Hipnosis

jueves, 17 de septiembre de 2009

Ayer fui a visitar a mi amiga y a su hija recién nacida que se llama Sofia. Una vez más me descubrí a mi misma y a mi marido mirando como hipnotizados al bebé. Da igual que sea el tuyo propio o el de otra persona, siempre tienen ese efecto. Y eso que un bebé de apenas dos días no es que sea la alegría de la huerta... Pero tienen esa habilidad, la de hipnotizarte con sus gestos pausados.

4 comentarios :

  1. Creo que eso nos pasa a todos o al menos a la gran mayoría. Leí una vez que estamos "programados" para reaccionar ante un bebé de forma cariñosa. Es una forma de protección de la especie, un as en la manga de los bebés, mediante la cuál este se asegura, en cierta medida, el desarrollo hacia la edad adulta. Y si no fuera así, a ver que bebé sobreviviría a una de esas noches de llanto contínuo, jejeje.
    Creo recordar que no sólo se producía esta sensación con los bebés, si no con los cachorros de otras espécies. Si nos fotografiasen cuando vemos la imagen de un gatito nos daríamos cuenta que la cara que ponemos es la misma.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues que ingeniosa la naturaleza!!! aunque podría alargar esa programación hasta que tengan 30 años...( más que nada por que a más de uno lo estrangularias antes...)
    Por cierto, bienvenido al blog. Me he pasado por el tuyo y me ha gustado mucho. Enhorabuena por la futura paternidad.

    ResponderEliminar
  3. Gracias LadyA

    vamos a ver si como dicen en mi pueblo "No salimos trasquilao" jajaja

    ResponderEliminar
  4. Uno no les puede "quitar el ojo de encima". :D

    Un abrazo,

    Lu

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails