Parir sin epidural

lunes, 5 de abril de 2010


La semana pasada, mi amiga Chus, tuvo a su segundo hijo, Ángel, en un Hospital de Barcelona. Fue un parto vaginal, sin episiotomia y... sin epidural.

Hasta aquí nada raro, verdad? Bueno, la cuestión es que en su primer embarazo ya tuvo que parir sin epidural, no por decisión propia, sino por "descuido" del personal que la atendió en el parto. Dilato más rápido de lo que esperaban y no dió tiempo a ponérsela, con lo que pasó por un parto natural sin quererlo.

En este segundo parto la cosa a sido diferente, porque llegaron a ponerle epidural, pero solo se le durmió una pierna. Esta situación no se si será muy frecuente o no, porque a mi me pasó lo mismo y me tuvieron que volver a pinchar y ponerme tanta anestesia que al final no sentía una de las piernas ( la que se durmió con la primera dosis de anestesia...). La verdad es que la sensación era muy desagradable, porque es como si no tuvieras esa pierna... Bueno a lo que iba, que a mi amiga le pasó lo mismo y decidió que no la volvieran a pinchar para recolocar el catéter, así que parió sin epidural.

Al hablar con ella me ha comentado que le dolió mucho, mucho y mucho... y que ya no se acordaba de lo que llega a doler. Yo, la verdad, es que soy muy cobarde y sobretodo con el tema dolor... No se si yo hubiera aguantado...

Y vosotras, ¿ como fué vuestro parto? ¿ Con o sin epidural?

15 comentarios :

  1. En mi primer parto tuve epidural (fue inducido) y en el segundo no dió tiempo (fueron, en total 45 min. y de milagro estaba en el hospital), así que el tercero SEGURO que tampoco da tiempo.

    El dolor es indescriptible... jeje Juro que creí que me moría. Pero fueron igual 5 o 6 contracciones fuertes y ya, muy poco tiempo (aunque se me hizo eterno).

    Si lo pienso en frío, reconozco que merece la pena no ponérsela. Por lo menos en mi caso, porque fue un parto visto y no visto, que si hubiese sido un parto de 20 horas no me compensaría. Merece la pena porque el postparto sin epidural es una gozada: levantarte por tu propio pie de la camilla, ducharte, comerte el bocata de jamón tan esperado jeje... no tiene precio.

    Mi primer postparto en cambio fue bastante malo: episotomía impresionante (porque quisieron usar fórceps), los impedimentos normales post cualquier anestesia, hemorroides...etc.

    Por eso a mí me compensa pasarlo mal media hora y después en cambio estar como una rosa. Pero sé que, aunque no dé tiempo y piense así, en mi tercer parto la voy a pedir de todas formas porque en el momento de dolor insoportable pides lo que sea! jeje

    Pero vamos, que yo entiendo perfectamente que la gente se la quiera poner (y que no se la quiera poner tampoco). Las dos opciones tienen sus ventajas: quitan o mitigan el dolor (una durante otra después), así que, dependiendo de la facilidad del parto, pues cada cual que elija lo que le compensa.

    ResponderEliminar
  2. A mi me pusieron la epidural cuando me empezaron a doler a lo burro las contracciones, pero luego me la quitaron porque mi bebé estaba muy arriba y no salía, ni yo tenía ganas de empujar ni nada. Fue además un parto larguísimo y lo pasé fatal. Me hice hasta heridas en los codos de agarrarme a la camilla en el expulsivo. Fue horrible. Sólo quería gritar que me hicieran cesárea o lo que fuera, que no podía más de dolor y agotamiento. Así que yo lo tengo claro: EPIDURAL SI.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, lo mío fue cesárea. Yo no sentía absolutamente nada del pecho para abajo. Creo que es lo más parecido a ser tetraplégico que puede haber. No sé si la sensación es desagradable, a mi no me lo pareció, pero desde luego es...curiosa. No recuperé la sensación en las piernas hasta bien entrada la tarde (me pusieron la epidural a las 10 de la mañana).

    Yo tengo muchísimo miedo al dolor y creo que no sería capaz de soportarlo, me desmayaría. De hecho, como sólo puedo tomar paracetamol como analgesia como tengo intolerancia a los AINES, mi postparto fue atroz. Siempre digo que los dolores post cesárea han sido los peores que he tenido en toda mi vida y creo que mucha gente habría llorado de dolor.

    Vamos, que yo en el lugar de tu amiga hubiera dicho: pinche, pinche, donde quiera y las veces que quiera!

    ResponderEliminar
  4. Pues aqui una de las raras... Como ya sabeis tengo tres tesoretes, de embarazos diferentes, asi que he pasado por tres partos.

    En ninguno de los tres he querido epidural.
    No tengo nada en contra de ella, bueno me da cague el que me pinchen en la columna y las reacciones que puedan darse.

    Si, es doloroso, pero es soportable y muy gratificante cuando termina jajajaja.

    Mis pospartos fueron buenisimos y en parte creo que es por no estár con las piernas dormidas.

    ResponderEliminar
  5. En mi caso he tenido dos experiencias.
    Mi primer embarazo acabó muy pronto y muy mal, semana 24 y el parto fue fácil y sin epidural. Pero aún así y por ser parto, doloroso, las contracciones muy dolorosas, pero la expulsión muy fácil. Pero sí, duele y mucho, aunque al final eres capaz de soportar todo.

    Con mi peque, mi segundo embarazo, me pusieron epidural, muy bien puesta por cierto, ni una pizca de dolor, sentí las contracciones lo justo para saber sin ayuda de nadie cuando debía empujar, pero al tiempo sin sentir el dolor abajo. Fue perfecta. Y gracias a la bendita epidural no me enteré del desgarro que me hicieron luego con la placenta y las decenas de puntos que me tuvieron que dar.
    Así que yo epidural, sí, sí y sí.

    ResponderEliminar
  6. En mi caso me puse la epidural, que no me durmió las piernas pero que no me dejo sentir las contracciones para nada, me tenían que decir cuando empujar y no sabía si lo estaba haciendo bien o mal. Pedí la epidural porque me moria del dolor pero dilate tan rápido que si lo se no la pido, porque mi parto acabó al final en forcep yo creo un poco por todo:epidural, vuelta de cordon a la cintura y el niño un estaba alto. Si tengo otro intentaré que sea sin epidural pero nunca digo de este agua no bebere porque si no aguanto el dolor...

    ResponderEliminar
  7. Rosa, nuestra primera hija, nació por cesárea, aunque sigo preguntándome si habría sido posible que naciera mediante un parto natural si hubiera pedido una segunda opinión.
    Pasados doce días de la fecha prevista del parto y colocada en posicion oblicua, yo no había dilatado ni un centímetro así que me programaron una cesárea.
    Cuando la sacaron, tan sólo me la enseñaron un breve instante, pero no pude cogerla porque estaba monitorizada. Me la acercaron y le di un breve beso. No pude reunirme con mi hija y mi pareja hasta dos horas después de la intervención. La primera noche estuve muy aturdida por los calmantes y supongo que todavía por los efectos de la anestesia, y la recuperacion fue lenta...
    Cuando nos decidamos a darle un hermanito/a a Rosa, me gustaria tener un parto vaginal y a ser posible, sin epidural.

    ResponderEliminar
  8. Lo mio con la epidural fue un poema.
    Yo si tenia algo claro de mi parto era que queria epidural o cualquier droga dura que me quitara los dolores jejejeje fuera la que fuera.

    Y no veas si me metieron pa'l cuerpo..., me pincharon 6 veces porque no conseguian meter el cateter por el sitio correcto. Asi que yo dale que te pego a la pera de los bolos y aquello no se dormia ni pa' tras. Hasta que chutaron tanto que se me empzo a dormir la lengua y la boca!!!, empece a decir gilipolleces, se asustaron y empezaron a desfilar medicos por alli, que menudo trasiego. A todo esto yo que me meaba y queria ir al baño y me decian que no que te caes y yo decia pero si estoy perfectamente y movia las piernas que daba gusto y claro lo smedicos flipaban. Asi que dilate hasta los 9 cms "sin-con" epidural y con unos dolores de la leche. Hasta que cambio el turno y entro otra anestesista y me puso la epi-rac y a los 20 segundos vi a dios. Joder asi pare cualquiera!!!!! y la tia se partia de risa. Pero claro despues de toda la noche con unas contracciones que no me dejaban descansar ni medio minuto estaba tan cansada que casi no podia empujar. Resultado: cesarea de urgencia y perdi muchisima sangre.

    Ahora me rio pero lo pase jodidisimo (como diria mi abuela). Aunque ya no me acuerde de nada porque fue verle la cara a mi bolichin (8 horas despues) y se me quitaron todos los males.

    ResponderEliminar
  9. ja,ja,ja... muy bueno Teta Reina, a mi también me subió algo para arriba la epidural y estaba un poco alelada...y me entraba la risa tonta facilmente...

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto que se aguanta el dolor, si no fuese así no estaríamos aquí ninguno. Toda la vida se ha parido perfectamente sin epidural. Ahora hay mucha ñoñería.

    ResponderEliminar
  11. A mí también se me durmió solo una pierna. La matrona antes nos había dicho que las que teníamos la columna desviada teníamos que avisar para q nos pincharan 2 veces (en los 2 lados) y no pasara lo que me pasó a mí. Yo avisé pero la anestesista pasó de mí bastante. El caso es que incluso en la pierna dormida el efecto se me pasó muy rápido de lo que me hubiera gustado y para lo que me hizo no me compensó en absoluto lo que me dolió el pinchazo y la dichosa aguja ahí clavada 2 días. Seguramente si me la hubieran puesto bien mi opinión ahora sería otra.

    ResponderEliminar
  12. Yo tuve a mi primer hijo con Epidural, y todo fue bien. Al segundo fue todo tan rápido que no me dio tiempo ni a ponerla, y la verdad que ahora que he pasado por los dos (con y sin) prefiero sin Epidural. Es impresionante sentir como esta saliendo el pequeño... Lo mas emocionante de mi vida.

    ResponderEliminar
  13. yo si tube epidural aunque no tenia pensamiento de pedirla, pero las contracciones eran muy fuertes y muy seguidas y no tenia tiempo de recuperarme de una que me venia otra, asi que la pedi. tengo escoliosis y lo hable con el anestesista que me dijo que lo unico que podia ocurrirme es que se me durmiera una pierna mas que la otra. y asi fue, aunque no fue mucha la diferencia y note perfectamente las contracciones para poder empujar. la verdad que fue perfecto!

    ResponderEliminar
  14. Took me time to read the whole article, the article is great but the comments bring more brainstorm ideas, thanks.

    - Johnson

    ResponderEliminar
  15. Estábamos con mi esposo ya instalados en el cuarto y cada vez que me daba una contracción hacíamos los ejercicios y respiraciones que aprendimos en los cursos, pero llegó un momento a eso de las 12 de la noche que mi esposo y yo no sabíamos que más hacer, no aguanté más y le dije a Priscila que se venga, que ya no sabíamos como hacer, que me dolía todo, que la necesitaba yaaaa!!! Y ella se vino en ese mismo instante.
    Ni bien llegó, comenzamos a hacer toda clase de ejercicios y posiciones para asimilar y tolerar lo mejor posible cada una de las contracciones, que según ella me decía eran de picos dobles las cuales duraban más de 1.50 minuto y casi no había descanso entre una y otra, me metí en la ducha con la pelota para relajarme, posición en cuclillas, sentada, acostada, etc, creo que todas las posiciones que ella me había enseñado en el curso las hicimos a todas.
    Ya a las 3 de la mañana se hicieron mucho más intensas y la dra. que estaba a cargo me hizo tacto nuevamente y ya tenía 7 cm de dilatación, fue entonces que me llevaron a la sala de parto y ahí si comenzó todo… Nacio mi hermoso nene, muy felizzzz, fue el mejor momento de mi vida, una amiga si tuvo un parto natural y se auxilió de una técnica exclusiva para ese tipo de parto, una llamada partos sin dolor, es funcional y muy práctica, podes conocer todo desde el primer mes hasta el final, tiene una gama de tips muy completo, puedes verlo http://www.remediemos.com/salud09.htm En la técnica ayuda a relajarte, enseña como ejercitarte durante la gestación entre otras técnicas exclusiva para lograr el objetivo principal, el parto sin dolor, sin el uso de la epidural, espero les ayude mi comentario, saludos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails