La playa

lunes, 5 de julio de 2010

Con la llegada del buen tiempo y, aprovechando que nuestra ciudad tiene costa, hemos empezado a dedicar los domingos a ir a la playa con Alex.

Por ahora hemos ido un par de días y por ahora la experiencia ha sido algo decepcionante. El primer día que fuimos, Alex no quiso salir de la tienda que llevamos para protegernos del sol. Le daba tanto repelús la arena que no quería ni andar por la arena, ni jugar con ella ni nada. Tampoco quiso mojarse, aunque era comprensible, ya que el agua estaba muy fría y ni siquiera yo me bañé.

Ayer volvimos a probar. En lugar de llevarnos la tienda, optamos por usar un parasol, a ver si así no se pasaba la tarde escondida. Al principio no quiso ni tocar la arena. Con un poco de paciencia conseguimos que andará por la orilla y, al final de la tarde acabó rebozándose con la arena....

Con el agua también fue evolucionando. Al principio no quería bañarse, le pusimos el cinturón para que nadase sola, pero con el oleaje no podía aguantar demasiado la verticalidad y no le hizo ni pizca de gracia. Así que acabó en brazos de mama, quejándose un poco, pero al menos toleraba el agua...

Espero que con unas cuantas excursiones más a la playa se vaya adaptando y cogiéndole el gusto al tema....

11 comentarios :

  1. Bueno, poquito a poco. A muchos niños les da repelus la arena de la playa. Y lo del agua estando en el mar también es normal, pero verás como poco a poco, por lo que has contado, va a mejorar la cosa. Nosotros como en Madrid aún no han puesto playa, nos tenemos que conformar con la piscina. Yo a mi peque le empecé a llevar a la climatizada y desde bebé y claro la adaptación es más facil, porque el agua de la piscina no se mueve, está a mejor temperatura, etc. Y cuando fuimos a la playa pues ya iba embalado. Pero vamos que se ve que tu hija acabará cogiendole gusto sobre todo por lo que cuentas de la arena que al principio no y luego acabó rebozada. XDDD

    ----
    http://lallavedelbaul.wordpress.com
    http://escalpeloliterario.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. A muchos niños les da repelús la arena, no sé por qué. Al mío, no, la verdad, siempre le ha gustado ir a la playa. Será porque ni a mi marido ´ni a mí nos gusta y apenas vamos!

    ResponderEliminar
  3. Anatema,
    la verdad es que Alex va a la piscina desde que tenía tres meses... pero creo que el mar no es como una piscina, ya que al mar no le debe ver límites y le da miedo, en cambio la piscina al ser un espacio reducido se siente segura.

    Laky,
    yo creo que no le gusta la arena porque no es firme, se le hunde bajo los pies y le da cosilla...

    ResponderEliminar
  4. Bueno, poquito a poco. Mi enahorabuena por las mejoras en esta segunda visita :)

    http://suu-construyendounafamilia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. El nuestro la playa ni la conoce, pero el otro día e pusimos sobre la hierba y dijo que a e´l le pongamos sobre suelo, que eso verde es mu raro, jajaja

    ResponderEliminar
  6. Al mio le encanta la arena y que nos pasamos una hora tras otra trayendole cubos de agua para echarselos por encima pero no se te ocurra meterle al agua...te saca los ojos!!!!

    Ya veras como poco a poco va mejorando...

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi la actitud de tu hijo me parece de lo mas prudente y sensata: ha ido explorando poco a poco lo que para el es un territorio desconocido !

    ResponderEliminar
  8. Claro Lady A es que la piscina es diferente. El mar es más grande, tiene olas, etc...
    Pero cada niño es un mundo. Al mío es que le teniamos que pescar porque salia lanzado al mar y le revolcaban las olas y se reia. Pero hay otros a los que les da más respeto, la verdad tampoco te creas que es buena la postura de mi peque, porque siempre teníamos que andarnos con mil ojos.

    ResponderEliminar
  9. A mi es que la arena de la playa me sigue dando mucho asco hoy día, ¡a mi no se me ha pasado el repelús!. Entre que me quemo con facilidad, que la arena me da asco, no hablemos de la sal en el cuerpo... puagggg! jajajaja. Qué a gustito en Madrid!

    ResponderEliminar
  10. Lobo,
    que gracioso con la hierba... a Alex al principio tampoco le hacia gracias.

    Teta Reina,
    a Alex también le encanta los cubos con agua y hacer barro... igual eso es lo que tenemos que hacer en la playa...

    Ester,Anatema
    La verdad es que nos ha salido prudente, no nos podemos quejar. Mejor que sea un poco cobarde que no de las que se tiran de cabeza a la mínima!!!

    MamaCC,
    yo también soy muy maniatica, no me gusta llenarme de arena, odio la sal,... pero se está tan agustito en la playa!!! Eso si, con una tumbona...

    ResponderEliminar
  11. Como envidio que tengas la playita tan cerca. Yo adoro la playa, con su arena, su agua salada, sus olas, su viento. Me gusta, no lo puedo evitar. El peque la adora también.... ahora. con la arena nunca tuvimos problema pero con el agua sí. Eso de ver esas olas .... no le hizo ni pizca de gracia al principio. Luego poco a poco, que si brazos de mami, que si brazos de papi, que si juegos, que si luego te pongo los brazaletes y vas solo.... y al final del verano pasado todo solucionado. Y claro este verano ha llegado a la playa cual Mihura a la plaza. Está imparable.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails