50 cosas peligrosas que podrían hacer tus hijos

miércoles, 10 de febrero de 2010


En la edición del diario gratuito "Que" del lunes 09 de febrero, se leía en portada el siguiente titular:

"MIMAR A LOS NIÑOS TIENE SU RIESGO" LA HIPERPROTECCIÓN PATERNA LES HACE INMADUROS

Ya de entrada me llama la atención el título, pero lo mejor llega al leer el artículo entero.

El origen de la noticia es un libro o manual titulado "Fifty dangerous thinks you should let your child do" ( traducido viene a ser: 50 cosas peligrosas que deberías dejar hacer a tu hijo)

Entre las cosas peligrosas que deberían probar los niños se incluyen cosas como pegarse los dedos con pegamento de contacto, chupar una pila de bajo voltage, meter un cd en el microondas,... y así hasta 50 !!!.

La verdad es que la premisa de la cual parte el autor es muy coherente:

Hay muchos peligros que son interesantes, reveladores, iluminadores o simplemente divertidos! Y si bien hay aspectos peligrosos en
prácticamente todo lo que hacemos, el truco está en aprender como el conocimiento reduce al mínimo el peligro.
Caminar es peligroso cuando empezamos como bebés, pero perseveramos y
se convierte en seguro. A continuación aprendemos a lidiar con las escaleras. ¿Por qué detenerse ahí? ¿Por qué no practicar y dominar el caminar por el tejado o caminar sobre una cuerda floja? Estos son sólo algunos de los cincuenta cosas peligrosas que le invitamos a probar.


Los médicos, psicólogos y pedagogos nos advierten sobre los riesgos de sobreproteger a nuestros hijos, donde se incluye la inmadurez y el retraso madurativo.

Cuando llegue el momento ¿ Dejaré a Alex que se caiga de la bicicleta ? Ufff, la verdad es que no lo se, pero desde luego no quiero sobreprotegerla y que el día de mañana sea una niña inmadura y desconectada de la realidad...

2 comentarios :

  1. Bueno, quizas la pregunta es ¿dejaste que se soltara a andar?

    Toda madre quiere lo mejor para sus hijos, sufre con sus golpes y desean que tengan una vida lo mas feliz.

    Yo he procurado y procuro acompañarles en el camino pero no hacerles camino, si caen, les animo a ponerse en pie y siempre procuro tener botiquín al alcance.
    vivir es caer y levantarse.
    Prefiero ver como aprenden a caer mis niños de pequeños en arena, que estar poniendoles almohadones constantemente y que al crecer, cuando no quieran o ya no pueda acompañarles, les toque caer solos en piedras afiladas.

    ResponderEliminar
  2. Es duro ver atu hijo sufrir, pero es cierto que la vida es un caer y volver a levantarse.


    Besinos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails