¿Soy una mala madre?

miércoles, 22 de julio de 2009


La semana pasada mi hija sufrió su primer accidente infantil : se cayó de cabeza al suelo desde la cama. Y no será por falta de información, nos bombardean por todos sitios que no dejemos a los niños solos en sitios elevados, pero como mi hija no se mueve excesivamente... Total, que la dejo sentadita en la cama, el papá estaba por allí controlando, yo tenía prisa porque tenía hora en el médico y después piscina, con lo cual estaba preparando la bolsa con las toallas y demás. El papá se queda a medio camino entre la cocina, donde estaba yo, y la habitación donde estaba Alex. Oímos un golpe sordo, nos dio un vuelco el corazón y, efectivamente, Alex estaba en el suelo. Por suerte la cama no es muy alta, ni siquiera le salió un moretón, pero el llanto de mi hija... no lo olvidaré nunca. Hubiera sido de esperar un lloro más fuerte, pero era apenas un gemido, sin muchos decibelios... Por suerte ella no lo recordará, aunque yo si y nunca más voy a perderla de vista

4 comentarios :

  1. Hola cariño, no, no eres una mala madre. A todas nos ha pasado lo mismo, de pronto un día nuestros bebés comienzan a moverse y ¡plof! No digo que no haya que tener cuidado, pero tampoco te castigues. A tu pequeña aún le quedan muchos cosquis, ya verás cuando empiece a andar...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Pienso que solo con pensar en si lo eres o no de esa forma, hace ver que no lo eres.

    Creo que son cosas que nos toca pasar alguna vez a todos. Por suerte son males menores.

    A mi me pasó más o menos lo mismo que a ti con mi primera nena. Yo estaba sola en casa con ella, eran las 3 de la madrugada y la notaba muy inquieta, vi que tenia caca y fui a cambiarla en la penumbra. Tenia unos 4 meses y aunque la enrredaba ella seguia dormidita. Yo a su lado sin separarme, dejé de mirarla un momento, para coger el pañal limpio y escucho un golpe seco y enseguida se puso a llorar. me dió un vuelco en el estomago, la cogi la miré por todos lados, la abrace, me fuí al salón con todas las luces encendidas, preocupadisima, su lloro era suave y enseguida se calmó, yo más asustada aun intentando que no se durmiera, mirandola por todas partes, moviendo articulaciones.
    Me pasé toda la noche en el sofa con ella sin dormir y ella ni un moratón, rojez, ni nada. Si cuando dicen que son de goma...

    No tenemos que castigarnos, hay cosas que son inevitables, hay que estar pendiente pero sin obsesionarnos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias,Magda y mamadelola, sois unos soles !!!

    ResponderEliminar
  4. Aunque no sé si te consuela....pasa hasta en las mejores familias!!!Los niños cuando empiezan a moverse no paran y son más rápidos que nosotros. Hay que extremar las precauciones pero tampoco hay que sentirse culpable....seguro que no te vuelve a pasar (o al menos no de la misma manera). A mí la pequeña Irene se me cayó de la cama a los 4 meses y medio, cuando en teoría todavía no se volteaba (claro no voltean hasta que un día lo hacen y se caen...).
    Por cierto no sé si te has leído el libro que muestras, a mí me gustó mucho.
    Un saludo
    Amalia

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails