La inteligencia maternal

miércoles, 12 de agosto de 2009


Hasta hace poco pensaba que el hecho de ser madre me había convertido el cerebro en una especie de blandiblu.

Me he vuelto olvidadiza, estoy como atontada la mayor parte del día ( creo que esto también podría atribuirse a la falta de sueño, o tal vez yo ya era así antes???)

Por suerte siempre hay alguien que da una visión positiva a todos los males de las mamas primerizas. En este caso una periodista de investigación, Katherine Ellison, nos demuestra que , al contrario de lo que mucha gente piensa, ser madre no te atonta, más bien al contrario. El hecho de afrontarnos a nuevas situaciones nos obliga a desarrollar unas nuevas capacidades y habilidades que perduraran a lo largo del tiempo. En su libro, K. Ellison habla de inteligencia entendida como perspicacia, habilidad para combatir el estrés, motivación, eficiencia, e inteligencia emocional. Todo ello es aplicable tanto a la maternidad como al trabajo, por lo que las madres tendrían que ser mejor valoradas en el mundo laboral


“Desde un punto de vista neurológico, para el cerebro tener un hijo implica una revolución. Cambia la vida porque presenta desafíos físicos, mentales y mecánicos: tienes que responder a infinidad de desastres a un tiempo. Y como todo reviste una gran importancia, es lógico que sea una época de aprendizaje y de cambios mentales. Pocas cosas harán más por tu cerebro que tener un hijo”
Michael Merzenich, pionero en el estudio del desarrollo cerebral de la Universidad de California
“En cambio, aunque muchas madres creen que han perdido células cerebrales con la placenta, esto no encaja en absoluto con la pura lógica de la evolución.En ningún momento de la vida, una mujer debería estar tan alerta y consciente como cuando está protegiendo y alimentando a un recién nacido.
Esta perspectiva empezó a interesarme poco después de tener a mi segundo hijo, en 1998, cuando leí acerca de los estudios pioneros realizados por dos neurocientíficos que trabajaban en Virginia. Craig Kinsley y Kelly Lambert, padres ambos, comparaban la función mental de las ratas hembras que nunca habían dado a luz con la de ratas que habían tenido más de un par de camadas. Enseguida se vio muy claro que las ratas madres aprendían más deprisa y recordaban con más eficacia el camino en un laberinto. Es más, la repetición de las pruebas demostró que la mejora de las madres en destreza mental les duraba toda la vida, mucho después de terminar de cuidar a sus últimas crías. Para explicar esas mejoras, que ellos mantienen que se producen tanto en humanos como en animales, Kinsley y Lambert se centraron en dos mecanismos de la maternidad que podían ser potenciadores del cerebro: las hormonas y la estimulación”
Katherine Ellison

7 comentarios :

  1. Muy bueno!aunque a mi me pasa como a ti, será la falta de sueño, pero me siento como un poco atontada o quizás abrumada por tener tantísimas cosas en la cabeza. A todo esto, se une que todavía no me he ido de VACACIONES (es lo único que tengo en mente ahora).

    Gracias por la información.

    Besos

    Begoña

    ResponderEliminar
  2. Espero que pases unas felices vacaciones, Begoña !!!!

    ResponderEliminar
  3. si es verdad, al ser mama, debes concentrarte tanto en tu hijo, los peligros, deberes y demas que te olvidas de muchas cosas, yo ultimamente me olvido de mi desayuno!!

    ResponderEliminar
  4. Yomadre, tienes razón, pero yo no perdono nunca la comida... je,je,je ;)

    ResponderEliminar
  5. A mí me pasó igual después de dar a luz pero creo que fue debido a la falta de sueño y al cansancio inmenso que sentí durante los primeros seis meses. ¿Y sabes? No sé si a ti te pasaría pero a mí en este segundo embarazo (estoy de 11 semanas) me está pasando algo similar. La media neurona que me queda debe estar mareada porque llevo un mes que soy incapaz de leer un libro (y eso para una devoradora de libros como yo es muchísimo).
    De todos modos, como consuelo, ese despiste que se sufre tras el parto tiene cura: simplemente el paso del tiempo y, sobre todo, el descanso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Laky, mi hija ahora tiene 18 meses y el tema a mejorado un poco... supongo que mi cuerpo ya se ha habituado a dormir a ratos, así que ahora tengo algo más de memoria...o al menos no soy tan olvidadiza !!!

    ResponderEliminar
  7. Hombre, yo en el tema "ser madre" si que me veo ágil y "espabilada". En los demás, ya te digo que estoy más "pa'llá que pa'cá".

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails