aparte de eso le ha dado por pegarnos manotazos y llamarnos tontos!
    Luego viene a abrazarnos y acariciarnos para pedir perdón Pq sabe q no esta bien lo q ha hecho.

    ResponderEliminar
  3. El mío acaba de cumplir 3 años y seguimos igual o peor. Empezamos con los 2 añitos mas o menos así que os recomiendo muuuucha paciencia.

    Yo lo que hago es tratar de distraerle con otra cosa. A
    Veces funciona y a veces no. Si la cosa va a mas le dejo que se desahogue, que llore un rato y saque esa frustración que lleva dentro y cuando se tranquiliza un poco vuelta a empezar, le saco algún juguete o un puzzle y a probar que pasa.

    Sobre todo es cuestión de paciencia, no hay mas truco. Yo creo que si los niños tienen rabietas es por que necesitan Tenerlas y hay que dejar que se desahoguen pero claro, pa nuestros nervios...

    Suerte!!!!

    ResponderEliminar
  4. nosotros también tenemos semanas de rabietas, o dias.
    yo intento hablarle primero para convencerle o le intento distraer con otra cosa para que no piense en lo que le enfada. Voy probando en cada momento lo que funciona. A veces, incluso en la guarderia ya lo saben, se enfada y se pone contra una pared, en ese caso lo mejor es dejarle y él mismo es el que viene cuando se le pasa el enfado.
    lo de vestirse a veces me pasa y lo del pañal ya he pasado por eso. a estanjanito lo que no legustaba de cambiar el pañal era el frio de las toallitas asi que le limpie una epoca con agua calentita y se le paso

    ResponderEliminar
  5. Pienso que es pasajeroy se le pasará, todos pasan por esas épocas de enfadarse por todo, de que quieren hacer ya cosas por ellos mismos. ánimo y paciencia!

    ResponderEliminar
  6. Otra que se apunta al carro de las rabietas. Os explico alguno de mis truquillos:
    para cambiar el pañal, lo que mejor me funciona es ponerle alguno de sus dibujos preferidos (pocoyo, cantajuegos...).

    Para vestirle, lo intento hacerlo con buen humor (le pregunto, por ejemplo, donde van los zapatos, y los intento poner en la cabeza o en la mano, y al final se deja que se los ponga en el pie).

    Intento poner ironía y buen humor en todo y distraerlo con alguna otra cosa.

    ResponderEliminar
  7. Aunque no es lo mismo 14 meses que 26, yo lo que hago es no hacerle mucho caso y felicitarle cuando se le va pasando. Le dejo en el suelo o, mejor, tumbado, porque además tiende a autolesionarse y cuando veo que va mejorando le voy acariciando y felicitando. A veces también le pongo los dibujos, sobre todo con perraques de 15-20 minutos. No te puedo decir más.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo alguna vez puse en práctica ese consejo del pediatra Harvey Karp de hablarle en su idioma de hombre cromañón y, aunque me sentí bastante ridícula, me dió resultado.......... Se trata no de hablar como un adulto sino como ella lo hace o sea, siendo muy expresivo con el tono de voz y las expresión corporal. Así mostrarle empatía por lo que siente (OHH!!!!! GRRRRR ESTAS MUUUUY ENFADADA .....) y cuando tengas su atención llevarla hacia donde tu quieres. Siempre frases cortas y expresivas muy enfatizadas....

    ResponderEliminar
  9. Mi cuñado tiene una técnica algo extraña pero efectiva, sólo he visto a mis sobrinas (4/2 años) con un par de rabietas que se cortaron casi al instante...

    Cuando las niñas se ponen en modo "me voy a enfadar si o si" que suele ser el preludio de la rabieta, mi cuñado les dice: ¿Quieres llorar un poquito? Las pone en el sofá o en una silla y tranquilamente les invita a desahogarse... FUNCIONA!

    Lloran un minuto o poco más y vuelven con nosotros (que en teoría hemos seguido a lo nuestro) y todos tan contentos.

    Yo pienso usarlo con el mío cuando e de el caso...

    ResponderEliminar
  10. Pues gracias a todas por los consejos...ahora ya voy teniendo otras opciones para probar...
    María, me ha encantado lo de hacer el cromañón...je,je,je....

    ResponderEliminar
  11. Pues mi hijo también tiene días que es un rabieta tras otra desde que se levanta hasta que se acuesta. Otros en cambio nos pasamos todo el día sin ninguna. A mi lo que me suele funcionar es preguntarse si quiere un abrazo para que se sienta mejor, normalmente me dice que si y se la pasa la rabieta. Incluso hay veces que cuando ve que va entrar en modo enfado me dice:"mama abrazo". En cuanto a vestirse cuando no quiere lo que hago es diciendolo cosas como:"¿Crees que este calcetin sabrá ponerse en el pie?Yo creo que no", y él "si sabe", y yo "Creo que no sabe" y con la tonteria acaban los calcetines puestos. Asi con el resto de ropa hasta que esta vestido.

    ResponderEliminar
  12. Pues el mío también está igual, el mío con lo único que se calma es imitándolo es decir haciendo que lloro igual que él y se calma al instante, funciona cuando está empezando la rabieta, porque cuando ya empieza a darse de cabezazos con los muebles ya es imparable, y lo único que podemos hacer es intentar que no se haga más daño.

    ResponderEliminar
  13. Yo la primera de la mañana es para vestirse.
    Intento explicarle todo lo que vamos a hacer hoy y que si quiere montar en autobus tiene que vestirse pronto xq sino lo perdemos y tenemos que ir andando.
    Si la cosa se pone jodida, chantaje al canto y saco los lacasitos a pasear jajajajaja

    El resto depende, si la rabieta es xq tiene sueño, pues a la cama directamente.
    Si la rabieta es "porque yo lo valgo" pues le dejo llorar un rato y le digo, cuando dejes de llorar me explicas lo que quieres, entonces casi siempre deja de llorar en poco tiempo y entre suspiros dice, vale! y entonces ya valoramos si se puede hacer lo que él quiere o no.

    Cuando más nerviosa me pone es x las mañanas xq luego siempre acabo llegando tarde al curro y me da una rabia...

    Yo creo que para esto solo hay una receta, PACIENCIA!

    ResponderEliminar
  14. a mi me funcionan las pedorretas en la tripa o el olerle y hacer puagg.. o sea hacerle reir, pero claro solo tiene un año

    ResponderEliminar
  15. El problema es que la rabieta puede ser por que no quiera hacer algo, porque esté muy nerviosa o porque no tiene ni idea de porque, que sule ser el caso del mio. Como yo ya he pasado por varios tipos te explico lo que me ha funcionado a mi. Si tiene un berrinche de los gordos porque quiere hacer algo que no le dejo o parecido antes de que llegue al modo bucle (en el que ni ve ni oye ni nada de nada y se caracteriza porque no para de decir quiero tal, o no quiero tal) le cambio el chip. Vamos que le descentro. Me pongo seria y doy un ultimatum tajante y cuando termino le doy un abrazo y le dijo que vamos a hacer tal cosa. Normalmente reacciona porque se queda descolocado, por un lado le hago ver que estoy firme pero que eso no implica que no le quiera o no le de cariño. Es un poco lioso de explicar.
    Otra manera de cambiarle el chip es cuando monta una gorda y le digo por ejemplo si sigues así pasará esto (por ejemplo castigado sin tele, o cualquier cosa que le guste especialmente en ese momento) entonces antes de que entre en el bucle sin fin cuando empiece, "noooooo, quiero tele, quiero tele, quiero tele" entonces entonces le vuelvo a cambiar el chip y le digo vale, pues haz tal cosa (que puede ser cambiarse rapidamente, escribir una frase sobre algo, recoger algo que haya dejado fuera de sitio (el caso es cambiarle de accion para, que no entre en modo bucle infinito) y normalmente funciona también.
    Si entra en el modo bucle sin fin, entonces poco hay que hacer, es que en ese momento ni ve ni oye ni nada, sigue a lo suyo y cuanto más quieras arreglar peor, así que le digo que desfogue, se vaya a un rincon y cuando se desahoge vuelva. Y a veces cuesta aguantar el tipo, pero en esos momentos lo más importante del mundo es mantener la calma, lo tengo comprobado, el se desahoga y vuelve pidiendo perdon y más suave que una malva.
    Si en el modo bucle sin fin, pierdo la calma y grito, entonces es cuando parece que ha estallado la segunda guerra mundial.
    Eso significa que a veces tomo el papel de Sargento, alternado con soy mamá osa, si la cosa tiene arreglo y si no pues fria como el acero, con actitud de tu desahogate que esto no va conmigo, y luego le recibo como si no pasase nada.
    De momento me funciona. Porque reconozco que mi hijo es muy nobletón, lo que pasa es que cuando empieza no sabe parar. Aunque poco a poco va mejorando.
    Ah y cuando era más pequeño y me montaba el show en el super, yo lo que hacia era seguir andando, entonces el venia detras, pero en eso tengo suerte, porque se de madres que lo han intentado y el suyo se ha quedado en el sitio tan pancho, o sea que nadie te libra de ir probando a ver lo que fuciona por que en esto no hay formulas magistrales.
    Eso sí, te digo desde ya que esto es ciclico y que si crees que ahora es malo esperate a que crezca.
    Este verano para nosotros ha sido de horror y sin embargo ahora tenemos un niño que parece que ha madurado 10 años de golpe, está super tranquilo, razonable, obediente, vamos que este no es mi niño que me lo han cambiado, pero estoy pensando en que cualquier día vuelve Mr Hyde , así que no me confio pero por ahora disfruto del momento XDDDD

    ResponderEliminar
  16. El problema es que la rabieta puede ser por que no quiera hacer algo, porque esté muy nerviosa o porque no tiene ni idea de porque, que sule ser el caso del mio. Como yo ya he pasado por varios tipos te explico lo que me ha funcionado a mi. Si tiene un berrinche de los gordos porque quiere hacer algo que no le dejo o parecido antes de que llegue al modo bucle (en el que ni ve ni oye ni nada de nada y se caracteriza porque no para de decir quiero tal, o no quiero tal) le cambio el chip. Vamos que le descentro. Me pongo seria y doy un ultimatum tajante y cuando termino le doy un abrazo y le dijo que vamos a hacer tal cosa. Normalmente reacciona porque se queda descolocado, por un lado le hago ver que estoy firme pero que eso no implica que no le quiera o no le de cariño. Es un poco lioso de explicar.
    Otra manera de cambiarle el chip es cuando monta una gorda y le digo por ejemplo si sigues así pasará esto (por ejemplo castigado sin tele, o cualquier cosa que le guste especialmente en ese momento) entonces antes de que entre en el bucle sin fin cuando empiece, "noooooo, quiero tele, quiero tele, quiero tele" entonces entonces le vuelvo a cambiar el chip y le digo vale, pues haz tal cosa (que puede ser cambiarse rapidamente, escribir una frase sobre algo, recoger algo que haya dejado fuera de sitio (el caso es cambiarle de accion para, que no entre en modo bucle infinito) y normalmente funciona también.
    Si entra en el modo bucle sin fin, entonces poco hay que hacer, es que en ese momento ni ve ni oye ni nada, sigue a lo suyo y cuanto más quieras arreglar peor, así que le digo que desfogue, se vaya a un rincon y cuando se desahoge vuelva. Y a veces cuesta aguantar el tipo, pero en esos momentos lo más importante del mundo es mantener la calma, lo tengo comprobado, el se desahoga y vuelve pidiendo perdon y más suave que una malva.
    Si en el modo bucle sin fin, pierdo la calma y grito, entonces es cuando parece que ha estallado la segunda guerra mundial.
    Eso significa que a veces tomo el papel de Sargento, alternado con soy mamá osa, si la cosa tiene arreglo y si no pues fria como el acero, con actitud de tu desahogate que esto no va conmigo, y luego le recibo como si no pasase nada.
    De momento me funciona. Porque reconozco que mi hijo es muy nobletón, lo que pasa es que cuando empieza no sabe parar. Aunque poco a poco va mejorando.
    Ah y cuando era más pequeño y me montaba el show en el super, yo lo que hacia era seguir andando, entonces el venia detras, pero en eso tengo suerte, porque se de madres que lo han intentado y el suyo se ha quedado en el sitio tan pancho, o sea que nadie te libra de ir probando a ver lo que fuciona por que en esto no hay formulas magistrales.
    Eso sí, te digo desde ya que esto es ciclico y que si crees que ahora es malo esperate a que crezca.
    Este verano para nosotros ha sido de horror y sin embargo ahora tenemos un niño que parece que ha madurado 10 años de golpe, está super tranquilo, razonable, obediente, vamos que este no es mi niño que me lo han cambiado, pero estoy pensando en que cualquier día vuelve Mr Hyde , así que no me confio pero por ahora disfruto del momento XDDDD

    ResponderEliminar
  17. Perdona por el comentario duplicado pero es que he tenido que probar varias veces porque daba error y al final ha salido dos veces. :(

    ResponderEliminar
  18. Nosotros no tenemos muchas rabietas de momento (claro, que tiene 18 meses, ya veremos) pero esta en una fase que no quiere cambiarse el pañal, ni vestirse...me monta unos pollos! y yo creo que es como han dicho por ahi por el frio, a veces se convence poniendo el calefactor. Otras tengo que hacerle reir con cosquillas, tonterias varias
    Y otras me lo llevo con algun juguete y asi le tengo entretenido el rato que duremos.
    Ah! y ya lo ultimo las canciones, no falla!

    ResponderEliminar
  19. Buf, no sé, lo único que cabe esperar es que pase rápido el tiempo. Mi hijo tuve unos dos años bastante buenos pero me parece que con mi hija -me temo- va a ser diferente. Tiene mes y medio y ya coge rabietas por tres de los motivos que has puesto tú!

    ResponderEliminar
  20. A mi también me funciona lo de decirle que llore y se desahogue. Cuando es pasajera no le hago mucho caso. Pero cuando son continuas me paro a pensar que le pasa. En alguna ocasión me he dado cuenta que realmente la nerviosa soy yo u se lo transmito.... Por lo que si yo ke relajo....
    También he probado con las flores de bach en esos periodos, y la verdad que me funciona...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails